martes, 9 de diciembre de 2008

"High school Hellcats" (Edward Bernds, 1958)

Película que no se estrenó en España en su momento pues la censura no lo permitió dado el miedo existente a que el gamberrismo juvenil norteamericano se extendiese al interior de nuestras fronteras. Y es que trata sobre una banda de chicas malas de instituto, Las Gatas del Infierno (entre las que destaca su jefa, la musa de las películas rockers de los años 50, Jana Lund), a las que les gusta beber, usar a los chicos, tirar de navaja, robar y ¡hasta fumar!. Pero...¿A donde vamos a ir a parar? ¿Qué será lo próximo? ¿Que puedan votar?. El caso es que llega una chica nueva e inocente al instituto y como quiere integrarse y ser popular pues se une a ellas iniciando un camino descendente hacia la depravación que solo un novio como Dios manda puede parar. La película fue, en varios sentidos, una inspiración para la famosa "Grease" (1978), aunque sin el sentido del humor de esta, no ya solo por la banda de chicas tan semejantes a las Pink Ladies sino también por ciertos detalles del argumento, como los encuentros con los chicos (escena casi idílica de playa incluida), e incluso es posible que el coche del protagonista masculino sea el mismo que el usado 20 años después y bautizado por Travolta como "Relámpago de brillantina". Sin embargo este film es mucho más oscuro e inquietante, con escenas de desencuentro generacional y hasta algún cadáver. La escena final, lejos del ambiente festivo, fraternal y algo pavo de la de "Grease", parece más adecuada para una película de suspense. Pero el resultado final es claramente inferior, con personajes planos y sin pizca de gracia, lo que sumado a dialogos más simples que el mecanismo de un botijo ha hecho que, con cierta justicia, el tiempo la haya relegado totalmente al olvido. Para colmo algo que la podía salvar, como es la banda sonora, resulta penosa para una cinta de este sub-género. Está totalmente compuesta por el músico de los estudios Ronald Stein, especialista en este tipo de películas ("Girls in prison", "Shake, rattle & rock", "Dragstrip girl", "Reformatorio femenino", "Hot Rod gang"...) pero que no tiene el espíritu necesario y que no es consciente que, para componer rock and roll no es suficiente con saber escribir música o dominar la orquestación. Son temás tópicos instrumentales faltos de garra y de cualquier atisbo de rebeldía juvenil. Por supuesto no hay ni una sola actuación estelar de alguna de las estrellas del género que tan a la disposición tenían en aquellos años. Muchos años despues James Intveld rendiría un homenaje a esta película con su canción homónima que aparece en la película "Cry baby", mientras que Tony Conn y Ray Campi harían lo mismo con su "High School Hellcats reunion", un magnífico álbum conjunto.

Anuncio original de la peli.