viernes, 20 de febrero de 2009

Charlie Rich (Forrest City, 1932 - Hammond, 1995)

Hijo de un granjero que cantaba en un cuarteto de gospel sureño y de una pianista, tuvo la suerte además de tener un excelente profesor de música en el colegio, que le animó y ayudó a dominar el piano. Su familia se movía por su estado de Arkansas en busca de buenos trabajos, recalando finalmente en una granja de Colt. Allí Charlie pudo crecer alejado de la pobreza de muchos de sus contemporaneos, gracias a que su tío ganó mucho dinero construyendo los primeros centros comerciales de West Memphis, y este empleó a su hermano, el padre de Charlie. Con el dinero del tío también pudo este ir a buenos colegios de música (una vez que una grave lesión le apartó del fútbol americano), aunque finalmente se enroló en las fuerzas aereas de Estados Unidos a principios de los años 50, siendo destinado a Oklahoma. Allí, en sus ratos libres y cimentandose en su talento para tocar el piano, montó un grupo musical de jazz y blues llamado Los Velvetones, cuya cantante solista era su prometida, la medio india Margaret Ann. Se casó con ella y su tío les pagó una luna de miel en Memphis y unas tierras para que cultivaran algodón. Esto, tras dejar completamente la vida militar en 1955, lo compaginaba con algunas actuaciones musicales en bares del area de Memphis, ya que ahora su estilo había evolucionado hacia el rhytm & blues, muy influido por las mezclas que en esos años hacía Ray Charles, y escribía sus propias canciones, buen material por cierto. Fue por ello que fue contratado por los legandarios estudios Sun como músico de acompañamiento y compositor, haciendo esta labor para grandes del rock and roll como Jerry Lee Lewis, Johnny Cash, Carl Mann, Billy Lee Riley o Warren Smith, por citar algunos. Finalmente se abrió paso como cantante solista con "Philadelphia baby" (1958), un pseudo-rockabilly que se vendió muy bien en la ciudad del título. Pero sería con la maravillosa "Lonely weekends" (1960) con la que llegaría a lo más alto de las listas estadounidenses. Es una de las grandes obras maestras que salió de la factoría Sun, un rockabilly al estilo Elvis pausado. Pero una cosa es ser un genio musical, como lo era Rich, y otra muy diferente es tener la templanza y los dones sociales para llegar a ser una estrella, algo que él no tenía. En primer lugar era extremadamente tímido y no respondió a ninguna de las preguntas en una importante entrvista televisada. Además odiaba salir de gira e incluso tocar en público, prefiriendo estar en casa con su mujer y sus tres hijos. Para colmo había encanecido prematuramente y estaba lejos de poseer la imagen de un joven rockero (se ganó en seguida el apodo de El Zorro Plateado por su pelo gris). Un compendio de esto y de unas elecciones no muy buenas de los temas, llevaron a que ninguno de los siguientes singles, funcionara tan bien. En esta época, además, editaba temas instrumentales escondido bajo el pseudónimo de Bobby Sherman. Finalmente dejó Sun Records cuando se dio cuenta que querían mantenerlo exclusivamente como músico de apoyo. En lo más hondo del hoyo, Margaret Ann le abandonó, sumiendo a Rich en una voragine alcohólica. Ficho por Groove, una sucursal de RCA, y aunque su primer single con ellos, "Big boss man" (1963), se vendió bien no hubo entendimiento y marchó, en 1965, a Smash Records. Allí el productor Jerry Kennedy le aconsejó a Rich que le diera un aire más rockanrolero a su piano a la vez que las letras y el tono general sonaran a música country. De este modo triunfó con "Mohair Sam" pero solo con ese tema y Charlie tuvo que ir de discográfica en discográfica sin mucho éxito. Finalmente recaló, en 1967, en Epic, donde Billy Sherrill lo reconvirtió en un cantante de baladas country con resabios de rock and roll, más o menos lo que se conoce como sonido Nashville, del cual será su mejor representante. A partir de 1972 se convirtió en la gran estrella del género llegando sus albumes a los primeros puestos de las listas, ganando discos de oro y premios Grammy. Pero entonces, en la cima de su fama, su consumo de alcohol escapó de todo control, llevando una vida autodestructiva e insoportable. Su punto más bajo fue durante la ceremonia de entrega de los premios Country de 1975. Rich debía presentar el premio al mejor cantante del año y subió al estrado totalmente borracho. Le pegó fuego al sobre antes de leer quién era el ganador y, aun así, anunció que el ganador era John Denver. Se interpretó como crítica al sistema de premios controlados por las discográficas y tambíen como una cuchufleta hacía Denver, al que consideraba demasiado pop para merecer un premio country (el caso es que era el nombre de Denver es que estaba realmente en la papeleta). Fue un escándalo mayúsculo y los productores lo pusieron en la lista negra haciendo que su carrera fuese cuesta abajo. A pesar de que aun consiguió un par de números uno (de temas cada vez más tranquilos, eso si) y apareció en la película de Clint Eastwood "Duro de pelar" (1979), Rich quisó retirarse del mundo del espectáculo, harto de los chanchullos discográficos y para desintoxicarse un poco y se limitó a tocar en pequeñas salas, lejos del gran público, durante diez años. Pero la muerte de su ex-mujer, y sin embargo amiga, de la que seguía enamorado, le hundió un poco más. Luego, en 1992, a petición del escritor Peter Guralnick, dió rienda suelta su talento escondido publicando un disco de jazz. Pero era solo por quedar bien, Rich se retiró de nuevo (ahora bastante rico gracias a unas buenas inversiones en una cadena de hamburgueserías) y solo salió de su rancho de Mississippi para ver a su hijo tocar con la banda de Freddy Fender en Florida (Charlie Rich Jr., que ahora sigue su estela). Pero durante el viaje se sintió mal y tuvo que para a descansar en un motel de Louisiana donde murió, con solo 62 años, de un enfisema pulmonar. Fue sin duda, después de Presley, el músico con más facilidad y talento para abordar todos los géneros musicales dignos.
Músicos: Charlie Rich (voz y piano), Billy Sanford, Roland Janes, Pete Wade y Ray Edenton (guitarra), J.M. Van Eaton y Bob Moore (contrabajo), Jerry Carrigan (batería), Martin Willis (saxo), Bobby Wood y Hargus "Pig" Robbins (teclados), Weldon Myrick y Pete Drake (steel guitar), Tommy Allsup (bajo), Sheldon Kurland, Byron Bach, George Binkley, Marvin Chantry, Roy Christensen, Carl Gorodetzky, Lennie Haight, Wlfred Lehman, Steven Smith y Gary Vanosdale (sección de cuerda) y The Jordanaires, The Holladays y The Nashville Edition (coros).


Semi-retirado y algo cascado, canta su inolvidable "Lonely weekends" en Orlando (Florida), en 1984.

No hay comentarios: