martes, 10 de junio de 2008

Tommy Steele (Londres, 1936)

Su verdadero nombre era Thomas William Hicks y nació en el barrio pesquero de Londres donde se empleó ya muy joven como pescador o como marino mercante, entre otros oficios. Cuando se le hicieron los exámenes médicos para el servicio militar a los 18 años se le descubrió una dolencia cardiaca por lo que se libró de la mili. Pero de lo que no se podía librar era de trabajar si quería comer y cuando la gran huelga portuaria de 1955 él se dedicó a cantar y a tocar la guitarra en algunos locales del Soho, solo o con el Vipers Skiffle Group de Wally Whyton (que tras triunfar con su canción "Don´t you rock me Daddy-O" se dedicaría a la televisión). Tommy se embarcó como marinero en un viaje transoceánico y al arribar a Estados Unidos quedó inmediatamente cautivado por el rock and roll que hacía Buddy Holly y volvió a Inglaterra dispuesto a llevar allí aquella música infernal pero dandole un toque del típico skiffle británico junto a su acento y su argot de los suburbios. Así lo hizo, y con tal acierto que el famoso manager Larry Parnes creyó encontrar en él a la respuesta inglesa a Elvis. Tommy se cambió el apellido a Steele (así se pronunciaba el de su abuelo) y grabó, en 1956, "Rock with the caveman", que fue todo un éxito en Gran Bretaña y le transformó en el pionero del rock and roll de las islas británicas. A partir de ahí, muy astutamente, Tommy se dedicó a hacer versiones de canciones de rock and roll estadounidense antes incluso de que las versiones originales llegasen a Inglaterra con lo que tenía el éxito asegurado. De esta forma, por ejemplo, consiguió un número uno en 1957 con "Singing the blues", que Guy Mitchell había editado poco antes en los EE.UU. y arrastró verdaderas multitudes enloquecidas a sus conciertos, sobre todo legiones de chicas histéricas. Luego protagonizó las películas "La historia de Tommy Steele" (1957), "The duke wore jeans" (1958) y "Tommy the toreador" (1959) que le convirtieron en una estrella para toda Europa, llegando a hacerse conocido también en Estados Unidos. Cuando en 1960 el avión en el que Elvis Presley viajaba hacia su tierra, despues de terminar la mili en Alemania, paró a repostar en el Reino Unido, parece ser que fue Tommy Steele quién le enseño Londres durante un dia. Durante la década de los 60 Tommy demostró que también tenía talento interpretativo y comenzó a actuar en algunas obras de teatro como la versiones sobre las tablas de "Con faldas y a lo loco" y "Cantando bajo la lluvia". Ello hizo que ahora su carrera cinematográfica se olvidase de los ritmos rockeros para centrarse en temas más serios, llegando a compartir cartel con Fred Astaire o con Petula Clark, pero haciendo que sus films musicales se resintiesen, como el casi ridículo "It´s all happening", que os recomiendo evitar a toda costa. Después consiguió algunos programas propios en la televisión, medio que le mantuvo ocupado buena parte de los años 70. Pero el inquieto talento de Tommy parecía no tener fin y en los años 80 publicó libros infantiles y un excelente ensayo sobre la evacuación de Dunquerque durante la segunda guerra mundial. Poco despues, acaparador, se dedicó, también con éxito, cual hombre del Renacimiento, a la escultura siendo esta la faceta por la que ha ganado más renombre en estos últimos años, pero no por ello ha abandonado el teatro (el musical "Scrooge" es su último éxito), la música de rock and roll, la televisión (aun tiene su propio show), la radio, el periodismo, el cine y la literatura (una jugosa autobiografía).
Músicos: Tommy Steele (voz, guitarra y banjo) y The Steelmen.


Tommy interpreta su famoso "Rock del ascensor" en una de sus primeras películas.