jueves, 19 de junio de 2008

"Luna de miel para tres" (Andrew Bergman, 1992)

A pesar de la promesa que le hizo a su madre (Anne Bancroft) en su lecho de muerte, Jack Singer (Nicholas Cage) ha tomado la determinación final de casarse con su encantadora novia Betsy (Sarah Jessica Parker). Para compensarla por tanta espera la lleva a Las Vegas para que todo sea más romántico, de hecho el título original del film es "Honeymoon in Vegas" (Luna de miel en Las Vegas). Sin embargo el gangster Tommy Korman (el gran James Caan) se enamora de la chica por ser igualita que su dfunta mujer, y embauca a Jack en una partida de poker en la que este pierde hasta... ¡A su novia durante un fin de semana! Jack ha de cumplir su palabra y Betsy acepta, despechada y terriblemente enfadada con él por lo que ha hecho. Todo parece un acuerdo más o menos amistoso de unos días, pero con lo que no contaba Jack es con Korman se lleve a la chica a Hawaii y que esta empiece a encontrar más atractivo al elegante y romántico Korman que al desastre de Jack. Los celos y la desesperación de este, que se da cuenta no solo de que ha metido la pata, sino de que de verdad ama a la chica y quiere, realmente ahora, casarse con ella, le llevarán a hacer una serie de locuras hilarantes para intentar recuperarla. Aunque no os cuento el final solo es diré que grandioso, pero antes la película es más que entretenida y simpática, aderezada con una sensacional banda sonora. Y es que aparte de todas las referencias a Elvis, inevitables en una película sobre Las Vegas y Hawaii (dos lugares clave en su carrera), las canciones del film son todo temas que el Rey interpretó en su vida, pero interpretados por otros artistas de forma exclusiva para la película. La elección del tema y la forma de interpretarlos nos ilustran perfectamente sobre la personalidad y gustos de cada uno de ellos. Así, Bruce Springsteen imprime su personal rock a "Viva Las Vegas"; Jeff Beck prefiere una fiel versión, instrumental, eso si, del "Hound dog"; Bryan Ferry demuestra lo lánguida que puede llegar a ser "Are you lonesome tonight?"; John Mellencamp se inclina por intentar transformar en blues-rock el "Jailhouse rock"; Vince Gill cumple con nota con "That´s all right mama"; Amy Grant demuestra lo sosa que puede llegar a ser una persona cantando "Love me tender"; por el contrario Trisha Yearwood está que se sale con su "Devil in disguise"; Willie Nelson intenta hacer más exótica y romántica que originalmente "Blue Hawaii"; Bono muestra su lado pedante en "Can´t help falling in love"; sensacional está Ricky Van Shelton en "Wear my ring around your neck"; Billy Joel demuestra su saber hacer y su pasión por Elvis en sus "Heartbreak Hotel" y "All shook up", siendo el único que aporta dos temas al proyecto; pero son Dwight Yoakam y Travis Tritt -como no podía ser de otra forma- los que proporcionan los mejores momentos de la banda sonora con sus "Suspicion minds" y "Burning love", respectivamente. Pero hay mucha más música en la película, aunque no salga en el disco oficial como los temas antes mencionados. Diversos imitadores del Rey, a cual más sorprendente, cantan canciones de Presley durante un concurso. Así es como Robert Kim, asiático, canta "Teddy bear", y Clearence Giddons, negro, y Bruno Mars, un niño de seis años -que aparenta dos- (conocido entonces como "El pequeño Elvis") interpretan algo exageradamente "Can´t help falling in love" (decir que Mars es ahora un cantante de pop fusión de cierto éxito, a pesar de que lo hace, por linea general, es un truño de tomo y lomo. Debe ser triste que el mejor momento de tu carrera fuese a los seis años de edad). En otro momento del film, un enloquecido y borracho chamán (interpretado por Peter Boyle) canta el tema de Broadway "Happy talk" y el tradicional hawaiano "Bali hai", ante la desesperación de un impaciente Jack (recordemos, Singer -Cantante- de apellido). Otras canciones hawaianas, folclóricas o no, se escuchan en la cinta, tales como "Waikiki beach", "Ka lae o Makahonu", "Hawaii kua oli" o "Hilo march", interpretadas por Harry Kalapana, Hui Ohana y The Pandanus Club Orchestra. Ni que decir tiene que todo ello va aderezado con algunos temas de Elvis en persona que podemos escuchar de fondo..

Anuncio de la película.