martes, 3 de junio de 2008

Surf music

Los Chesterfield Kings también hicieron un sensacional álbum de música surf.

A finales de los años 50 el rock and roll instrumental era muy popular en el las playas del sur de California gracias a fenómenos como Duane Eddy, Santo & Johnny o Link Wray, que estaban fuertemente influidos por la música latina que venía de Méjico, que daba mucha importancia al ritmo de la batería y al rasgado intermitente de la guitarra. Aquellas playas estaban infestadas de jovenes surferos amantes del rock and roll clásico a falta de algun tipo de música que les identificara aun más como una tribu completamente diferente (que había crecido mucho como consecuencia de la evolución técnica de las tablas) que ya había protagonizado los primeros incidentes con los rockers clásicos. Este tipo de música llegó cuando el músico local Dick Dale y su banda los Del-Tones empezaron a tocar rock and roll instrumental desenfadado que parecía imitar, en los punteos de guitarra, el borboteo del agua del mar y captaba el espiritú que bullía en la cabeza de un surfer buscando la gran ola por la mañana. Dale se convirtió en un idolo para los surferos del surf de California desde 1957, pero no llegó a convertir el fenómeno de la música surf en un éxito nacional hasta 1962 en que grabó "Miserlou". Desde ese momento grupos surf empezaron a copar los primeros puestos de las listas veraniegas (la frescura de estos temas invita a oirlos sobre todo en época estival), así los Chantays ("Pipeline"), los Ventures ("Walk don´t run") o los Surfaris ("Wipe out"), creando en ocasiones sus propias salas de fiestas y sus incondicionales irreconciliables. A partir de 1963, para horror de los puristas (siempre igual), y para alegria de los verdaderos surfers que querían también oir historias sobre olas, amores y desamores de verano y juergas, algunos grupos empezaron a ponerle letras a las canciones surf, letras que hablaban sobre estos temas, pero que también tenían un especial toque en falsete y unos coros blancos y limpios muy sugerentes. Así aparecieron los Rivieras con su magnífica "California Sun", los Trashmen ("Surfin´ bird", antecedentes del punk surf), los Tradewinds ("New York is a lonely town") y, sobre todo, Jan & Dean y los Beach Boys, que dieron a conocer la música surf a todo el planeta, haciendo internacionales las inquietudes de los surferos, y evolucionaron hacia otros estilos con bastante dignidad, algo poco habitual. Tambien surgieron grupo de chicas en este género, aunque de corta vida, tal es el caso de las Beach Girls o de las Sea Shells y multitud de grupos en otras partes del país aunque no tuvieran playa, tal es el caso de Los Malibooz o Los Creations ("Crash"), de Nueva York, Steve Goodman de Chicago, los Buffalo Highlites de Buffalo o los referidos Trashmen, de Minnesota. Para 1964 las letras sobre temas playeros estaban tan trillados que el sub-género cambió de tercio y empezó a recurrir a otros temas juveniles como los coches veloces y las motos (manteniéndose musicalmente) y es lo que se ha llamado Hot-Rod music. Paralelamente a todo esto apareció un sub-genero cinematográfico surf, sobre fiestas en la playa, música surf, tablas y chicas, que tuvo como mayores estrellas al teen-idol Frankie Avalon y a la ñoña Anette Funicello (ambos protagonizarían una genial parodia de todo aquello muchos años despues: "Regreso a la playa"), aunque el film que había dado el pistoletazo de salida al sub-género fue "Gidget" (1959). La música surf se hizo internacional y surgieron bandas en todo el mundo, como los injustamente olvidados Derby´s ("S.O.S.") en Perú. Durante los años 70 la surf music fue sustituida por el artificial sonido California y por la Beach Music, hecho por rockeros blandos o por hippys que solo querían escuchar alguna melodía sentados mientras se hacían un porro, olvidándose de las juergas y el baile de épocas anteriores (sus mejores representantes, no obstante, serán Los Eagles). Por fortuna tuvo una época revivalista durante los años 80 gracias al surf-rock y al punk-surf californiano cuya punta de lanza fueron precisamente Los Surf Punks (1976 -1988), un genial grupo de chalados cuyo lider Dennis Dragon (que ya había hecho bandas sonoras para películas surf durante los años 60) solía tocar subido a una torreta de vigilante playero y cuyo efímero miembro Johnny Malibú fue deportado a Australia por su incívico comportamiento. Otros grupos de este revivalismo fueron Los Toons, que introducían du-dúa, Los Surf Raiders, los más rockabilleros The Evasions y en Europa los británicos Surfin´ Lungs y los españoles Coronas (con el antecedente de los primeros singles de Loquillo). Tipos como ellos abrieron las puertas al auge de este sub-género en el siglo XXI y que ultimamente ha de agradecerse a gente como los chicanos Straitjackets. En España también el siglo XXI ha visto un auge inmenso del género, con grandes festivales exclusivos y con multitud de nuevos y buenos grupos como Vibrants, Los Gatillos, Doctor Explosión, Los Wrayajos, Vampiros en La Habana, Derrumbes, Longboards, Pataconas, Malignos, Tiki Phantoms, Imperial Surfers, Dirty Surf, Cosmic Vampires, Infraseres, Kings of Makaha, Alaridos Salvajes, Asskickers Enmascarados, Vituperios, Supertubos, Phil & the Spectros, Stupefactos, Kanaloas, Sfinters, Surfones, Born Losers, Hustlers, Gaforic Explosion, Walkynson´s, Nitros, Chewacca´s, Brillantinas, Golden Zombies, Imperial-Tones, Kongs-Men, Creyentes, Blue Marinos, A-Phonics, Twangs, etc... Muchos de ellos adoptando disfraces, máscaras o tocados éxoticos para hacer más gamberro y misterioso el ambiente en sus conciertos.

Dick Dale (acompañadopor Stevie Ray Vaughan) tocan el "Pipeline" de los Chantays mientras Frankie Avalon y Anette Funicello hacen sus tontunas en "Regreso a la playa".

4 comentarios:

Como una cuba dijo...

¡Copón! ¡Cómo prolifera tu blog! Cada vez que me meto tienes un millón de nueva información. El surf no me gusta con lo cual esta entrada me la salto y me paso a la siguiente (tiemmmmmmmpo). Ya lo he leído, y al final también los de la tabla de la plancha, ya puestas. Muy chulo todo, lo que estoy aprendiendo... Keep on baby

Anónimo dijo...

Gracias, te recomiendo oirlo solo en verano.
Keep on cubing.
Jesus

audrey dijo...

The Brillantina's fue un grupo de mi ciudad con el que no coincidí en el tiempo. Yo estaría a otros menesteres y no supe de su existencia hasta que desaparecieron.
El otro día me encontré en el periódico local con esta triste noticia:
http://www.noticiasdenavarra.com/2016/07/09/ocio-y-cultura/cultura/fallece-roberto-cia-meyer-musico-de-the-brillantinas

Realmente joven para morir :(

Jesus el Rocker dijo...

Una mala noticia. Gracias Audrey, un beso.