lunes, 3 de enero de 2011

Rory Storm (Liverpool, 1939 - 1972)

Su verdadero nombre era Alan Caldwell y su único antecedente musical en la familia era que a su padre, limpiaventanas y celador de hospital, le gustaba cantar a los pacientes para alegrarles el día. Alan, como muchos de los adolescentes ingleses de su época se interesó vivamente por el rock & roll y empezó a meterse en el mundillo rocker de su ciudad, Liverpool, entonces el más potente de Inglaterra. Así es como conoció a otros chicos de con sus mismas inquietudes, como Paul McCartney, y como su hermana se casó con el líder del grupo más prometedor de la zona, Shane Fenton & the Fentones. Pero Alan no era el típico rocker borrachín y pendenciero, sino todo un deportista abstemio que jugaba al fútbol (era el capitán del equipo), patinaba, nadaba y ganaba competiciones de atletismo, prefiriendo siempre volver a casa corriendo después de los conciertos o del trabajo (era vendedor de algodón) a que le llevaran en coche. A pesar de ser tartamudo, o quizá por ello, decidió formar un grupo de skiffle junto a su amigo Johnny Byrne, y es que mientras cantaba, como les pasa, no tartamudeaba en absoluto. El nombre de la banda fue Dracula & the Werewolves, aunque un poco más tarde lo cambiaron a Al Caldwell´s Texans, y más tarde aun a The Raving Texans. Al creó un club social para promocionar su estilo de rock & roll, llamado The Morgue Skiffle Club, en un viejo edificio que había decorado de un modo tan macabro que sería muy del gusto de los psicobillys de hoy. Allí tocaban grupos todos los martes y jueves, incluido el suyo y Los Quarrymen de su amigo McCartney. Al grupo de Alan intentó entrar un chaval llamado George Harrison, pero la madre de aquel no le dejó aceptarlo por ser todavía un niño (de todos es sabido que entonces Harrison se fue a Los Quarrymen, luego rebautizados como Los Beatles). Mientras tanto la policia cerró el club por los ruidos pero Alan lo reabrió rapidamente sin los permisos pertinentes en un gesto de rebeldía que le hizo ganar una gran reputación entre los rockeros de la región. En abril de 1958 marchó a Londres a una competición de cross (aun pensaba dedicarse profesionalmente al deporte) y durante su estancia tuvo el honor de ser invitado a cantar en un concierto de Chas McDewitt, uno de los reyes del skiffle, que además iba a ser radiado a buena parte del continente. Esto le animó a poner más énfasis en su vertiente musical y, tras fichar al batería de Los Darktown Skiffle, Ritchie Starkey (que antes había estado con el grupo de Eddy Clayton) y dejar el grupo su guitarrista Paul Murphy (que se fue a Los Galvinisers, luego Banshees y más tarde aun The Onlookers), rebautizó a su banda como Al Storm & the Hurricanes, cambiándose ya el apellido artístico por uno más sonoro (storm significa tormenta), aunque más tarde completaría la transformación nominal pasando a Jeff Storm y, finalmente, a Rory Storm. Por el camino su bajista Spud Ward dejó el grupo para unirse más tarde a Los Swinging Blue Jeans, con los que triunfaría brevemente. El caso es que Rory Storm & the Hurricanes ganaron el segundo premio de un importante concurso amateur y en seguida les llovieron las ofertas para actuar por toda la ciudad. Pero el rock & roll estaba prohibido en muchos locales en esos momentos debido a los incidentes violentos protagonizados por rockers y teddy boys, clientela no deseable en muchos establecimientos. Sin embargo, y contra lo pactado en el mítico club The Cavern, Los Hurricanes se lanzaron a tocar versiones de rockabilly ante el estupor de clientes amantes del jazz y del skiffle más clásico y sobre todo del dueño del local, que veía como el público les tiraba de todo sin que ellos por eso dejasen de tocar. El ser despedidos de esa forma les mereció la pena pues fueron contratados como los más indicados para telonear a Gene Vincent en su concierto en la ciudad el 3 de mayo de 1960. Tras ello fueron seleccionados para una audición para ser la banda de apoyo de la estrella Billy Fury, pero Rory no quiso una impersonal prueba sin el astro presente y rehusó. Fueron contratados entonces como banda fija en un residencial en Gales que tenía un escenario para tocar rock & roll. Era un suculento contrato (aunque tenían que tocar 16 horas a la semana) pero Starkey no quería dejar su ciudad y trabajo fijo, por lo que Rory hubo de convencerle diciéndole que allí habría chicas a porrillo y que, además, él podría cantar algunas de las canciones. Aceptó y se cambió el nombre artístico a Ringo Starr. Después fueron reclamados en Hamburgo, nueva meca del rock & rol europeo, para sustituir a Derry & the Seniors, que se volvián a Inglaterra, y se llevaron con ellos a Los Beatles como sus teloneros. Pero el rockabilly de Rory era tan salvaje que en un club, saltando encima del piano mientras cantaba el "Blue suede shoes", el escenario entero se derrumbó y el dueño suspendió la actuación. Los chicos se fueron a tomar café enfrente, pero el dueño, que se había ido enfureciendo más conforme la clientela pedía que les devolvieran el dinero, mandó a sus gorilas a que les dieran una paliza con porras y puños americanos. Mientras se reponían, su bajista Lou Walters contactó con un estudio para grabar algunos temas del grupo a ver como salían. Como solo Starr pudo tocar, se recurrió al resto de los Beatles para completar la grabación y asi fue como estos contactaron con Ringo que poco después, y de forma gradual, se les uniría de forma permanente sin que el anterior batería de los Beatles, el orgulloso Pete Best, quisiera unirse a Los Hurricanes como si fuese el inanimado objeto de un vulgar trueque (también por esta época Los Hurricanes perdieron a su bajista y a un nuevo y efímero batería que se marcharon a Kingsize Taylor & the Dominoes). Rory Storm volvió a Inglaterra para asistir al entierro de su cuñado Fenton, fallecido por una complicación de unas fiebres reumáticas cuando solo tenía 18 años (el resto del grupo se haría conocido llamándose Alvin Stardust). Con los Hurricanes, ahora sin batería fijo (algunos de ellos procedían de The Eyes, Four Clefs o The Peddlers, otros se fueron a The Artwoods, Silhouettes, Thunderbeats o a Quantum Jump,...), fueron teloneros de Little Richard (1962) e incluso aparecieron en un documental de la televisión. Rory, simpático como pocos, extravagante en el vestir (trajes de lamé de oro al estilo Elvis, o incluso fluorescentes) y egocéntrico en el actuar (una vez fue detenido haciendo una pintada que decia "Amo a Rory"), se cambió el nombre legalmente a Rory Storm y bautizó la casa familiar como Stormville, mientras se dejaba ver conduciendo un descapotable rosa. Sus actuaciones también eran espectaculares, en una ocasión aparecio con un mono titi, en otra atravesando un cristal, otra vez se rompió una pierna al caerse de una de las columnas del teatro a la que se había subido y otra vez, en una actuación en los baños de New Brighton, actuó en bañador turbo de competición, tirándose a la piscina al acabar y siguiéndole todo el mundo (esto también lo hice yo en un concierto de Los Firebirds, que risa). Finalmente ganaron una votación como mejor grupo de la ciudad... hasta que se descubrió que muchos de los votos los había hecho el propio Rory (el mismo rotulador verde de trazo le delataba). Ficharon por discos Oriole, que les editó solo dos singles, "Dr. Feelgood" (1963) y "America" (1964), que no tuvieron mucho éxito a nivel nacional a pesar de que se habían adaptado un poco el mersey beat de sus amigos los Beatles, que ya había triunfado plenamente. Ficharon a Vince Earl, líder de Los Zeros & the Talismen, y se fueron de gira por Alemania, haciendo ahora el mismo rockabilly de antaño pues, pensaron, de perdidos al río. Pero Earl dejó el conjunto para irse a Los Connoisseurs, debiendo fichar ahora al bajista de Mark Peters & the Silhouettes, que a su vez se fue poco después a The Phase Three, trayendo entonces al de Los Cruisers una breve temporada. Ya sin batería ni bajista fijo el colmo fue cuando, en 1967, su guitarrista Ty O´Brien se desmayó durante un concierto y falleció poco después en el hospital como consecuencia de una apendicitis aguda. Rory, desolado, disolvió los Hurricanes y se metió a pincha-discos unos meses. Intentó formar un nuevo grupo, pero el fracaso en esta empresa le hizo decidirse a venir a Benidorm a trabajar como monitor de ski acuático. Después marchó a Amsterdam y allí le sorprendió la muerte de su padre. Buen hijo, regresó a Liverpool para estar con su madre. Podrían así cuidarse mutuamente pues Rory había cogido una infección de pecho muy fuerte que le obligaba a ingerir pastillas y que le impedía dormir con normalidad, algo que le llevó a empezar a beber, una de las pocas cosas que le hacían conciliar el sueño. El 28 de septiembre de 1972, pocos días después de su 33 cumpleaños, Rory y su madre fueron encontrados muertos en Stormville en sus respectivas camas. Se pensó en una muerte accidental por gas, pero las autopsias revelaron que Rory había muerto mientras dormía, seguramente al no darse cuenta que no podía respirar por culpa de las pastillas, y que su madre, al encontrarle muerto, se suicidó ingiriendo una gran cantidad de las pastillas de su hijo. Al emocionante entierro de El Rey de Liverpool acudió toda una multitud (Ringo no fue y al ser preguntado porqué, dijo, el muy gilipollas, "Tampoco estuve cuando nació". Tendría sus razones pero esa no es respuesta) que cantó a coro al ser trasladado el féretro el "You´ll never walk alone" (Nunca caminarás solo), himno oficioso del Liverpool, el equipo de sus amores, y tema grabado por Elvis, entre otros. Se me ponen los pelos como escarpias solo de imaginarlo. Al año siguiente Billy Fury hizo de Storm en la película "That´ll be the day" y en 1987 se estrenaría un musical sobr él llamado "A need for heroes". Byrne es ahora conductor de ambulancia y Walters trabaja en un manicomio.
Músicos: Rory Storm (voz y guitarra acústica), Paul Murphy, Johnny "Guitar" Byrne, Ty "Brian" O´Brien y Adrian Lord (guitarra), Reg Hale (tabla de lavar), Jeff Truman (proto-contrabajo), Spud Ward, Lou Walters, Bobby Thompson, Vince Earl, Dave May y Karl Terry y Keith Karlson (bajo), Richard Starkey, Gibson Kemp, Brian Johnson, John Morrison,, Keef Hartley, Ian Broad, Trevor Morais, Jimmy Tush y Carl Rich (batería) y Brian Epstein (coros).

"I can´t tell" (1963).

1 comentario:

Cuchillo dijo...

Impresionante post. Una vida de puro Rock'N'Roll.