jueves, 18 de noviembre de 2010

The Four Aces (Pennsylvania, 1949 - 1964)

Mientras servía en la marina estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial, Al Albertini (que ya había cantado en programas de aficionados en la radio), trabó amistad con otro apasionado de la música jazz y swing, el saxofonista aficionado Dave Mahoney. Tras su licenciamiento al terminar el conflicto buscaron otros dos tipos italoamericanos, Sod Voccaro y Lou Silvestri, para formar un conjunto instrumental. Pronto se dieron cuenta que tocar no era lo suyo, pero que en cambio se les daba bien hacer armonías vocales, así que aparcaron los instrumentos para transformarse en cuarteto de proto-du-duá llamado The Four Aces, Los Cuatro Ases, todavía muy amarrados al ritmo del jazz y del swing que se hacía en los años 40. Se dedicaron a tocar en fiestas populares y en clubs de todo tipo hasta que los compositores Hoven y Shull les oyeron y pensaron que serían el combo perfecto para triunfar con su tema "(It´s no) Sin". Pero ninguna discográfica les aceptaba así que Alberts (como se reabutizó Albertini) fundó una compañía propia, Victoria, y así es como "(It´s no) Sin" (1951) vendió de forma sorprendente más de un millón de copias y llegó al número 4 de las listas. Fichados ahora por la poderosa discográfica Decca, que se apresuró a ponerles acompañamiento de orquesta, su siguiente single, "Tell me why", fue un éxito aun mayor. Después vino la balada orquestada "Perfidia" y el ya más doo-wop "Heart & Soul" (1952), que les convirtieron en el grupo vocal más aclamado de los primeros años 50, sirviendo de enlace entre el rhythm & blues vocal y el du-duá puro y convirtiéndoles en auténticas estrellas con frecuentes apariciones televisivas. Después vinieron sus archiconocidos temas "Heart of my heart", "Stranger in paradise" (que llegó al número dos de las listas) y su excelente versión del "Mr. Sandman". Llegaron a la cumbre con sus tema de las películas homónimas "Three coins in a fountain" (1954) y "Love is a many splendored thing" (1955), las cuales alcanzaron el número uno y ganaron el oscar a la mejor canción, justo antes de que el rockabilly más salvaje les relegara a un segundo plano primero, y al olvido después, entre el favor de los jóvenes, a pesar de intentos de adaptación como "Rock and roll rhapsody" (1958). Esto hizo que Alberts dejase el grupo para empezar una carrera en solitario que no le reportó gran cosa a nivel nacional, pero si le convirtió en una estrella local gracias a la breve popularidad de su tema "On the way to Cape May" (1960) y a un programa propio de televisión donde presentaba a talentosos músicos adolescentes, sobre todo nuevos credores de bailes de moda al estilo twist. Fue sustuido en los Aces por Fred Diodati . El resto de miembros originales fue abandonando el grupo de forma escalonada hasta el punto que para mediados de los años 60 ya no quedaba ninguno de los fundadores y Diodati se convirtió, pues, en líder de un sucedaneo de Aces reclutando a otros cantantes para suplir las bajas. Diodati y sus nuevos compañeros se hicieron con los derechos del nombre del conjunto legalmente, de modo que cuando los originales planearon reunirse para volver a los escenarios en 1975, tuvieron que ponerse el multi-explicativo nombre de The Original Four Aces featuring Al Alberts. Siguieron actuando bajo ese título hasta 1987, año en que se retiraron del espectáculo por diversos problemas, excepto Alberts, el cual siguió cantando en clubs y bares mientras su salud se lo permitió. Murió en el año 2009 de una afección renal.
Hay que tener un poco de cuidadín pues existieron otros tres grupos anteriores llamados The 4 Aces, estos escritos así, con número en vez de letra. Todos son de rhythm & blues vocal y se extinguieron antes de que el rock & roll siquera hubiera nacido. Del primero de ellos apenas se sabe nada, excepto que grabaron un único, aunque muy buen single llamado "Rhythm is our business" (1933). El segundo era tejano y se creo en 1938. Liderado por un ex-integrante de Los Futuristic Four, empezó cantando espirituales y armonías cerradas conocidas como barbershop tunes, hasta que añadieron piano y guitarra y pudieron editar algunos singles de R&B en los años 40, entre los que destaca la sensacional y personal balada "Cherie" (1947) y algunos postreros temas de swing y boogie-woogie, que prometían un magnífico grupo de doo-wop si se hubieran mantenido unidos (incluso grabaron un tema hillbilly que nunca se editó) más allá de 1955. El último de Los 4 Aces a destacar era un cuarteto que interpretaba en el ejército americano para animar a las tropas destinadas en Asia durante la Segunda Guerra Mundial y que destacaban por alternarse al cantar en los dos únicos micrófonos en escena. Al terminar el conflicto se disolvieron y no se volvió a saber de ellos.
Músicos: Al Alberts y Fred Diodati (solista), Dave Mahoney (tenor), Rosario "Sod" Voccaro (barítono), Lou Silvestri (voz bajo) y las orquestas de Owen Bradley y Jack Preiss.

La fenomenal "Heart & soul".

1 comentario:

sebas dijo...

recuerdo otras versiones, como the Boppers, o belmonts...pero conocía esta, muy buen post, como siempre