martes, 31 de marzo de 2009

Brenda Lee (Atlanta, 1944)

Su verdadero nombre completo es Brenda Mae Tarpley y se destacó muy pronto como niña prodigio, ganando concursos infantiles de canto y de belleza en su Georgia (Estados Unidos) natal desde que tenía cinco años. Después forma parte del grupo de gospel de su iglesia, Master Worker´s Quartet, y aparece en programas de radio y televisión locales sin ánimo de lucro, simplemente por promocionarse o por diversión. Y es que a pesar de que su familia no era rica (su padre, carpintero, acababa de morir en accidente laboral) su familia no consideraba que el talento de la niña fuera algo de lo que habrían de beneficiarse ellos, sino el mundo. Pero todo habría de cambiar pronto, cuando con tan solo doce años fue descubierta por el cazatalentos nacional y productor Sammy Barton, que quedó estupefacto con la voz y el desparpajo de la niña, dignos de una veterana. Así es como la rebautiza Brenda Lee y la lleva a un casting para el famoso show Ozark Jubilee donde el cantante country Red Foley queda prendado con su estilo. Inmeditamente la apadrina artisticamente y la lleva a la versión nacional de televisión del espectáculo, donde canta una versión del famoso hillbilly de Hank Williams "Jambalaya". El público y la crítica no dieron crédito ante las maneras de esa cría de nueve años y es solicitada por los principales programas de televisión estadounidense. La ficha discos Decca que en seguida saca "Jambalaya" (1956) y algunas piezas navideñas, pues se acerca diciembre, que de el día a la mañana la convierten en una estrella nacional. Sigue la racha de éxitos con el tema "One step at a time" y poco despues llegan los rock and rolls de "Dynamite" (1957), que le gana el apodo de Señorita Dinamita, y "Rock-a-bye baby blues", y el rockabilly de aires campestres "Little Jonah" (1958). Se convierte en un ídolo adolescente tanto para chicos como para chicas, tanto para rockeros rebeldes como para padres conservadores, pues ni siquiera estos pueden ver una amenaza en esa inocente niñita de rubios cabellos que sigue estudiando en el colegio. Esto se vuelve a demostrar las siguientes navidades, donde saca, el hoy clásico villancico rocker, "Rockin´ around the Christmas Tree". Sigue haciendo muy buen rock & roll, como "Let´s jump the broomstick" (1959) o "Sweet nothin´", que le hacen ganarse el apodo, a estas alturas ya muy gastado, de La Elvis Femenina. Poco a poco empieza a abrir su abanico de estilos musicales para ampliar más si cabe su audiencia. De este modo empieza a cantar country, rhythm & blues y soul durante los años 60 haciendose famosa también en Europa pero tendrán problemas para actuar allí hasta 1963 al no obtener permiso de trabajo por ser menor de edad. Aun así se arriesgan, provocando, y la llevan a París para actuar vestida de colegiala. Este hecho, junto a algunas mentiras de sus promotores sobre ella, no harán sino publicitarla de forma gratuita y aumentar su fama. Mientras tanto, a la espera de una gira triunfal por el viejo continente, lo hace en Sudamérica, empieza a hacer cine, versiones teatrales de musicales como "Bye, bye birdie" (1961) y "El mago de Oz" (1962), se gradua en Formación Profesional y se casa con un tipo al que conoció en un concierto en el que ella era telonera de Jackie Wilson (tendrían dos hijos). Al fin consigue triunfar en directo por toda Europa y en Japón, donde merced a su oportunista canción "One rainy night in Tokyo" (1965) se ha convertido en una estrella de primera fila. La verdad es que a estas alturas ya se había convertido en una estrella popular algo títere de sus promotores, con coreógrafo propio, alejandose cada vez más del espíritu del rock and roll y convirtiendola en una especia de pout-purry andante de todos los grandes estilos de las décadas pasadas. De todas formas, fuese en el estilo que fuese siempre ha sido una gran profesional ya que durante los años 70, 80 y 90 ha seguido actuando sin descanso (a veces más de 200 shows por año) y sin perderse ni una sola actuación. Normal, aun es joven y goza de excelente salud y que siga así por muchos años. Además destina buena parte de sus ingresos a obras de caridad por lo que tiene el cielo ganado.
Músicos: Brenda Lee (voz) y Anita Kerr Singers y The Jordanaires (coros).


"Dynamite". Escuchadlo con los ojos cerrados a ver si parece una niña.