domingo, 24 de enero de 2010

Terry Dene (Londres, 1938 )

Trabajando de empaquetador de discos, este adolescente estaba convencido de que podía cantar tan bien como las estrellas del rock a las que metía en sobres de cartón. Consiguió algunas actuaciones en una conocida cafetería londinense y allí le descubrió el presentador televisivo Jack Good, el cual, impresionado por la buena planta y la voz del muchacho, decidió llevarlo a su programa. Tuvo un éxito inmediato, sobre todo entre las chicas, con su mezcla de romanticismo y rebeldía provocadora al estilo de su admirado Gene Vincent. Discos como "A white sport coat" o "Start movin´" (1957) le convirtieron en una estrella acosada a la que las admiradoras no dejaban en paz. Fue demasiada presión para un chico tan joven e inmaduro y Terry se volvió irritable, destrozando todo lo que encontraba a su paso, ya fuese en hoteles o incluso por la calle ante los atónitos ojos del público. Encarnaba la mala influencia del rock and roll y sus actos parecían darle la razón a quién clamaba que era una música para vándalos, sin embargo Terry lo único que quería era huir de la presión de la fama y recibió con alborozo su llamada a filas. Sin embargo una persona tan inestable no podía durar en los barracones y fue licenciado por problemas psíquicos en medio de un tremendo escándalo nacional y ante la desesperación del propio Dene. Encontró refugio en el alcohol y en la novia que se echó, la famosa cantante de allí Edna Savage. Pero tras casarse en 1958 Terry se fue a dar una vuelta con su moto la noche de bodas y desapareció durante tres semanas. Aunque le perdonó cuando volvió y llevaron una vida hedonista, dilapidando todas sus ganancias a mayor velocidad que entraban, las peleas entre la pareja se volvieron tan violentas que fueron el objetivo de la prensa sensacionalista y de los humoristas británicos durante meses. Vino el divorcio y los fracasos artísticos pues Terry se había abandonado tanto, en aspecto y en voz, que incluso era abucheado en algunas actuaciones. Para principios de los años 60, con apenas 23 años, ya era un borracho que vagaba solo por las calles y que actuaba en clubs de mala muerte para pagarse la pensión y una botella de vino. Por suerte para él en 1964 se le acercó otro colgado callejero, en este caso un pastor evangelista, que le sacó de ese mundo y le convenció de que su voz podía servir para hacer el bien. Dejó casi por completo el alcohol y, muy recuperado, grabó tres discos de gospel que se vendieron bastante bien. Se trasladó a vivir a Suecia, donde la prensa le dajaba en paz, y editó un disco más rockero cuyo título resume su caida y auge, "I thought Terry Dene was dead" (1974), es decir "pensaba que Terry Dene estaba muerto". Formó una banda de rock & roll y empezó a actuar en festivales nostálgicos, más aun cuando el revival rockabillero arrasó en Europa a partir de los años 80, actividad en la que aun sigue. Su ex-mujer Edna Savage murió en el año 2000 cuando solo tenía 64 años.
Músicos: Terry Dene (voz y guitarra) y the Dene Aces.

"C´min and be loved".