miércoles, 31 de diciembre de 2008

Roy Hall (Big Stone Gap, 1922 - Nashville, 1984)

Siendo aun muy joven un viejo de su pueblo le enseñó a tocar el piano y a beber por lo que cuando tenía 21 años ya era el mejor pianista de su Virginia natal y uno de sus más destacados borrachos. Así que pronto viajó por todos los bares de Virginia, Tennessee y Alabama que tuvieran piano, tocando por poco dinero pero por mucha bebida. Su estilo era agresivo y rapido con las teclas, al modo del boogie-woogie, pero cantaba al modo hillbilly, creando una mezcla que lo convertía en uno de los grandes pioneros del rockabilly. Fue tal su éxito en los bares que decidió tomarselo algo más en serio y creó una banda, Roy Hall & his Cohutta Mountain Boys, con la cual en 1949 fichó con el pequeño sello independiente de Detroit, Fortune. Grabaron seis temas, la mayoría de los cuales hillbillys a la moda de lo que hacía Hank Williams entonces pero uno de ellos, "Dirty boogie" (1951), iba mucho más allá, era un tema tan salvaje y adelantado a su época que estaba a un paso del rock and roll y el rockabilly. Pero dio un paso atrás tremendo con un single a medias con las Davis Sisters, "Jealous love" (1953), por lo que se rompió su relación con Fortune. Probó suerte en otras discográficas (editándole Bullet algunos temas que le habían grabado en años anteriores) pero la ventas fracasaron siempre, por lo que se decidió a montar un número él solo de comedia musical llamado La Caja de Música, en el que tocaba, bebía y hacía chistes, un poco al estilo del rat-pack de aquellos años. Pero llegaba un momento en el que había que asentarse asi que accedió a convertirse en pianista de acompañamiento de otros artistas como Webb Pierce (que trás la muerte de Hank Williams se había convertido en el nuevo Rey del Country en 1953) o Marty Robbins. Esto le dió el suficiente dinero para montar un club, pero ya fuera por su falta de visión musical o por su ceguera etílica el caso es que despidió a Elvis por malo la primera noche y a Jerry Lee Lewis al cabo de un par de semanas (pero este le gustó más, incluso hicieron algunos duos). Fue allí donde Lewis oyó por primera vez una de las canciones que más éxito le darían, "Whole lotta shakin´ goin´ on", una obra de Hall. Viendo la calidad que Hall iba tomando como compositor también Webb Pierce lo recomendó a discos Decca, que le publicó algunas versiones de los rock & rolls que estaban triunfando, entre ellos "Whole lotta shakin´..." (1955), "See you later alligator" (1956), "Blue suede shoes",  "Diggin´ the boogie",... pero ninguno fue un éxito de ventas. Parecía que no iba a importarle cuando "Whole lotta..." se convirtió en un éxito mundial de la mano de su ex-empleado Jerry Lee Lewis y percibiría por tanto mucho dinero por parte de los derechos de autor. Desgraciadamente se divorció de su mujer y esta se quedó con esos derechos sin ni siquiera saber decir el do-re-mi-fa-sol. Grabó todavía algunos muy buenos temas, como los tardíos rockabillys "One monkey can´t stop the show" (1960), acreditado como Roy "The Hound", y "Three alley cats" (1965), que tampoco triunfaron, como era de esperar a estas alturas. Un tanto desengañado, hastiado y borracho, Roy Hall continuó tocando rockabilly en pequeños clubs de Nashville a cambio de dinero y bebida practicamente hasta el dia de su muerte a los 62 años de edad.
Músicos: Roy Hall (voz y piano), Tommy Odum (guitarra), Bud White (guitarra rítmica), Flash Griner (contrabajo), Frankie Brumbalough (violín), The Back Room Boys y The Jumpin´ Cats.


Tocando el famoso "Hasta luego cocodrilo" en un prgrama de televisión.