jueves, 18 de febrero de 2010

Reggae

Bob Marley

La isla caribeña de Jamaica estaba habitada mayoritariamente por negros que en los primeros años 50 practicaban una música muy simple de raices africanas y latinas mezclada, poco a poco, con las influencias norteamericanas. De este modo en los años 50 se produce la fusión de ritmos caribeños como el calipso con otros estadounidenses como el rhythm & blues, dando como resultado el ska, un estilo bailable muy divertido basado en la percusión y en la reiteración rítmica in crescendo (que curiosamente tomarían como suyo un tiempo los cabezas rapadas ultras). Dado el agotamiento que producía el tocarlo y el bailarlo entre sus músicos algunos de ellos redujeron radicalmente el tempo y además empezaron a incluir letras politizadas que hablaban sobre los abusos de los poderosos contra los desfavorecidos. Este estilo, al que pronto se llamó rocksteady, se hizo por esto muy popular en seguida entre los marginados de Jamaica, los llamados rudeboys. En los años 60 el ritmo se ralentizó y politizó aun más, tomando ciertas influencias del soul, con letras que hacían referencia a la ideología rastafari, una especie de religión local que preconizaba la vuelta de los negros a África, la purificación mediante el consumo de marihuana, el hermanamiento mediante un peinado greñoso que no se puede lavar y la lucha contra el opresor blanco (ellos llaman Babilonia a todo el mundo occidental blanco). Se llamó a este nuevo estilo reggae, una derivacion del término andrajoso, en inglés. Por todos los estilos mencionados pasaron Los Wailers, un grupo del que se dasgajó Bob Marley, convirtiéndose en la mayor estrella del reggae y posiblemente en la única que el tercer mundo haya dado a la música. Su estilo, a pesar de su pachorra, era muy bailable, haciéndole apto tanto para gente con ganas de marcha como para aquellos que querían disfrutar tranquilamente de un buen porro, por lo que su éxito fue arrollador a pesar de que los rastas jamaicanos no pusieron ningún interés en compartir su música con el resto del mundo, más bien todo lo contrario. Paralelamente las inquietudes sociales de Marley se agudizaron, apoyando sin tapujos al candidato izquierdista jamaicano y al polémico emperador de Etiopia Haile Selassie, todo ello sin cambiar para nada su estilo de vida humilde. Esto le granjeó muchos enemigos y en 1976 le dispararon hiriendole de gravedad. Sobrevivió, pero no pudo vencer al cáncer que lo mató en 1981 cuando solo tenía 36 años. Vivió lo suficiente sin embargo para convertilo en un estilo popular y arraigado que generó nuevas estrellas del género como Jimmy Cliff o Eddy Grant. Sin embargo su pureza se vió amenazada por el surgimiento de nuevos sucedaneos que olvidaban su triple intención de diversión, meditación y lucha. Así aparecieron el dancehall, el ragga y el dub , una especie de reggae electrónico que solo decía tonterias y a veces ripios que sirvieron para la aparición del rap. También surgió el rockers-reggae, que se llama asi por la discográfica Rockers, que lo apoyó, no por su mayor afinidad al rock & roll (y que ha hecho que en Jamaica un rocker sea lo que nosotros conocemos como un rastafari seguidor del reggae). Como respuesta purista surgió el roots-reggae que pretendía volver a las raices y a la canción protesta. La estética rastafari de los seguidores del reggae (aunque los auténticos rastas jamaicanos son devotos de la música nyahbynghi etiope) consiste en dejarse un pelo largo y descuidado en forma de asquerosas greñas sin lavar en siglos, muchas veces tocado con una gorra de lana que proteja tan preciado tesoro, muchas, muchas prendas de colores con la bandera jamaicana o etiope y un porro en la boca.

Bob Marley cantando su famoso "Jamming".

2 comentarios:

Cuchillo dijo...

jajajajajajaja, mi madre dice que parece que se han puesto un mocho en la cabeza...

Jesus el Rocker dijo...

Si, si,un mocho sucio. Un abrazo Cuchillo.