lunes, 19 de octubre de 2009

Judy Stone (Sidney, 1942)

Siendo todavía casi una niña Judy empezó a cantar música country en algunos festivales locales, destacando pronto tanto por su voz como por su espectacular atuendo de cuero blanco. Fue fichada pora formaar parte del show de Reg Lindsay, un espectáculo itinerante que recorría toda Australia y que le dió oporrtunidad de conocer y telonear poco despues a la gran estrella del rock and roll de las antípodas en nlos últimos años 50, Col Joye. Su influencia y su propio gusto la llevaron a cambiar su estilo al rock y, ya empezando a ser respetada en los ambientes musicales, empezó a ser una cara habitual en el popular programa televisivo allí "Bandstand", verdadero escaparate para los cantantes rockeros. No es de extrañar que fuese elegida telonera de algunos de los grandes que venían de gira a Australia, tales como Johnny Mathis o Howard Keel. Su estilo no era un rockabilly salvaje sino un rock and roll pausado, lleno de baladas y algo cursi en ocasiones que le venían al pelo por su dulzura natural. Quizá por ello su gran momento llegó en los primeros años 60, ,cuando ya no se llevaba la rebeldía rocker sino el conformismo y el romanticismo high school. Es así como llegaron sus grandes éxitos "Born a woman" o "4o.oo3.221 tears from now" (1964), buen título donde los haya. Pero también la época de las edulcoradas melodías rock pasaron y, como muchos otros miembros del género, Judy hubo de reciclarse en los años 70 en artista country, algo nada traumático para ella como podeís suponer pues sus raices estaban en esa música (y además no estaba para cursiladas pues se acababa de divorciar de su marido, uno de los Kroo Brothers, cantantes country tambien), y lo hizo con gran acierto pues sus "Field of stone" y "Mare, mare, mare" (1974) la convirtieron en la única mujer australiana en tener dos temas a la vez en los primeros puestos de las listas de éxitos. Luego vinieron "Silver wings and golden rings" (1976) y "Hasta mañana" donde empezaba su insistencia en cantar en otros idiomas para abrirse a otros mercados aunque no tuviera facilidad para otras lenguas. Lo curioso del caso es que si lo consiguió, pero no en paises hispanos sino que extendióo su fama a Gran Bretaña. Animada por este desconcertante giro de su carrera se lanzó a cantar en italiano, flamenco, japonés y chino, danndo como resultado varias giras por Japón y un contrato para ser la primera cantante de rock femenina que firmaba por la Compañía Discográfica de la República Popular China (1986). Allí fue invitada a cantar en la televisión nacional (recordad, con una audiencia de más de 100 millones) y lo hizo cantando en mandarín en directo con una caradura y una seguridad en si misma increible. En los años 90 montó varios shows de éxito en su país, uno estilo cabaret y otro con su viejo amigo Col Joye a base de rock and roll pero para el siglo XXI, aunque aun reconocida como una de las pioneras del rock aussie, la verdad es que está bastante olvidaa debido a que tiene que actuar poco por problemas de salud por lo que restringe sus apariciones a actuaciones en hoteles.
Músicos: Judy Stone (voz) y The Strangers.

"Gonna find me a bluebird" (1962).