jueves, 12 de noviembre de 2009

The Shakin´ Pyramids (Glasgow, 1979 - 1983)

Criados en un suburbio escocés estos tres chicos se ganaban algún dinero tocando como músicos ambulantes por las calles de Glasgow, sorprendiendo a los viandantes por su estética rompedora, su dinamismo y sus versiones de música rockabilly, nacida al amparo del revivalismo que este genero tuvo a finales de los años 70. Marcharon a Francia para componer algunos temas propios mientras seguían ganándose la vida de lo que la gente quisiera echarles en la gorra. Sin duda debía ser curioso verles interpretar su "Reeferbilly boogie" en una estación de metro parisino. Cuando volvieron a Escocia tuvieron la suerte de que había nacido un nuevo sello discográfico independiente muy interesado en las nuevas olas musicales, Cuba Libre Records, y estos ficharon a su cantante y percusionista Davie Duncan, para que apoyara a la batería a una de sus mayores apuestas, Los Cuban Heels, uno de esos grupos de la New Wave romántica que no duró mucho. Por fortuna Duncan pudo así introducir en elsello a los Shakin´ Pyramids, a la sazón el mejor grupo rockabilly escocés del momento, así que les ficharon y les editaron un EP junto a la leyenda del skiffle británico (género al que eran afines por no usar instrumentos eléctricos)Lonnie Donegan y su espléndido álbum "Skin´em up" (1981), lleno de buenos temas como "Tennessee rock and roll" o "Take a trip", además de varias versiones. Era un rockabilly puro y limpio muy alabado por los críticos que influyó mucho en las nuevas bandas que estaban surgiendo y que les hizo muy famosos en el Reino Unido. Sin embargo tenían la peculiaridad que solo llevaban guitarras y un bongo, una herencia de sus días de pedir limosna por las calles pues era imposible arrastrar a todas partes contrabajo y batería. Esto se solucionó pronto en el estudio dándoles un sonido más complejo, sobre todo cuando Cuba Libre fue absorvido por la poderosa Virgin, lo que desembocó en el LP "Celts & cobras" (1982), con inclusión de otros estilos aparte del rockabilly. No fue tan bien recibido como el primero pero les permitió salir de gira (con los contrabajistas John Willoughby y Mitch Caws, más batería y piano) e introducirse en el mercado americano. Luego vino el single "Pharaoh´s chant" del que Ant Hanlon dice que es un precursor del exitoso "Walk like an egyptian" de las Bangles en cuanto al ritmo y al baile egipcio que propone, no lo sé, no lo he oido. Sin embargo esta misma rápida madurez musical, que les había llevado ya a incluir bajo eléctrico e incluso violines, traicionando así la simpleza acústica de sus principios, creó los primeros problemas en el grupo ya que Duncan quería seguir experimentando, Ken McLellan quería radicalizar posturas mientras que James Craighton prefería permanecer fiel al rockabilly. Así las cosas decidieron separarse poco despues. Una lástima, eran versátiles, talentosos y muy, pero que muy divertidos en concierto. Duncan se pasó a los Big Country, una banda de rock guitarrero, donde estuba a la sombra de su carismático cantante Stuart Adamson (que más tarde se suicidaría) por lo que se pasó a la banda de folk-rock los McCluskey Brothers en los años 90. Por su parte McLellan marchó a Alemania donde se pasó al rock alternativo en solitario sin mucho éxito por lo que formó una banda de estética y mensaje neo-nazi llamada Brutal Attack que apenas tuvo repercusión fuera del más estricto círculo de amigos del nacional-socialismo musical, todo lo cual nos hace pensar que era el otro guitarrista, Creighton, el único que quería seguir en el mundo del rockabilly y de ahí el fin del grupo.
Músicos: Davie Duncan (voz, armónica y percusión), James G. Creighton y Ken "Railroad" McLellan (guitarra acústica).

"Take a trip".