miércoles, 10 de noviembre de 2010

Los Javelin (Caracas, 2001 - 2006)

Venezuela no ha sido un nunca un país tradicionalmente rockero, si exceptuamos el tangencial resabio elvisiano del Puma, axfisiado, como tantos otros paises caribeños y sudamericanos, con los horribles ritmos latinos que infectan el continente, horrible plaga que en forma de salsa, cumbia, merengue, reguetón o como quieran llamarla, no merece ni siquiera ser llamada música. Es por eso que aquellos que consiguen sustraerse a ello demuestran una independencia de ideas y una resolución mucho más meritoria que la de otros rincones del planeta. Ejemplo de ello son los representantes del nuevo movimiento rocker que se extiende por Sudámerica a finales del siglo XX y principios del XXI. En Venezuela concretamente, sin apenas tradición en el género, destacan Los Javelin (es el nombre de un misil), que se formaron en el año 2001 dando rienda suelta a sus inquietudes no solo rockabilleras, sino también del rock & roll clásico y de la música surf instrumental, siendo practicamente pioneros y mejores representantes en este último género en su país. Pronto editaron una primera maqueta, Los Javelin prácticamente se convierten en los pioneros del surf rock and roll hecho en Venezuela. Con apodos tales como Capitán Misterio, Barracuda, Dr. Staccatto o Reverendo, y con la inclusión del batería del conocido conjunto Los Mentas, estos músicos demuestran su adoración por la sub-cultura underground y de los tebeos, derivando también en ocasiones a un derivado de estos, el psicobilly e incluso el punk, demostrando que la corriente revivalista llamada ola surf-punk también llega a esos lares. Sus conciertos, en principio muy minoritarios, van ganando adeptos, jóvenes ansiosos por escuchar esa clase de música, y pronto su maqueta se multiplica al ir pasando de mano en mano, a gran velocidad. Este fenómeno no pasa desapercibido al modesto sello independiente Radio Pirata y les graban su primer disco, "Surfabilly & Roll" (2005), cuyo título lo dice todo, tras algunos cambios en la formación. La buena acogida que tuvo les lleva a una gira por Europa del Este e Italia, donde sorprenden a la audiencia por su energía y por su sentido del humor y su valentía a la hora de versionear temas, en principio tan poco relacionados con el rock, como el caribeño "Moliendo café". También agrada su frikismo estético tarantinano y del cine policiaco de los años 60. Luego triunfan también en su gira brasileña pero, de forma sorprendente, anuncian la desintegración de la banda poco después por problemas aun poco aclarados. Uno de ellos, Barracuda, apodo del bajista Juan La Riba, decide continuar con el grupo haciéndose con el nombre en el registro y fichando a nuevos integrantes. El resto del grupo se une para formar un nuevo proyecto que, a día de hoy, aun no ha cuajado mucho.
Músicos: Joan "Barracuda" La Riba (bajo), Harold "Dr. Staccatto" Quevedo, Carlitos Del Valle y Nerio Borges (guitarra), Eduardo "Capitán Misterio" Guerrero y Richard "Chicha" Blanco (batería), Hector "Mr. Suave" Bastardo (saxo), Francisco Díaz (teclados), Kevin Alba, Johnny Rojas y Richard Márquez (trompeta) y Juan Carlos Hernández (percusión).


"Psycho silbón" (2005)