jueves, 15 de enero de 2009

Los Lobos (Los Angeles, 1973)

Hijos de inmigrantes mejicanos en Los Angeles que amaban la cumbia, el jazz latino, la música tex-mex, los norteños y los corridos, los amigos David Hidalgo, Conrad Lozano y Louie Pérez pronto demostraron talento para tocar instrumentos típicos de sus mayores tales como el acordeón, el guitarrón o la mandolina. Pronto conocieron a otro chico con sus mismas inquietudes y talento, el mejicano César Rosas y, en 1973, cuando ninguno de ellos (excepto Lozano) había cumplido aun los 20 años, decidieron formar la banda Los Lobos del Este de Los Angeles. Su repertorio era de interpretación de clásicos tradicionales mejicanos, corridos y rancheras relacionados con la Revolución y, por extensión, tomaron una linea izquierdista politicamente que les hacía afiliarse del lado de gente como el lider sindical chicano César Chávez, todo lo cual expresaban en sus canciones, las cuales muchas veces estaban compuestas por otros activistas hippys, lo cual se nota en cierto tonillo folk. A pesar de los problemas que ello les supuso (aunque les ganó las simpatías y el respeto de toda la población hispana de California) consiguieron editar un álbum en español con el reivindicativo título de "¡Sí se puede!" (1976) y que entre otras melodias, para que os hagaís una idea, llevaba el "No nos moverán", "Huelga general" o "Yo estoy con Chávez". Eran años en que los explotadores californianos trataban a los hispanos casi como esclavos y su partidismo dice mucho a su favor. Su EP "Just another band from L.A." (título que ya habían usado para un álbum Los Mothers solo 6 años antes y que ellos le dan un tono sarcástico) perdía carácter político y se centraba más en canciones tradicionales mejicanas, introduciendo ya guitarra eléctrica, bajo y batería y dejando de lado y para siempre el folk e introduciendo ciertos acordes de rock and roll. Normal, el mundo musical angelino de finales de los años 70 era rockero por excelencia y la influencia del rock and roll no podía dejarles impávidos. Sobre todo les impresionó el nuevo rockabilly que emergía por aquellos lares gracias a gente como los Blasters y muchos otros. Fue cuando se pusieron a componer, Dios les bendiga. Lo primero que hicieron fue abreviarse el nombre a, simplemente, Los Lobos y luego sacar un sensacional single de un rockabilly puro y salvaje llamado "We´re gonna rock" (1979) que les dió a conocer no solo en California sino en el mundillo rocker de Estados Unidos y parte del extranjero gracias a que fue seleccionado para aparecer en un recopilatorio de bandas de Los Angeles llamado "L.A. Rockabilly" (1981). Precisamente de los Blasters les llegó la última incorparación al grupo, el único yanqui de ellos, Steve Berlin (que había estado tambien en el grupo punk Los Flesh Eaters) y con esta incorporación de raices musicales tan radicalmente opuestas es donde apareció su famosa mezcla, instintiva por otra parte, de rock and roll con tex-mex y otras músicas de raices mejicanas. Berlin vió las posibilidades que tenía un grupo con ese mestizaje y contactó con la estrella T-Bone Burnett para que le ayudara a producirles un album. Se lo editó discos Slash en 1983 con el título "...And a time to dance" el cual, aunque solo llevaba 7 canciones, deslumbró a crítica y público con sus rock bailables ("Let´s say tonight"), sus rockabillys ("Why do you do?") y sus versiones de clásicos de rock and roll ("C´om let´s go", de Ritchie Valens) o de música tradicional mejicana ("Anselma", "Ay, te dejo en San Antonio"). Fue sin duda el mejor disco del año y, como se decía por allá, gustaba a ambos lados del Rio Grande (Estados Unidos y Méjico. Siiii, ya sé que lo sabíais pero aun así lo pongo). Su siguiente LP fue esperado con expectación durante un año y no decepcionó en absoluto: "How will the wolf survive?" (1984) es aun mejor que el anterior y sigue en la misma linea de mezclar rock and roll con corridos y rancheras (memorables, por nombrar solo algunas, son el rockabilly-tex-mex "Evangeline" o la serenata norteña "Serenata norteña" -je,je-) y ahora añadiendo alguna memorable balada, todo material propio que da lugar a uno de los mejores álbumes de los años 80. Teniendo todo lo dicho en cuenta no es de extrañar que fueran los elegidos para interpretar los temas de su adorado Ritchie Valens en la película "La Bamba" (con aparición en el film incluida) lo que ya les dió una fama mundial imperecedera. Aprovechando el tirón editaron ese mismo año 1987 su album "By the light of the moon", más maduro y pausado pero también excelente. En sus siguientes álbumes ya olvidaron completamente el rockabilly para dedicar más tiempo a sus raices mejicanas, aunque siempre encontraban un hueco para algo de rock and roll de calidad. En 1995 colaboran en la banda sonora de la película "Desperado" lo que les da mucha más fama en el mundo en general y en España en particular pues acompañan a Antonio Banderas mientras canta el tema principal del film, una canción de puro tex-mex. Pero en la cima de su fama les sobrevino la desgracia, algo de lo que no parece que puedan escapar los grandes del rock and roll. Mientras estaban de gira en 1999 alguien raptó a la mujer del vocalista de las gafas de sol César Rosas, y las hermanas de esta sospecharon de su hermanastro, Gabriel Gómez, el cual había sido acogido por los Rosas para alejarlo del mundo de las drogas en el que se había metido en Méjico. Las sospechas se confirmaron al encontrar sangre de ella en su furgoneta y Gómez fue juzgado y condenado a cadena perpetua antes de que se encontrara el cadaver, algo que ocurrió un año despues. Desde entonces, aunque siguen grabando y actuando como Los Lobos (en conciertos imprescindibles pues son músicos de una calidad sobrehumana, amén de simpáticos y graciosos) la verdad es que han diversificado sus propuestas musicales. Así Rosas e Hidalgo fundaron el grupo de música tejana y étnica Los Super Seven (con gente como Joe Ely, el Flaco Jiménez y Freddy Fender), Hidalgo y Pérez formaron el grupo de tex-mex Los Latin Playboys, Hidalgo formó el grupo de boogie-woogie y blues rock Houndog (además de tocar para gente tan diversa como Elvis Costello, John Lee Hooker, Roy Orbison, Willy De Ville, Dolly Parton o Tom Waits, entre otros. No en vano está considerado como uno de los mejores guitarristas de la actualidad) y Steve Berlin formó el grupo instrumental Tuatara (además de tocar para gente como Hooker, R.E.M. o Sheryl Crow y dedicarse a la producción).
Músicos: David Hidalgo (voz, guitarra, acordeón, pandereta, violín, teclados, armónica y banjo), César Rosas (voz, guitarra, bajo sexto y mandolina), Luie Pérez (guitarra acústica, batería, percusiones y coros), Steve Berlin (saxos, flauta, armónica, tuba y percusión) y Conrad Lozano (bajo, guitarrón y coros).

"Don´t worry baby", un buen ejemplo de su saber hacer.

6 comentarios:

Javier Márquez Sánchez dijo...

Un blog excelente. Menuda enciclopedia musical. Me encanta el rockabilly. No en exclusiva, pero sí me interesa bastante, y ha sido una alegría dar con este rincón.

Ánimo y enhorabuena

Jesus el Rocker dijo...

Gracias a ti y es una alegría que veas y consultes mi blog (para lo que haga falta) pues para mi es un honor viniendo del autor de "Rat Pack, viviendo a su manera", libro que compre y leí este año con entusiasmo y que recomiendo fervientemente. Para lo sque leaís estos comentarios decir que también es autor de un libro sobre Elvis que aun no he leido pero que leeré y comentaré aqui.
Un abrazo Javier.Ahora voy a leer tus blogs.

Chema Insolvente dijo...

Sin desmerecer a los demás, Articulo bravú este de Los Lobos.
Una de las bandas que nunca faltan en el cargador de mi coche, joder que antiguo soy, aún llevo cargador.
Ánimo Jesús, bárbaro tu espacio y además fantástica casualidad la de topar con este escritor.

Jesus el Rocker dijo...

Gracias Chema. ¿Cargador? Uf.

Anónimo dijo...

Hola, escribo desde Argentina, solo quiero felicitarte por este blog, estaba leyendo lo de Los Lobos. Un abrazo.

Jesus el Rocker dijo...

Gracias anónimo amigo argentino, espero que sigamos en contacto.