martes, 20 de enero de 2009

Hayden Thompson (Booneville, 1938)

Su padre era guitarrista y su madre cantaba gospel en la iglesia y tocaba la armónica por lo que no es de extrañar que Hayden ya ganara un premio de pequeño cantando gospel en un concurso en Tupelo, la localidad vecina donde había nacido Elvis. Cuando su único hermano murió trágicamente, los padres volcaron todo su afecto en él y le regalaron una guitarra Gibson que el pequeño aprendió a tocar rapidamente. Estando aun en el instituto, en su Mississippi natal, formó su propio grupo, llamado los Southern Melody Boys que hacían música country-blues. Al año siguiente ya pudieron actuar en la radio local de su pueblo y grabar un single, "I feel the blues coming on" (1953) lo suficientemente bueno para ser editado por el sello Von (que por entonces llevaba la carrera de los hermanos Burnette). Aunque Thompson aparecía acreditado como "el cantante más versátil del Sur", el disco no se vendió apenas, aunque les abrió las puertas para poder actuar en el famoso festivasl Louisiana Hayride en 1955. Pero en 1956 el rock and roll ya estaba lo suficientemente establecido como para que Hayden se diera cuenta que esa era el ritmo que quería hacer, asi que cambió de músicos y formó los Dixie Jazzlanders. Con ellos salía de gira en una camioneta sin destino fijo y tocaban y proyectaban la película "Rock around the clock" previo pago de una entrada. Pero no tenían material propio, dedicandose en sus actuaciones a hacer versiones de Presley, Richard o Domino lo cual les cerraba las puertas de los estudios de grabación por su falta de originalidad. El resto de sus compañeros lo dejaron, bien por no confiar en el futuro del rockabilly que estaban haciendo, bien por contraer matrimonio, y Hayden tuvo que asociarse con un novato entonces Billy Riley. Hacían un espectáculo en el que Riley imitaba a Little Richard y Thompson a Elvis. Tras separarse, de todos es sabido que Riley entró en la mítica discográfica Sun de Memphis por la puerta grande, y no se olvidó de su amigo, recomendándole y prestándole a sus músicos. Grabó cuatro canciones de rock and roll y rockabilly, pero fueron considerados de calidad insuficiente y pasaron los meses y no salían a la luz. Hayden seguía dando el follón a Sam Phillips, dueño de Sun, mientras que tuvo que ponerse a trabajar como conductor de limusinas del aeropuerto para sobrevivir. Finalmente Phillips le editó "Love my baby" (1957) en su división International. Las ventas no es que fueran millonarias precisamente debido a que sus temas quedaron eclipsados por el demoledor éxito de Bill Justis "Raunchy", pero convirtieron a Thompson en uno de los más conocidos puristas del rockabilly entre sus fans más acérrimos y radicales gracias a las interminables giras organizadas por Sun en que se embarcó, acompañando a gente como Sonny Burgess o su amigo Riley. Para colmo de males Phillips puso más interés en la banda de Slim Rhodes (que acompañaba ahora a Thompson) que en el propio Hayden, por lo que este, al fin desencantado de Sun Records, se marchó a probar suerte en Chicago en 1958. Allí viviría la misma historia, grabaciones que no llegarían a editarse o que lo serían en pequeños sellos sin apenas distribución, por más que intentara inculcar a sus rockabillys ciertos ritmos exóticos, de nuevo, como el cha-cha-chá. Al fin tuvo más repercusión con su single "Whatcha gonna do" (1961) pues llegó a aparecer en algunos programas de variedades televisivos. Ello le llevó a un contrato con discos Hallway, heredero en cierta forma de Sun en Tejas, que le grabó algunas buenas baladas estilo Elvis. Su falta de éxito le llevó a volver a sus raices country a partir de 1965 pero cuando, sorprendentemente, los rockers europeos lo empezaron a reclamar como uno de los pioneros del rockabilly a pesar de su fracasada carrera (gracias a recopilatorios de Sun Records), Thompson comenzó a viajar a Europa para asistir a nostálgicos festivales donde era adorado como una estrella y a grabar nuevos temas de alta calidad, como "The boy from Tupelo". Ni aun así consigue ganarse la vida con soltura pues sigue ejerciendo de chofer de limusinas en Chicago (donde tiene mujer e hijo) entre gira y gira.
Músicos: Hayden Thompson (voz , guitarra rítmica y piano), Clyde King, Brad Suggs, Roland Janes y Travis Westmoreland (guitarra), Cricket Grissom (voz), Junior Johnson (violín), Perry King (steel guitar), Slim Rhodes (voz y guitarra rítmica), Spec Rhodes, Marlin Grissom y Marvin Pepper (contrabajo), Jerry Lee Lewis (piano), J.M. Van Eaton y Bob Millar (batería).


Siu inmortal "Love me baby" cantado en Francia en 2006.

No hay comentarios: