lunes, 30 de noviembre de 2009

The Cadets / The Jacks (Los Ángeles, 1955 - 1957)

Cuando el grupo de gospel The Soul Seekers fue fichado por discos Modern les cambiaron el nombre a The Cadets y el estilo al rhythm & blues más rockero, algo que ya queda de manifiesto en su primer single, "Don´t be angry" (1955). Sin embargo en su siguiente disco, "Why don´t you write me?", la cual llegó al número 3 de las listas de rhythm & blues, aparecían acreditados como The Jacks pues al productor Joe Bihari se le había ocurrido que así podría sacar varios vinilos simultaneos sin pisarse unos temas a los otros en las listas de éxitos. De ahí en adelante esto sería una constante en la carrera de este desdoblado grupo, editar a los rockeros Cadets en Modern Records y a los más baladistas Jacks en la sucursal RPM, haciéndo creer al público que eran dos bandas diferentes cuando en realidad el único cambio era el solista, siempre un miembro del mismo grupo. Para complicar aun más las cosas hicieron de coros de varios artistas de R&B (Richard Berry, Young Jessie, The Champions o Donna Hightower) acreditados, de forma totalmente arbitraria, no solo como Cadets o Jacks sino también como The Dreamers, práctica que llevaron también a efecto en sus actuaciones, para desconcierto del respetable. Hubo apariciones en la televisión local y algunas deserciones, huecos que fueron rellenados con ex-miembros de los Flairs y por la portentosa voz de Prentice Moreland, un tipo de carácter difícil que venía rebotado de grupos como Los Dominoes, Du Droppers, Hollywood Flames o Colts. Con él Los Cadets llegaron al nº4 de las las listas de R&B y al 15 de las totales con el exótico du-duá "Stranded in the jungle" (1956). Pero como la gente estaba cada vez más mosqueada se decidió, tras la edición del "Let´s make up" de Los Jacks, que a partir de ahí todos los temas fuesen atribuidos a Los Cadets. La misteriosa desaparición de los Jacks debió aclararse hasta para los más despistados cuando se editó el álbum de los Cadets "Rockin´ & Reelin´" (1957) ya que, con total desverguenza, se recopilaban tanto temas de estos como de aquellos. De ese mismo año necesita una explicación el disco "Aaron Collins & the Cadets", ya que era una estratagema para lanzar la carrera en solitario de Collins, pero el grupo de apoyo no eran los Cadets sino unos músicos de estudio. Esto ya era un aviso de que la banda se estaba desintegrando, cual ratas que abandonan el barco, ya que discos Modern/RPM estaba al borde de la bancarrota, por lo que a nadie extrañó que poco despues dos de sus miembros se fuesen a Los Space Riders, el coro de Jesse Belvin, otro se fuese a Los Flairs y otro a Los Coasters, dando al grupo por liquidado. Collins y su ex-compañero Willy Davis formaron el efímero grupo Los Rocketeers, que solo grabó un single en 1958 (nada que ver la moderna banda de rockabilly homónima belga). El tenor Ted Taylor inició una aceptable carrera soul en solitario durante los años 60, pero decayó de forma penosa en los 70, mientras que otro de los Cadets/Jacks, Will Jones, formó un dúo con Cora Washington, Dub & Cora, que grabó dos tristes singles a finales de los años 60. Tras terminar sus carreras musicales se dedicaron a lós más diversos oficios pero a día de hoy todos los miembros originales han muerto ya.
Músicos: Willie Davis y Prentice Moreland (solista), Lloyd McCraw y Thomas "Pete" Fox (barítono), Austin "Ted" Taylor (tenor), Will "Dub" Jones (voz bajo) y Aaron Collins (2º tenor).


"Don´t be angry" (Los Cadets)