jueves, 12 de noviembre de 2009

The Chimes (Nueva York, 1953 - 1955, ¿Cleveland?, h. 1956 -1958, y Nueva York, 1959 - 1964)


Los de Brooklyn.


Tres grupos debemos destacar con este nombre, Los Campanillas, todos estadounidenses y de du-duá.
El primero de ellos era un grupo del Bronx neoyorquino que había empezado llamándose The Gay Tones, los cuales llevaban acompañamiento instrumental y cantaban en centros comunitarios, muchas veces acompañados por un grupo femenino llamado The Gay Hearts. Al parecer eran fantásticas, y aunque no llegaron a grabar entre sus componentes estaba Lilly Mae Bell, a la cual The Valentines dedicaron su canción "Lily Maebelle". Los chicos se cambiaron el nombre a The Chimes pues parece ser que en esos días gay empezaba a significar algo más que alegre, pero cuando empezaba a despuntar sufrieron la trágica muerte de su cantante solista John Murray víctima de una meningitis cuando solo tenía 16 años. Este fue sustituido brevemente por otros cantantes que se irían pronto a Los Cadillacs o a Los Chords, antes de dar con Waldo Champ, proveniente de unos Wrens (que no eran los luego celebres homónimos) que acababan de disolverse sin haber llegado a grabar nada. Tras grabar "A fool was I" (1953), Champ se fue para formar, junto a algún componente de The Twilighters, Los Supremes, lo cuales serían los coros de Ruth McFadden antes de grabar un único y desapercibido disco: "Tonight" (1956), El resto de sus amigos pasarían a llamarse The 5 Chimes (¡Aunque ahora eran solo cuatro!), antes de separarse en grupos como Los Hi-Los, Fi-Tones o Hummers. Uno de sus componentes, Arthur Crier (héroe de guerra condecorado en Corea), formaría despues multitud de grupos como los Pre-Historics ("Alley oop", 1960), Mellows (vease), Star Steppers ("The fisr sign of love"), Little Guy & the Giants ("So young"), Twisters ("Turn the page"), Cognacs ("Charlena"), Craftys ("L-O-V-E", 1961), Halos ("Nag"), Fashions ("La-Ta-Tee-Ta-ta", 1962), Darlettes (junto a su hermana Shirley, que también lideraría a Las Rosettes), Jive Five ("Lily Marlene", 1963) o Gees ("Love is a beautiful thing", 1965), todos de breve vida y no mucho éxito. En 1968 se hizo compositor y productor para discos Motown, formó otro breve conjunto llamado Split Image, que grabó el mediocre disco "Fool of the year" (1978), y en los años 80 y 90 produjo y presentó una serie de televisión sobre el du-duá. Por su parte Champ, tras la ruptura de Los Supremes, se unió a ex-componentes de Los Crickets y los citados Twilighters para formar The Bachelors, cuyos dos únicos singles tampoco tuvieron éxito. Se cambiaron el nombre a The Montereys, grabando el disco "Dearest one" (1957), pero se disolvieron en seguida cuando Champ y otro de ellos fueron reclutados por unos Cadillacs (vease). A finales del siglo XX Crier y Champ se unieron en un super-grupo de doo-wop llamado Morrisania Revue, que actuó casi hasta la muerte del primero en 2004 a los 69 años de edad.
Los siguientes Chimes a destacar eran originarios de Ohio, y aunque duraron poco tiempo dejaron un buen disco grabado, "Nervous heart" (1957) antes de disolverse sin dejar rastro.
Los terceros Chimes eran también de Nueva York, pero esta vez eran italoamericanos del barrio de Brooklyn, Su historia debemos empezarla con Lenny Cocco, el cual había aprendido a tocar el acordeón de su padre, que era profesional del instrumento, y a cantar en la iglesia. Cuando siendo muy joven fue enviado a la guerra de Corea se dedicó allí a entretener a las tropas cantando por lo que cuando volvió a casa decidió que en la música estaba su futuro. Eeunió un grupo de amigos para cantar du-duá en las esquinas, poniéndose el nombre de Los Capris pero como otros estaban usando el mismo en la cercana Long Island se lo cambiaron a The Chimes. El padre de Cocco se erigió en representante del grupo y pensó que la vieja canción de Tommy Dorsey "Once in a while" les iría bien a su estilo por lo que marcharon a un estudio a grabarla en una maqueta, donde tuvieron la suerte que al ingeniero de sonido le gustara y llamara a sus contactos en discos Tag para que vinieran corriendo a escucharlos. Impresionados los directivos les ficharon y editaron esa canción en 1960, convirtiéndose inmediatamente en un éxito nacional que llegó al número 10 de las listas y vendió caso un millón de copias. No es de estrañar, esta balada doo-wop tardía destaca por su purismo y sus voces blancas, a pesar de que muchos pensaban que era negros. Quizá por ello fueron invitados a salas habituales para los grupos negros, aunque para esos días la segregación ya no era tan fuerte como años atrás. Su segundo single, "I´m in the mood for love" (1961), llegó al número 38 nacional pero con el tercero ya fracasaron estrepitosamente pues era su tercer tema de tres que era una versión y parecía que la gente quería oir algo nuevo. Así pues grabaron las canciones de Cocco "Paradise" (1962) y "Who´s heart are you breaking now" (1963) marchándose a discos Metro y luego a Vee-Jay, pero cuando parecía que encauzaban su carrera les sacudió la tragedía, Pat McGuire, que solía hacer los graves, murió en un accidente de coche y no fue sustituido en principio lo que cambió radicalmente el sonido del grupo. La verdad es que ya daba igual, la competencia en forma de pop que llegaba del otro lado del Atlántico les había dejado obsoletos a los ojos del gran público y su último single, "Two times two" (1964), pasó totalmente desapercibido por lo que decidieron separarse poco despues. En ese momento, el oportunista dueño de discos Tag, Andy Leonetty, decidió aprovecharse de la coyuntura creando unos The Chymes, con la Y griega para evitar demandas, también de Brooklyn y entre cuyos miembros estaba Larry Gerona, proveniente de The Untouchables. Grabaron el disco "If I give my heart to you" (1964), cuando perdieron un miembro pasaron a llamarse The 4 Chymes y grabaron otro, y cuando perdieron otro más fueron The 3 Chimes, grabando otro más antes de disolverse por la falta de éxito. En 1973 los originales y verdaderos Chimes de Brooklyn se reunieron nuevamente para algún concierto nostálgico concreto y fueron tan bien acogidos que les surgieron ofertas para grabar algun otro disco pero este proyecto se quedó finalmente en nada. A principios de los años 80 Cocco, viendo que volvían la mayoría de antiguos grupos doo-wop, intentó hacer lo mismo y reclutó a otros cantantes, procedentes de The Manhattan Skyline o de sus amigos, Los originales Capris, acreditándose ahora como Lenny Cocco & the Chimes y fundando un sello propio, Freedom, para editar sus discos y teniendo cierto éxito local con el modernizado pop vocal de "New York City lady" (1986), lo que le valió para salir de gira y hacer algunas actuaciones en televisión. Siguió con ellos muchos años pero, al fin y al cabo aquello no era más que un triste sucedaneo del original y, en 2008, volvió a unir fuerzas con los Chimes fundadores originales para algunos conciertos, deslumbrando a todo el mundo pues sonaban como si nunca se hubiesen disuelto.
Músicos: Chimes del Bronx: John Murray, Bobby Spencer, Jimmy Keyes y Waldo Champ (solista), Arthur Crier (barítono y voz bajo), Gary Morrison (tenor, barítono y voz bajo) y Gene Redd (barítono). Chimes de Ohio: Darden, Spoke, Kalih y Kedziora (voz). Chimes de Brooklyn: Lenny Cocco (solista), Pat DePrisco (tenor), Joe Croce (barítono), Richard Mercado (2º tenor) y Pat McGuire y John Riccoboni (voz bajo).
Los del Bronx.