viernes, 6 de agosto de 2010

The Flairs (Los Angeles, 1953 - 1955)

Cornell Gunter y Richard Berry tenían a principios de los años 50 en Los Angeles un grupo de rhythm & blues vocal llamado Los Flamingos pero la llamada a filas, los cambios en la formación (Alex Hodge se fue a Los Platters) y, sobre todo, la irrupción triunfal de los Flamingos de Chicago hizo que tuvieran que disolverse. Paralelamente otro grupo similar trataba de abrirse paso ante problemas parecidos en California, eran Los Debonaires, los cuales ficharon al propio Berry para sustituir a una de sus bajas. Otra de esas bajas fue Arthur Lee Maye, el cual prefirió dedicarse al beisbol profesional, aunque de vez en cuando haría sus gorgoritos con Los Crowns en el futuro. Finalmente Berry les presentó a Gunter y este pasó a formar parte del grupo. Gunter se puso manos a la obra y contactó con los hermanos Bihari, de discos Modern, los cuales les ficharon instándoles a grabar cuando terminaran el instituto al verano siguiente para no tener problemas con sus padres. Así lo hicieron grabado en la subsidiaría Flair, por lo que les cambiaron el nombre a The Flairs, tras desechar finalmente el de Hollywood Bluejays con el que habían grabado una maqueta. Su primer single, "I had a love" (1953), era una balada que llevaba ya en la cara B un temprano rock and roll, "She wants to rock". Pronto se vieron haciendo de teloneros de Johnny Ace y su single fue un éxito local, aunque Berry ya empezaba a destacar sobre el conjunto y a grabar algún tema en solitario para lanzamientos futuros. Inexplicablemente, cortando así su buena racha, su siguiente single fue editado bajo el nombre de The Hunters, desconcertando a sus posibles fans hasta el punto que apenas tuvo repercusión. Se trato de volver a llamarse The Flairs, sin resultado, y entonces se les ocurrió darle más protagonismo al más gracioso de sus componentes, Obie Jessie, acreditándose ahora como Young Jessie en el single "Lonesome desert" (1954). Como esto tampoco fue una gran idea volvieron a ser Los Flairs, aunque no era obstáculo para que un ambicioso Berry formase un trío musical con Arthur Lee Maye y Johnny Coleman que se hacía llamar The 5 Hearts, si, cinco (?), y también un dueto con la cantante Jennell Hawkins. Finalmente Berry fue fichado por los Robins con los que triunfaría plenamente (a la vez que con Las Dreamers, el grupo de chicas que más tarde serían Las Blossoms), lo que junto a la marcha de su tenor Beverly Thompson, a Los Turks, dejaría a los Flairs en cuadro. Entró en la banda Randy Jones, que había colaborado con Los Crowns, y con él grabaron el single "Love me, love me, love me" acreditándose como The Chimes (si alguien entiende lo de estos equivocos cambios de nombre por favor me lo explique) y que llevaba en la cara B la sensacional balada rockera, hoy clásica, "My heart is crying for you". Tras volver a ser los Flairs empezaron las deserciones para integrarse en grupos más prometedores (como Los Penguins o Los Chimes, ahora otro grupo nuevo y real). Los tres que quedaron, Gunter, Pete Fox y Obie Jessie, formaron Los Jac-O-Lacs, un simpático conjuntillo de du-dúa que grabó un único single, "Cindy Lou" (1955) y fueron los coros de las Dooley Sisters. Volvió Young Jessie como artista en solitario pero ahora acompañado por Los Jacks. Por esto, despues de hacer los coros a algunas jóvenes cantantes femeninas más (como Dolly Cooper y Shirley Gunter, la hermana de Cornell), el trío se separó definitivamente. Fox se unió a Los Jacks (aunque terminaría como profesor de guitarra) y Young Jessie cantó ocasionalmente con Los Coasters, que iban más con su caracter payasil. Gunter y su hermana intentaron hacer un duo que fracasó y por lo tanto él se dedicó un tiempo a estudiar artes aplicadas. Pero el gusanillo que le picaba era demasiado fuerte por lo que fichó a su primo Kenneth Byley y a otros dos tipos para relanzar Los Flairs. Fueron fichados por los de discos Loma, pero problemas de derechos hicieron que en su single "True love" aparecieran acreditados como Cornell Gunter & the Ermines. Como Gunter había hecho de sustituto en algunos conciertos de Los Platters, el manager de estos les consiguió un contrato más favorable en ABC-Paramount pero ahora haciéndoles derivar un tanto su estilo hacía el doo-wop melódico de los Platters y recuperando su nombre de Flairs, una vez más. Hicieron los coros en canciones de Shirley otra vez, pero también acompañaron a las voces al saxofonista rockero Fatso Theus en su fenomenal "Rock´n´roll drive in" (1956). Fueron incluidos en los mejores festivales del género pero entonces Gunter empezó a codiciar una carrera en solitario (terminando luego en Los Coasters), siendo sustituido por Vince Weaver, procedente de Los Native Boys. Ya sin ningún miembro del grupo original hicieron algunos singles muy rockeros y de coros para Etta James antes de que Weaver y Bayley dejaran el grupo, siendo sustituidos por miembros de Los Cadets y Los Dominoes. Llegados a este irreconocible punto se cambiaron el nombre a The Flares en 1959, aunque para complicar más las cosas en algunas actuaciones aparecían anunciados como Four Flares & the Flame y dos de sus componentes tenían otro grupo llamado Bennie Bunn & the Cadets. Ahora con un estilo nuevamente platteriano, Randy Jones volvió con ellos pero continuaron los cambios en la formación sin fin, incluyendo incluso chicas procedentes de Las Teen Queens que adulteraron totalmente ya cualquier atisbo que pudiera quedar del sonido original del grupo. Pasándose a los bailes de efímera moda triunfaron con "Foot stomping" (1961), una danza simple y algo rockera a base de saltitos que les llevó incluso de gira por Europa y propició la vuelta de Weaver y Bayley, aunque por poco tiempo. Cuando Jones también se fue The Flares quedaron practicamente como un grupo de chicas que hacían twist, stroll y otros bailes de moda, aunque de esta época hemos de destacar un gran tema, "Rock and roll heaven". Pero para 1962 ya habían dejado de existir y su líder, Willie Davis, estaba trabajando en un lavadero de coches. Poco después se unió a algún antiguo miembro de los Jacks para formar The Thor-Ables, de efimera vida, y después The Peppers o The Hollywood Flares, todos sin éxito alguno.Tras un fallido intento de resucitar Los Flairs, Cornell Gunter fue asesinado en Las Vegas, en 1990 cuando solo tenía 51 años, por un exaltado con el que tuvo una discusión de tráfico. Randy Jones y Charles Jackson, del grupo original, también han pasado a mejor vida.
Músicos: Cornell Gunter (solista), Richard Berry y Randy Jones (voz bajo), Beverly Thompson y Charles Jackson (tenor), Obie Jessie (barítono), Thomas "Pete" Fox (2º tenor) e Ike Turner (guitarra).

"She wants to rock"