miércoles, 4 de marzo de 2009

Mac Curtis (Forth Worth, 1939 - Weatherford, 2013)

Su verdadero nombre era Wesley Erwin Curtis Jr. pero ya desde pequeño, en su Tejas natal, sus abuelos (que fueron los que le criaron en una humilde granja) le llamaban Mac. A los 12 años un granjero vecino le enseñó a tocar la guitarra por lo que en seguida se animó a participar en los concursos locales, en esa época muy frecuentes en los pueblos del oeste y medio-oeste de Estados Unidos, tocando hillbilly. Se trasladó a la cercana población de Wetherford para llevar a cabo sus estudios superiores en 1954 y allí conoció a dos tipos con sus mismos gustos musicales, los hermanos Galbraith. A los tres les había empezado a interesar el emergente rock and roll, incluso les parecía lento y conservador, así que se unieron para formar un grupo que diera rienda suelta a sus ideas rockabilleras, Los Country Cats. Empezaron a tocar en funciones escolares pero la policia les inturrumpió un show por imitar Mac movimientos sexuales. Seguramente solo estarían imitando las contracciones pélvicas de Elvis pero en esa época aquello ya era un escándalo. Los mismos profesores, encantados, habían pedido a los polis que les dejaran seguir y fue el director del colegio el que entró un día corriendo en la clase para decirle a Curtis que le habían contratado. Eran los de discos King (todas las discográficas estaban locas por encontrar su Elvis personal) que le grabó casi inmediatamente el rockabilly "If i had me a woman" (1956). No es que fuera un éxito tremendo pero se oyó lo suficiente para que llegara a oidos del más importante pincha-discos del momento, Alan Freed, que le invitó a participar en su especial de Navidad de 1956. Grabó algunos muy buenos singles más, "Grandaddy´s rockin´", "You ain´t treating me right", "That ain´t nothing but right", "Say so",... y aquel parecía el momento de su despegue hacía la fama. Pero decidió terminar sus estudios primero y cuando lo hizo, en 1958, fue llamado a filas para participar en la Guerra de Corea siendo destinado como disc-jockey en Seul. Para cuando volvió en 1960 la época dorada del rockabilly ya había pasado y su oportunidad también, tal y como advirtió por el poco o nulo éxito de su single "Come back baby" (1960). Tras unos singles más, entre los que destacan "Dance her by me" (1962) y "100 pounds of honey" (1963), trabajó de pincha-discos un tiempo por todo el país y luego intentó adaptarse a otros estilos como las baladas blues o el nuevo country, marchando de una pequeña discográfica a otra inferior, siempre sin apenas repercusión, hasta que su tema "The sunshine man" (1968) se colocó muy bien en las listas de country. Por fortuna el revivalismo rockabilly de finales de los años 70 le reconoció como uno de los pioneros y el mismísimo Ray Campi le fichó para que tocara en su banda de viejas glorias en las giras que iba a llevar a cabo por Europa. La discográfica especializada del viejo continente Rollin´Rock le fichó y llevó su carrera de ahí en adelante, grabandole sensacionales albumes, como el que grabó junto a los galeses Rimshots en 1998, y consiguiendole buenos conciertos acompañado de gente como los Stacycats o los Loners. En 2002 apareció cantando un tema en la película sobre rockabilly "Don´t let go" (con estrellas como Bo Hopkins y Katherine Ross) que pretendía dar un empujoncito más al género pero que se quedó en nada. No la he visto así que no sé por que. En agosto de 2013 tuvo un tremendo accidente de coche, empeorando su estado poco a poco como consecuencia de las graves heridas y falleciendo un mes más tarde.
Músicos: Mac Curtis (voz y guitarra), Kevin Fennell (guitarra) Jim Galbraith y Ray Campi (contrabajo), Ken Galbraith, Steve Clark y Keith Landrum (batería) y Rip Masters (piano).


"Granddaddy is rockin´".