miércoles, 22 de diciembre de 2010

Mabel King (Charleston, 1932 - Los Angeles, 1999)

Su nombre completo era Donnie Mabel Elizabeth Washington y nació en un suburbio del sureño estado norteamericano de Carolina del Sur, rodeada por los cánticos espirituales y por el blues más puro. Siendo aun una niña su madre se la llevó consigo a Nueva York, en busca de un trabajo digno, estableciéndose en el barrio de Harlem, que en esos primeros años 40 era un hervidero musical de rhythm & blues, aunque en su primera adolescencia se decantó por el gospel. Pronto, sin embargo, se contagió de los nuevos ritmos y empezó a actuar en algunos clubs, destacando en seguida por su portentosa voz. Cuando se casó con Melvin King, adoptó el apellido del esposo, como se hace allí no se porqué, y lo mantuvo durante toda su carrera artística a pesar de que se divorció no mucho más tarde. Tampoco ella se mantuvo ajena a la llegada avasalladora del rock & roll y, como era lógico, derivó su estilo hacia él . La fichó George Goldner, de discos Rama, y su primer single, "Alabama rock´n´roll" (1956), es una muestra de su rutilante talento que, aunque no fue un gran éxito nacional, si sirvió para que Alan Freed se la llevase de gira con su espectáculo itinerante en el que estaban algunas de las grandes estrellas del género. El segundo single de Mabel con Rama, "Second hand love", era un excelente tema algo más pausado, sin embargo la ruina de Rama, la caida en desgracia de Freed (por el escándalo payola) y la decadencia del rock & roll y el rockabilly a finales de los años 50 hizo que Mabel optará por asegurarse volviendo a cantar rhythm & blues en clubs de Harlem. Fichó entonces por la modesta discográfica Damy, donde grabó el single "Lefty" (1962), que no tuvo ninguna repercusión. Pero cuando los musicales de Broadway experimentaron un nuevo auge a mediados de los 60 se empezó a recurrir a la voz de Mabel, totalmente necesaria para algunos estrenos. Así es como empezó una nueva carrera en los escenarios, triunfando totalmente gracias a sus papeles en obras como "Hello Dolly" (1967) o "The wiz" (1975). Fue llamada al cine también para hacer las versiones cinematográficas de los papeles que ya había representado en la tarima, pero siempre prefirió el teatro, lugar donde en los años 80 ya era una verdadera estrella y, en menor medida, la televisión. Sin embargo, enferma de diabetes, sufrió un colapso en 1989 y a partir de ahí entraría en barrena sin poder volver a actuar jamás. Primero hubo que amputarle una pierna y después la otra, hasta que finalmente falleció cuando solo tenía 66 años de edad.
Músicos: Mabel King (voz) & the Royale Cita Chorus.

"Alabama rock & roll".