martes, 9 de diciembre de 2008

"Rock, rock, rock" (Will Price, 1956)


Una comedia juvenil, no estrenada en España en su momento, con un argumento tan tonto (las dificultades de una chica para conseguir un traje adecuado para el baile de fin de curso) fue sin embargo uno de los mejores medios de promoción para el incipiente rock and roll. Así fue, pues en fecha tan temprana como 1956 ya podemos ver aqui al gran disc-jockey y bautizador del género Alan Freed (aqui llamado "El Rey del rock and roll", aun Elvis no se había apropiado del apodo) presentando a figuras de la talla de LaVern Baker (cantando "Tra-La-La"), The Moonglows ("Over and over again"), The Flamingos ("Rock & roll", comiéndose literalmente al resto de intérpretes con su enérgica y espectacular actuación. Ellos sí hicieron los deberes), Johnny Burnette Rock & Roll Trio ("Lonesome train"), Jimmy Cavallo & the House Rockers ("Jumpin´ Jive" y "The big beat"), Cirino & the Bowties ("Ever since I can remember"), Chuck Berry ("You can´t catch me"), The Coney Island Kids o a Frankie Lymon & the Teenagers, interpretando su superéxito "I´m not a juvenile delinquent". Esto último resultaba paradójico pues la película fue acusada de promover la delincuencia juvenil a pesar de que hoy se ve tan inocente como a Caperucita. Pero es que el solo hecho de contener rock and roll ya era un pecado gordo. Hay más canciones en la película, cantadas por sus protagonistas por imperativos del guión y la productora. Así Teddy Randazzo canta "The things your heart needs", "Thanks to you" y "We´re gonna rock tonight". Es aparentemente la guapa y jovencísima debutante Tuesday Weld quién canta las aburridas "I never had a sweetheart" y "Little blue wren", aunque la realidad es que la voz la pone Connie Francis. Son los peores momentos del film, de esos que se pasan a cámara rápida sin que te remuerda la conciencia. Pero viéndolos uno se pregunta porque se incluyeron y, en cambio, se cortó en el metraje final la actuación de Frank Virtue & the Virtues.

Anuncio original de la peli.

2 comentarios:

Calígula dijo...

¿El tal Frankie Lymon no había acabado borracho, drogado y entre rejas por delinquir reiteradamente?

¿Como era esa paradoja? Tienes que hacerle una especie de post biopic de los tuyos.

Jesus el Rocker dijo...

Si, si, de hecho está su post aqui pero solo pone proximamente así que me voy a poner manos a la obra, ya verás que risa.