jueves, 8 de octubre de 2009

The Teen Queens (Los Ángeles, 1939 y 1941 - 1971 y 1968)

Las hermanas Rosie y Betty Collins solían cantar tan bien en el coro de la iglesia que decidieron formar un duo de gospel convencidas de que iban a triunfar. Tenían la suerte de que su hermano mayor Aaron, que había cantado con Los Jacks y ahora estaba con el grupo du-duá de Los Cadets, tenía buenos contactos en su discográfica RPM y consiguió que las escucharan en una audición. Los directivos quedaron encantados con la aparente inocencia de las dos adolescentes y decidieron ficharlas, pero poniendoles de nombre las Teen Queens y derivando su estilo vocal totalmente hacia el emergente doo-wop. Fue un acierto, su primer single, "Eddie my love" (1956), escrito por Aaron (en principio titulada "Johnny my love" como homenaje al desaparecido Johnny Ace), era una de las primeras canciones dedicadas directamente a tocar la fibra sensible de las chicas en edad del pavo y llegó al número 14 de las listas nacionales y al segundo puesto de las de rhythm & blues. Como era la costumbre entonces de aprovechar cualquier buen tema, las Chordettes y las Fontane Sisters se apresuraron a versionearla con mucho éxito tambien, aunque es la original de Las Teen la que se recuerda con más cariño. Lamentablemente las chicas se quedaron en un grupo más de esos que solo tenían un éxito pues su siguiente single, "So all alone", fue un fracaso monumental de ventas, así como sus siguientes discos por mucho que no les faltara calidad (ahí están "Billy Boy", "Red top" -que se vendió aceptablemente en Kansas City- o "Rock everybody") y debieron ganarse la vida en duras giras de carretera, impropias para unas chicas de su edad y algo inmaduras, así que luego pasó lo que pasó. A pesar de ello, pensando que eran un diamante en bruto, las fichó RCA en 1958 pero las liberó poco despues tras el fracaso de "Dear Tommy", pasando a discos Crown donde tampoco hicieron nada reseñable. No es de extrañar, por aquel entonces las muchachas habían empezado a drogarse de forma compulsiva, afectando a su caracter y a su voz y provocando frecuentes peleas violentas y amargas reconciliaciones entre ellas. Para ayudarlas su hermano Aaron las contrató para su recién creada discográfica MJC, pero les editó el single "Hum Dinger" (1960) bajo el temporal y poco creible pseudónimo de The Humdingers, pero se gastaron las pocas ganancias en drogas y su reputación estaba totalmente por los suelos. Aaron, que tiene el cielo ganado, las enchufó en su nuevo trabajo, discos Press, y consiguió que les editaran otro single, "Doodle doo doo" (1962), acreditadas ahora como Betty & Rose, por aquello de no relacionarlas ya con su mala fama, pero tampoco esto las pudo cambiar. Una lástima pues para 1963 practicamente habían dejado de cantar, conformándose con actuar en algún tugurio y prostituyéndose a cambio de unos pocos dólares con los que poder seguir pinchándose. La situación era tan triste en comparación con tiempos pasados que Rosie decidió poner fin a sus días cuando solo tenía 27 años. Su hermana Betty solo le sobrevivió tres años pues murió de una sobredosis en 1971.
Músicos: Rosie y Betty Collins (voz) y Maxwell Davis (saxo).

"Eddie my love".