lunes, 29 de junio de 2009

Barry Stanton (Australia, h. 1935)

Tocando en un mísero club de Australia, Barry fue descubierto por el rockero por excelencia del país, el gran Johnny O´Keefe, cuando, como era habitual en él, salía de juerga a bares de rock and roll y vió a Stanton actuando un buen día (mejor una buena noche) de 1958. A Johnny le impresionó la imponente presencia física de Stanton (la que a él le faltaba), el que supiera tocar la guitarra y su voz un poco a lo Elvis Presley asi que le consiguió algunas actuaciones y le presentó a algunos de sus contactos como si fuese su padrino para que la bola empezase a rodar. Discos Leedon le fichó, creyendo ver en él al auténtico Elvis australiano, y le editó su primer single, "Don´t let go", en 1960. No fue precisamente un éxito asi que el siempre simpático y colaborador (hasta con la competencia) Johnny O´Keefe le escribió una canción, "Don´t you worry bout that", que se coló en el número tres de las listas de Sidney. Se lo llevó a su propio progrma de televisión, "Six o´clock rock", al año siguiente y de allí pasó a otros importantes shows de la televisión australiana convirtiendose en seguida en una cara conocida y carismática en todo el país. Pero el momento culminante de la carrera de Barry no llegó hasta su quinto single, "Beggin´ on my knees" (1962), una balada rockera al estilo Elvis de los años 60, escrita por su hermano, que se aupó al número uno de las listas nacionales. Hombre integro y orgulloso se negó a versionear y a patentar temas americanos antes de que llegaran a su país, una práctica habitual en otros artistas, aunque ello le costara más fama y fortuna, p ero si los cantaba una vez que la versión original ya estaba comercializada allí, tal como hizo con "My baby left me", del Rey. También se negaba a interpretar temas que considerase que no estaban acorde con su edad y dignidad. Fiel a si mismo, cuando la ola de beat británico árrasó el mundo y dejó de lado el rock and roll clásico, Barry consideró que ya había pasado su momento y prefirió retirarse del mundo musical estando en la cumbre antes que verse arrastrando por clubes de mala muerte. Su vida posterior continua siendo un misterio.
Músicos; Barry Stanton (voz y guitarra).


Presentado por el gran Johnny O´Keefe, canta "Buggin´ on my knees" en la tele australiana.