domingo, 31 de enero de 2010

The Olympics (Los Ángeles, 1956)

Walter Ward era integrante del grupo de gospel de Mississippi Los Ward Brothers haciendo equipo con tres tíos suyos. Cuando su familia emigró a California Walter,uno de sus tíos, su primo Eddie Lewis y algunos compañeros de instituto formaron los West Coast Gospel Singers a principios de los años 50. Pero los espirituales se antojaron una música demasiado conservadora para algunos de estos inquietos adolescentes y Walter y Eddie decidieron formar un grupo de rhythm & blues llamado The Challengers. Consiguieron algunas actuaciones en bailes y, como consecuencia de ganar un concurso, consiguieron una actuación en la televisión local por lo que los de discos Melatone se fijaron en ellos y les editaron la balada "I can tell" (1956). Como había otro grupo llamado Challengers decidieron cambiarse el nombre a Olympics poco después y como tales ficharon con el sello Demon y editaron el single "Western movies" (1958), un rockero du-duá que les llevó al número 8 de las listas de éxitos y que nombraba oportunamente algunas de las más famosas películas del oeste del momento. Hubo algunos cambios en la formación y en sus siguientes singles fueron girando hacia el rock & roll más bailable destacando temas como "Hully Gully" (1959). En los primeros años 60 se convirtieron en la alternativa doo-wop a los sencillos bailes de moda efímera gracias a danzas como "The stomp" (1961), "The scotch" (1962) o "The bounce" (1963), que no es que fueran un éxito mundial pero fueron bailes que durante un tiempo compitieron muy directamente con el twist de Chubby Checker. Alguien intentó aprovecharse de su fama y se editó un single acreditado a unos tales John Henry & the Olympics, conjunto que no tenían nada que ver con ellos y que dasaparecieron tan rapidamente como surgieron. Mientras tanto se dió la curiosa y un poco humillante circunstancia para un grupo de doo-wop que los Olympics alcanzaron su único número uno con un tema instrumental. Así fue con "Olympics shuffle" (1965), una cara B de relleno en la que los que tocaban eran su conjunto de acompañamiento, los Young Rascals. La música instrumental y el pop británico habían dejado pasado de moda al doo-wop y a los bailes rockeros pero lo que de verdad dejó tocado a los Olympics fueron los graves disturbios raciales que se produjeron en su barrio, Watts, de Los Ángeles en agosto de 1965, los más graves de la historia de Estados Unidos que dejaron más de 35 muertos y unos 4.000 detenidos. Curiosamente entre los muertos estaba el barítono del grupo Charles Fizer y la hermana de otro de sus miembros, Melvin King, el cual también dejó el grupo y fueron sustituidos por Mack Starr de Los Paragons y luego por uno de los Six Teens. Cambiando constantemente de discográfica siguieron insistiendo en los bailes de usar y tirar hasta que en los años 70 evolucionaron hacia el soul, sin éxito en ninguno de esos estilos. En 1980 Starr murió en accidente de moto pero el grupo siguió sustituyéndolo por William DeVase, ex de Los Elements, haciendo ahora exitosas giras con sus temas antiguos, siendo aclamados en los festivales y conciertos a los que van. En eso siguen a pesar de que de los miembros originales solo queda Lewis pues Ward murió en 2006. DeVase ha fallecido en 2009.
Músicos: Walter Ward (solista), Eddie Lewis, Kenny Sinclair y Vel Omarr (tenor), Charles Fizer, Walter Hammond. Melvin King y Mack "Julius McMichael" Starr (barítono), Marcus Banks (piano), Thomas Busch, William DeVase y Buddha Khan (voz bajo).

El baile "The bounce", que pusieron de moda durante un par de semanas en 1963.