jueves, 3 de septiembre de 2009

Hank Ballard (Bessemer, 1927 - Los Ángeles, 2003)

Aunque nació en Alabama el pequeño John Henry Kendricks, que así se llamaba realmente, se crió en casa de unos parientes en Detroit, Michigan, lugar donde se aficionó a cantar gracias al coro de la iglesia. Como el rhythm & blues estaba restringido allí a los sellos exclusivos para negros y no se radiaba, la mayor influencia musical para Hank en aquellos años 40 fué el country & western, sobre todo el que hacía el vaquero cantante de las películas, Gene Autry. Sin embargo, gracias al boca a boca, pronto conoció el rhythm & blues y quedó fascinado por su sonido, lo que unido a las armonias vocales del gospel eclesial que tanto amaba le llevaron a formar un grupo de du-duá llamado The 4 Falcons que contaba entre sus filas con el después famoso Jackie Wilson. Cuando el gran Johnny Otis le escuchó le fichó para una vacante de un grupo vocal llamado The Royals que acababa de obtener un contrato con discos Federal, de Cincinnati. Pronto se cambiaron el nombre a The Midnighters para evitar confusiones y litigios con The 5 Royales, grupo al que le iba muy bien por aquel entonces. Tras algunos cambios en la formación, grabaron el rhythm & blues "Get it" (1953), con una letra tan sexualmente explicita que las emisoras se negaron a radiarla. Al año siguiente Ballard escribió "Work with me Annie" que se transformó rapidamente en un éxito que llegó al número uno de las listas de rhythm & blues y que se exprimió rapidamente con las secuelas "Annie had a baby" y "Annie´s aunt Fannie", verdaderos culebrones musicales. Luego vino "Sexi ways" (1954), un auténtico escándalo por lo atrevido de su letra, con frases que incluso hoy día sonrojarían a más de un marinero (imaginaos en la América de los años 50) y que dió alas a los que decían que toda la música negra era obra del diablo, algo que parecía ser verdad oyendo otro de sus temas de esa época, "Open your back door" (abre tu puerta trasera, imaginaos de lo que trata). Siguieron grabando pero a estas alturas era ya tal el protagonismo y liderazgo de Ballard que se llamaban Hank Ballard & the Midnighters y, aunque pasaron una época de crisis (con Hank en solitario y los Midnighters con Henry Booth como solista), renacieron con éxitos ya claramente doo-wop y rock and roll como "Sugaree". En 1959 Ballard graba "The twist", inventando un nuevo ritmo que popularizaria la versión que hizo al año siguiente Chubby Checker y que el propio Hank exprimiría bastante. Siguieron algunos éxitos más como "Finger popping time" y "Let´s go, let´s go, let´s go", pero los Midnighters se disolvieron a finales de los años 60. Ballard contrató un grupo de apoyo para sus giras llamado The Pacesetters, liderado por un chico de 16 años llamado Bootsy Collins. Pero aquí su comportamiento errático empezó a crearle enemigos, pues a veces desaparecía después del espectáculo sin pagar a los músicos. Continuó con su carrera en solitario (ahora con un grupo de apoyo llamado The Dopps) aunque no le fue demasiado bien con su reciclado estilo medio soul - medio funky y tuvo que ponerse a trabajar como compositor o haciendo duós con gente de la talla, eso si, de James Brown o Betty LaVette. A mediados de los años 80 recompuso los Midnighters para unas giras que duraron hasta que un cancer de garganta le impidió seguir cantando (a pesar de estar ya casi ciego y en silla de ruedas), enfermedad que se lo llevó al otro mundo cuando contaba ya 75 años. Collins, por su parte, empezó a tocar para James Brown, siendo pionero en la creación del funk, haciendo ese sonido con el bajo tan habitual del género, a base de tirones y golpes a las cuerdas.
Músicos: Hank Ballard (voz solista), Henry Booth, Cal GreenCharles Sutton, Fredy Pride y Sonny Woods (voces), Alonzo Tucker, Eddie Setser y Phelps Collins (guitarra), Charles Summers  y Bootsy Collins (bajo), Les Asch y David Parkinson (saxo), Ken Tibbets y Ron Geisman (trompeta) y William Bowman y Frankie Waddy (batería).


"Work with me Annie".