jueves, 18 de junio de 2009

Los Sirex (Barcelona, 1959)

Emocionados de oir la música de Elvis Presley, unos jovenes amigos y vecinos deciden formar un grupo de rock and roll y comienzan a comprarse instruementos a aprender a tocarlos y a asistir al teatro Capsa, lugar donde los fines de semana actuaban grupos pioneros del rock español aunque por desgracia de efímera vida. Eran gente como Blue Star, Estrellas Fugaces o Los Cocodrilos de los cuales aprendieron mucho. Pero aun necesitaban un vocalista así que ficharon a otro amigo que parecía tener buena voz, Santi Carulla, y consiguieron su primera actuación en el local de una peña barcelonista en 1960. Lo hicieron tan bien que pronto empezaron a tocar en clubs nocturnos lo cual no gustó nada al padre de Carulla que practicamente se lo llevó del grupo tirándole de las orejas (debemos recordar que los chicos aun eran estudiantes). Carulla encontraría su futuro más adelante en otro gran grupo español, Los Mustangs, pero mientras tanto Los Sirex necesitaban un cantante nuevo. El puesto lo consiguió el carismático y simpático Leslie Cervero, que había estado haciendo sus pinitos con otro grupo desaparecido tempranamente, Los Meteors (nada que ver con los psicobillys homónimos de Paul Fenech claro). Tras nuevas adquisiciones en la formación (alguno procedente del grupo instrumental Los Wildes) el grupo había formado un estilo propio a base de rock and roll puro, con sonidos muy limpios, letras en español no demasiado atrevidas y una puesta en escena coreografiada a veces pero otras espontanea y salvaje. Pronto fueron muy conocidos en Barcelona sobre todo cuando empezaron a aparecer en el programa de radio "Pentagramas", y, como tenían ya varios temas propios compuestos y no solo versiones de Elvis, decidieron que debían grabar un disco. Pero las grandes compañías les rechazaban sistematicamente hasta que por fin, en 1963, el modesto sello Vergara les fichó editándoles un EP que incluía el blues puro de "Muchacha bonita" junto a versiones como "Jambalaya", de Hank Williams o "Ciao amigo", de Adriano Celentano y que se vendió lo suficientemente bien como para editarles otro EP. Este llevaba su mítico tema "San Carlos Club", una versión del "Route 66" de los Rolling Stones, que les abrió las puertas de la televisión nacional y del cine (dos películas bastante maluchas) y les consiguió contratos para actuar por toda la geografía española, aunque ellos siempre prefirieron las localidades costeras catalanas, en ese momento centro del turismo hispano. Sin embargo su mejor momento aun estaba por llegar. Para su cuarto EP se les pidió que grabaran un tema compuesto por un recomendado y a los Sirex no les gustó pues no iba con su estilo pero, por cumplir, aceptaron arreglarlo y editarlo. La canción era "La escoba", un tema tan bien intencionado y pegadizo que valía para todos los públicos y en seguida se hizo tremendamente popular. Además, iba también incluida "Que se mueran los feos", inmortal obra maestra del humor rockeril. Por esto y por el resto de su trayectoria fueron los elegidos para telonear a Los Beatles en su concierto de Barcelona de 1965, pero ellos, profesionales hasta la médula, no se quedaron a ver el concierto entero de los de Liverpool pues tenían otro bolo cerca. Vendrían nuevos y oportunistas éxitos "Faldas cortas, piernas largas", dedicado a la minifalda, el rock de "Soy tremendo" (versioneando a Rocky Roberts), "La botella" y luego otras simpáticas versiones como "Judy con disfraz". En 1968, visto que su estrella comenzaba a declinar en España iniciaron una gloriosa gira por Sudamérica que se repitió en los años posteriores hasta que en 1971 decidieron separarse. Por fortuna para todos los amantes del buen rock and roll y a petición popular (los fans de los Sirex y de los Mustangs discutían quién eran mejores) volvieron a unirse 5 años despues y desde entonces han grabado siete álbumes y siendo reconocidos como el mejor de los grupos pioneros del rock and roll en España y si no me creeís escuchad el tema "Esto si me altera el cuerpo", opera prima del rockabilly español y una de las obras cumbres del rock and roll en castellano o su "El tren de la costa", la mejor versión del "Train kept a rollin´" de Johnny Burnette que se haya hecho jamás.
Músicos: Leslie Cervero y Santi Carulla (voz), Manolo Madruga y Enrique Tudela (guitarra), Guillermo Rodríguez Holgado (bajo), Luís Gomis (batería) y José Fontseré y Juan José Calvo (guitarra rítmica).


"El tren de la costa" en televisión, ya en 1983.

2 comentarios:

Cuchillo dijo...

Para mí los mejores, pese a algunas horteradas que les obligaban a grabar. Llevo 30 años tocando canciones como Muchacha bonita, El tren de la costa, Siempre te retrasas o Maldigo mi destino, por algo será. Gran post, mis más sinceras felicitaciones.

Jesus el Rocker dijo...

Gracias Cuchillo, como bien dices les obligaron a hacer algunas, no solo "La escoba" (aunque luego no resultara tan mal) sino también la popular "Que bueno, que bueno" o "Sin tus cartas", pero en fin, pocos artistas se ven libres de compromisos.
Un abrazo.