sábado, 27 de junio de 2009

Gene Pitney (Hartford, 1940 - Cardiff, 2006)

Originario del yanqui estado de Connecticut, las influencias musicales de Gene vinieron de los grupos vocales de rhythm & blues y de los baladistas, ya fueran crooners o country, aunque como a todos los adolescentes de la época la llegada del rock and roll le impresionó e influyó enormemente asi que, yendo todavía al instituto formó su primer grupo, Gene & the Genials. No tuvieron mucho éxito asi que Pitney formó un duo con una chica llamada Giny Arnell y se rebautizaron como Jamie & Jane. Haciendo un rock and roll clásico pero algo cursi editaron los singles "Snuggle up baby" y "Classical rock and roll" (1959), pero al no obtener el éxito esperado decidieron romper la sociedad (aunque despues Giny conseguiría un triunfo en solitario con su tema "Dumb head"). Para empezar de cero Pitney adoptó el pseudónimo de Billy Bryan y bajo ese disfraz grabó un hoy inencontrable single llamado "Craddle of my arms" (1960) en el que giraba un tanto hacia el sonido high school tan típico de los teen idols de moda, era su evolución natural. Como tampoco pasó nada decidió, al menos, recuperar su nombre verdadero y seguir grabando hasta que sonara la flauta. No tuvo que esperar mucho pues al año siguiente consiguió entrar en las listas de éxitos con la magnífica "(I want to) love my life away", canción en la que no solo cantaba sino que se hacía sus propios coros, tocaba la mayoria de los instrumentos y dirigía la mesa de mezclas para ahorrar gastos de grabación. Pero el último escalon hacia la fama lo subió en 1961 cuando cantó el tema principal de la película "Ciudad sin piedad", una balada muy apropiada estilo años 40 que ganó el Globo de Oro a la mejor canción y que concedió a Pitney el honor de ser el primer cantante no-clásico en cantar en la ceremonia de los Oscars (su canción no ganó aqui pero es que también estaba nominada "Moon River" y a su lado no había color). Metido ya en el mundillo hollywoodiense fue elegido para cantar el tema de la película "El hombre que mató a Liberty Valance" (1962), otro tema que venía al pelo para un film del oeste en el cual Pitney supo aunar estilo rock y country & western para conseguir ya fama mundial y éxitos en las listas de ventas. Pero alternaba su faceta de cantante con la de compositor para otros artistas de la talla de Roy Orbison, Bobby Vee o Ricky Nelson, componiendo para este último la inmortal "Hello Mary Lou", labor esta que le ganó renombre añadido. Cada vez pasaba más tiempo alejado de los escenarios y metido en su estudio componiendo lo que llevó a experimentar cual sabio loco con otros tipos de estilos exóticos e instrumentos no habituales en el rock and roll. Así en su éxito "Mecca" (1963) se basa en la cultura hindú y es por esto que se ha creido ver en él una influencia en la etapa más psicodélica de los Beatles, cuando tres años despues les dió por la India y los maharajasis y todo ese rollazo hippy. Luego usaría un mariachi en "Lonely drifters" y ukelele en "Hawaii" pero siempre sin perder la esencia del rock and roll. Tras un nuevo éxito internacional con "Twenty four hours from Tulsa" Pitney conoció a unos jóvenes Rolling Stones y tocó el piano en algunas de las canciones de su primer álbum, a cambio él grabó "The girl belongs to yesterday" (1964), una canción compuesta por los rollingos Mick Jagger y Keith Richards y que demuestra la evolución y capacidad de adaptación constante de un inteligente Pitney. Por eso y por su capacidad de trabajo y versatilidad no es de extrañar que fuera de los pocos rockeros de los años 50 que se mantuviera en la cima durante los difíciles 60. Así, obtuvo una serie de éxitos con algunas baladas pop (en una de ellas sustituyendo a Neil Sedaka a última hora) o de mersey beat, triunfó en el mundo del country haciendo algunos impecables duos con la estrella George Jones, grabó algunos de sus temas en italiano, alemán o español para ampliar mercados e incluso llegó a competir en el entonces prestigioso festival de San Remo quedando segundo en dos ocasiones y convirtiendose en una estrella muy querida también en Italia. Pero pasar tanto tiempo fuera hizo que para los años 70 casi estuviera olvidado en los Estados Unidos y Gene hubo de conformarse cada vez más con el mercado europeo y australiano que siempre recompensaba sus esfuerzos, europeizándose hasta tal punto que se convirtió en un fan del fútbol y añadiendo a su repertorio otras influencias como el musical teatral y las sofisticaciones orquestales decadentes. Durante los años 80 decidió dejar la música para dedicar más tiempo a su creciente familia pero, sorprendentemente, volvió en 1989 para conseguir su primer número uno con la peor canción de su carrera, "Something´s gotten hold of my heart", una especie de balada gay a duo con el gaybilly Marc Almond y que le propio Pitney ya había grabado sin éxito en 1967 pero de una forma más digna. Esto le animó a volver a los escenarios y a emprender nuevas giras, sobre todo por Europa en las que ponía toda la carne en el asador. Quizá por esto falleció de un ataque al corazón despues de un clamoroso concierto en Gales cuando solo contaba con 65 años de edad.
Músicos: Gene Pitney (voz, guitarra,piano, batería y coros).


"Town without pity", "Ciudad sin piedad" vamos.

No hay comentarios: