jueves, 27 de enero de 2011

The Spiders (Nueva Orleans, 1953 - 1957)

Un grupo de jóvenes estadonidenses, articulado en torno a los hermanos Carbo, se reunía los fines de semana para cantar gospel en las iglesias haciéndose llamar The Zion City Harmonizers, aunque ya para 1951 se habían cambiado el nombre a The Delta Southernaires. Un buen día les oyó un caza-talentos del estudio de grabación J&M y se los llevó con él para una audición. Les gustaban sus voces pero tenían que dejar de lado los espirituales y centrarse en el rhythm & blues, que era lo que la gente quería, así que les dijeron que se fueran y cuando tuviesen un par de canciones de ese estilo, volviesen. Así lo hicieron, aunque les costase perder a su pianista que no quería hacer música profana, y grabaron una serie de temas con la colaboración de los mejores músicos del estudio, grandes maestros entre los que se encontraba ese genio que es Dave Bartholomew. Se rebautizaron The Spiders (simplemente porque mientras ensayaban la mujer de uno de los Carbo gritó porque había una araña enorme) y de aquella sesión salió el single "I didn´t want to do it" (1954) que fue editado por el sello Imperial. Fue un sorprendente éxito que llegó al número tres de las listas de rhythm & blues y que inevitablemente llegó a oidos de su iglesia que los expulsó por hacer aquel tipo de música. Bartholomew se llevó a Chuck Carbo con él en uno de sus viajes a Hollywood, pues la discográfica veía posibilidades en lanzarlo como solista, y cuando volvió el resto del grupo no le dirigía la palabra por haberles dejado en tierra, algo injusto pues lo que no sabían es que Chuck había rechazado la proposición para estar con sus amigos. Su siguiente single, "I´m slippin´ in", ya giraba hacia el doo-wop más animado y rockeril (aunque el resabio gospel siempre les quedaría como una especie de sello de fábrica) y llegó al número 6 de las listas de R&B, por lo que se les consiguió una serie de importantes conciertos en California que habrían significado su salto al estrellato definitivo. Por desgracia el hijo de Chuck cayó gravemente enfermo, y murió, cancelándose la gira. Chuck (que cuando se recuperó algo de la pena se dedicó a cantar en solitario en locales de Nueva Orleans) no fue el único en dejar el grupo y otras sustituciones vinieron, cambiando algo el sonido del conjunto, aunque ello no se notó demasiado en las listas de éxitos, pues "21" llegó al número 9 en las de R&B y consiguieron buenos conciertos, uno de ellos teloneando a Chuck Willis. Finalmente Chuck Carbo regresó al grupo y su "Witchcraft" (1955) llegó al número 5 de las listas nacionales de R&B, pero ya el ambiente estaba enrarecido, ya no eran todos los amigos originales e imperaba la desconfianza. De hecho ahora si quería Chuck iniciar una carrera en solitario en complicidad con la discográfica y algunos de los sub-siguientes singles fueron acreditados como Chuck Carbo & the Spiders o como The Spiders with Chuck Carbo, a pesar de que a veces el grupo ni siquiera grabó sus voces (las hacia Joe Gaines, de Los Hawks). Chick, el otro Carbo, dejó entonces el grupo para intentar él también una carrera en solitario y claro, ya sin ataduras, Chuck hizo lo propio ahora ya claramente, llevándose con él al nuevo barítono de los Spiders y completando sus coros con uno de los miembros de Los Sha-Weez. Ambos hermanos fracasaron en sus carreras y mientras Chuck insistía penosamente (así siguió hasta los años 90), Chick volvió a reunir a algunos Spiders para un single pésimo a principios de los años 60, pero al poco cada cual volvió a su camino, dejando la música. A día de hoy todos los Spiders originales han fallecido, el último de ellos Chick Carbo en 2008.
Músicos: Hayward "Chuck" Carbo (solista), Joe Maxon y Bill Moore (tenor), Matthew "Mac" West e Issacher "Izzycoo" Gordon (barítono), Oliver Howard (voz bajo), Leonard "Chick" Carbo (voz bajo y solista), Dave Bartholomew (piano), Lee Allen (saxo) y Earl Palmer (batería).

"I´m slippin´ in"