lunes, 23 de mayo de 2011

Red River Jamboree

Mediados los años 50 un nuevo festival de música surgió a imitación de otros de estilo country que poblaban el sur de los Estados Unidos, pero en este caso ya más centrado hacái el rock & roll y el rockabilly, pudiendo ser considerado el pionero en la casi exclusividad de estos géneros; era el Red River Jamboree, que se celebraba en Paris, en pleno corazón de Tejas. Estaba producido por el comediante y tañedor de banjo Roy Glenn y era transmitido por la emisora local KFTV y solía estar presentado por el pincha-discos Pee Wee Reid. Reid era un indio que había tenido su propia banda de música desde los años 40, en la cual tocaba el contrabajo, y que gustaba de abrir el espectáculo tocando algún tema propio, a veces incluso acompañado por el propio Glenn. Con este estrafalario comienzo empezaba el concierto, teniendo lugar el primero de ellos el 18 de octubre de 1956. Empezaba a las siete y media de la tarde de los jueves en la Plaza Sur de la Ciudad, un poco en las afueras, y era más una promoción comercial gratuita llena de anuncios y tiendas que un verdadero concierto de rock & roll. Pero conforme su popularidad fue en aumento se cambió el horario a las ocho de la noche de cada sábado, y se prolongaba su duración a unas tres horas más o menos en el Coliseo del recinto ferial. Más tarde aun se hizo una pre-fiesta, no transmitida, de unas dos horas al mediodía del mismo sábado. En un principio solo aparecían artistas locales como Nan Castle, Los Case o los hermanos Shelton, y aunque seguía incluyendo mucho hillbilly como relleno el rockabilly ya era la parte primordial del espectáculo. Adolescentes del estado y de fuera venían cada fin de semana y pronto grupos como Willie Harris & his Ramblers, efímera pero popular banda tejana de rockabilly, se hicieron habituales de su escenario. Luego grandes estrellas como Jimmie Rodgers o Ernst Tubb tocarían allí, e incluso el dúo George & Tammy le dedicarían una canción al evento, pero la verdad es que con la decadencia del rockabilly a finales de los años 50 el festival cayó en un declive que le llevaría a la desaparición como tal, pasando a convertirse en un programa pregrabado para la televisión canadiense lleno de artistas de música country o hillbilly, desde 1960 (reemplazando a su equivalente local "Country Hoedown") y hasta 1965, en que fue sustituido por "Country a go go". Luego, ya en los años 80, unos desaprensivos compraron los derechos del nombre y el festival se convirtió en un reaparecería al amparo del revivalismo de los festivales de rockabilly, se intentando recuperar su espíritu original.

Los Shelton Brothers solían hacer de teloneros en un número algo humorístico.