martes, 5 de enero de 2010

Ed Roth (Beverly Hills, 1932 - Manti, 2001)

Amante de los coches, del comic y del rock & roll desde su adolescencia, Ed aunaría las tres cosas en poco tiempo en su California natal, sobre todo después de estudiar venta de coches (¡¡) y arte en el instituto y de que su padre, carpintero y chofer de las estrellas de Hollywood, le enseñase algunos fundamentos básicos de la artesanía. Tras graduarse se enroló en la fuerza aérea y al salir trabajó un tiempo de dependiente. Inspirado por las creaciones artísticas que en los años 50 había hecho Stanley Mouse en algunos coches trucados por adolescentes, mayoritariamente llamas del infierno y monstruos (por lo que se llamó a este estilo Monster Hot Rod Art), Roth creó un personaje llamado Rat Fink, una rata monstruosa y repugnante dibujada al estilo underground, y la plasmó en sus camisetas primero y en su coche después, haciéndose tremendamente popular entre los integrantes de la kustom culture, es decir, todos aquellos jóvenes californianos que transformaban el motor y la estética original de sus coches ya fuera para competir en carreras ilegales o ya fuera simplemente para fardar. Pronto le empezaron a llover encargos para ilustrar otros coches, primero de amigos y después, ya cobrando, de extraños, antes de que le ficharan los de coches Revell para hacerlo de forma exclusiva y dejándole incluso diseñar algunos modelos completos como el Outlaw (1959). Convertido en un personaje de la sub-cultura hot rod y surfera, en todo su esplendor en los primeros años 60 en las playas de California, no tardó en contactar y trabar amistad con el gran gurú del movimiento, el productor, cantante y compositor Gary Usher, el cual no tardó en crear casi en exclusiva para él el grupo Mr. Gasser & the Weirdos (Mr. Gasser, es decir, Señor Curda, era otro personaje de los tebeos de Roth, así como El Surfero Chivato). Hacían música hot rod (un derivado automovilístico de la música surf) pero con un estilo particular, macabro, provocador o surrealista según los casos, destacando su álbum "Hot rod hootenanny" (1963). Pero era una banda bastante artificial en tanto los músicos eran los profesionales de estudio que Usher usaba para todos sus grupos por lo que poco después Roth se desentendió del asunto y se centró en la mecánica y producción de coches artesanales, siendo pionero en la utilización de la fibra de vidrio. Ya había creado algunos modelos estrafalarios como el Beatnik Bandit (1961) pero ninguno como el Orbitron (1964), una auténtica atrocidad estética, mezcla de Chevy con un OVNI con el motor de un Chevrolet V8 de 1956. Llevaba 4 faros delanteros de diferentes colores, cabina flotante, televisión (de las de entonces) en el salpicadero, amarres para las bebidas y una cúpula de plexiglás (en la serie Los Simpson se homenajea este engendro en un memorable episodio, llamándosele Homermovil). Aunque se atrevió a salir a la calle con él un par de veces los del equivalente de allí al ministerio de industria no se lo homologaron, como es lógico y Roth se lo vendió a un coleccionista tejano por 750 dólares en 1967. De allí pasó a Ciudad Juárez, Méjico, para ser usado como atracción en una feria, y cuando quedó destrozado se aparcó en un solar hasta que fue descubierto, comprado y restaurado por un aficionado norteamericano en 2007. Pero volvamos a Roth. Tras diseñar un coche para la familia Monster de la tele (1966) los de Revell le despidieron después de averiguar que estaba ilustrando y customizando las motos Harley Davidson de los Ángeles del Infierno sin permiso de la empresa. Entonces fundó la revista "Choppers" (1967), sobre esta sub-cultura en la que él se había inmerso, proyecto que le llevó a la ruina en pocos meses obligándoles a vender casi todos sus valiosos modelos artesanales . Siguió dibujando su Rat Fink, aunque ahora sacándole bastante dinero gracias a las versiones en comic que hicieron otros artistas, y customizando coches aunque su vida personal pasó por diversos altibajos en los años 70, incluyendo dos divorcios y una crisis religiosa que le llevó a ingresar en los mormones, trasladándose al gris estado de estos, Utah, dibujando carteles publicitarios para sobrevivir. Con el revivalismo de los años 80 por la música y la cultura californiana de los 60 la figura de Roth fue recuperada y homenajeada y el hombre retomó con entusiasmo sus viejas aficiones, dibujando y creando nuevos modelos de coches, y ganándose el apodo de "Gran Papi" que le pusieron los jóvenes fans, practicamante hasta el día de su muerte a principios del siglo XXI a causa de un ataque al corazón.

El museo Roth. Especial atención del cámara al modelo Beatnik Bandit. La música es de Mr. Gasser & the Weirdos.