jueves, 17 de abril de 2008

Johnny Cash (Kingsland, 1932 - Nashville, 2003)

Originario del norteamericano estado de Arkansas, su familia era tremendamente pobre. Por eso su padre se los llevó a todos a la nueva localidad de Dyess, un experimento del gobierno en el que se daban facilidades para pagar casa y terrenos a los jóvenes agricultores. Aun así el pequeño Johnny tuvo que empezar a trabajar, recogiendo algodón, cuando solo tenía seis años y luego acarreando agua para una cuadrilla durante diez horas diarias. Allí murió el hermano mayor y mejor amigo de Johnny, Jack, al caer sobre una sierra de péndulo mientras trabajaba en ella, una perdida que le atormentaría el resto de sus dias. Quizá para ahogar sus penas se aficionó a tocar la guitarra y compuso su primera canción, una balada country, con solo doce años. En 1950, harto de tanta pobreza, se alistó en el ejercito, siendo destinado como operador de radio a la base de la fuerza aerea en Landsbergh (Alemania) , donde forma, junto a unos compañeros, un grupo country, The Landsberg Barbarians. La revista del ejército Barras y Estrellas le publica la letra de su canción "Hey Porter" y poco despues un dentista borracho le produce su característica cicatriz en la cara. De vuelta a casa, en 1954, previa parada en España, se casa y se traslada a Memphis donde se dedica a ensayar con tres mecánicos compañeros de su otro hermano, Luther Perkins (hermano del luego conocido cantante Thomas Wayne -vease-), Marshall Grant y Red Kernodle, conocidos como The Tennessee Three, mientras trabaja como vendedor ambulante y toma cursillos de locutor de radio. Aunque tocan solo para divertirse y para "fastidiar a sus mujeres", como dice Kernodle, los chicos deciden ir a hacerse una prueba en los estudios Sun donde, ante el dueño Sam Phillips, interpretan algún aburrido gospel. Kernodle, enfadado con los malos modos de Phillips, se marcha, dejandoles en Tennessee Two desde entonces, y Sam les dice que intenten ser ellos mismos, sin imitar a nadie, o no les sirvirán, por lo que Johnny empieza a tocar su "Hey Porter", a pesar de que sus compañeros no la conocen. Phillips queda impresionado y les contrata, editandoles el single "Cry, cry, cry" (1955) que tiene una repercusión tremenda en la zona de Memphis. Pronto su característico sonido, a medio camino entre el country y el rock and roll más primitivo (así como su particular forma de tocar la guitarra como si empuñara una metralleta y con trozos de papel entre las cuerdas, dándole un sonido característico) comienza a ser conocido como boom-chick-a-boom y les dejan actuar junto a Carl Perkins o teloneando a Elvis (con ambos y con Jerry Lee Lewis haría incluso una jam session conocida como la de El Cuarteto del Millón de Dólares. Ver artículo sobre ella en este mismo blog). Edita el single "Folsom prison blues" (1956) que llega la número cinco en las listas nacionales de country y, poco despues, "I walk the line" (un ritmo que le había obsesionado desde que un compañero de mili lo consiguiera grabando unos acordes al revés, es decir, dándole a las teclas record y rewind a la vez en un viejo grabador) llega al número uno, entrando también en las listas generales. De la noche a la mañana se había convertido en uno de los artistas de más éxito en los Estados Unidos pero seguía atado a la pequeña discográfica Sun, donde editaría muchas más obras maestras, como "Home of the blues" (1957) o "Big River" (1958), por citar algún ejemplo. Phillips permitió que Cash se marchara a Columbia Records para centrarse en la carrera de su otro pupilo: Jerry Lee Lewis. Columbia lo metió en una serie de agotadoras giras (300 shows al año) que rebajó casi a cero su tiempo para componer y grabar que hicieron que Cash empezara a tomar anfetaminas para combatir el cansancio. Apenas componía y grababa, algo que solo se disimulaba por la cantidad de material antiguo que Sun iba sacando. A principios de los años 60 ya era todo un adicto a las pastillas y al alcohol y se hizo famoso por los brutales destrozos que inflingía a hoteles donde se alojaba y a otros lugares (fue responsable directo de un horrible incendio forestal por el que debió estar encerrado mucho tiempo, pero se libro de forma injusta pagando una fuerte multa) tanto como por sus éxitos musicales: "Ring of fire" (1963), "Understand your man" (1964) o "Jackson" (1967). Su mujer Vivian Liberto, harta de sus excesos y celosa de la compañera de giras de Johnny, la cantante June Carter (sí estaban enamorados, pero June no quería una relación por respeto a la mujer de Cash), le abandonó. Esto, la muerte por sobredosis de su co-compositor y amigo Peter LaFarge (fue él quién le inició en el consumo de drogas) y el sentimiento de culpa en relación al fallecimiento de Johnny Horton (vease) le enloqueció aun más. Pero Johnny sobrevivió y se fue a vivir con el cantante country Waylon Jennings, otro adicto, siendo las peleas eran constantes por la posesión de las drogas. Se dió cuenta que había tocado fondo cuando se despertó medio muerto en el jardin de una casa que no conocia, llevándole incluso a buscar la muerte internándose en unas cuevas para morir de inanición. Pidió ayuda a June Carter (la cual descendía de los famosos Carter Family, y había formado parte de los conjuntos country Mother Maybelle & the Carter Sisters y en Opry, y había estado casada con el cantante Carl Smith) y gracias a esta, y a una renovada fé en Dios, consiguió salir de las drogas, casándose en 1968 (si bien previamente había engañada a June con la propia hermana de esta, Anita). No todo había de ser bueno, en este mismo año su amigo y vecino Luther Perkins, guitarrista con él desde los tiempos de los Tennessee Three, muere abrasado en su casa al quedarse dormido con un cigarrillo encendido. Dejando de lado su nueva faceta gospel, los éxitos de Cash aumentaron, así "Daddy sang bass" (1969) permaneció seis semanas en el primer puesto de las listas country, también hizo un dueto con Carl Pekins, pero la cima de su popularidad llegó cuando grabó una actuación en directo para la televisión desde el penal de San Quintín en ese mismo año. El concierto (convertido también en LP) es todo un hito en la historia de la música por la memorable conexión entre El Hombre de Negro (como se llamaba ya a Cash por su forma de vestir y que daría título a su autobiografía) y el público recluso que dieron lugar no solo a un concierto musicalmente memorable, sino también a momentos de humor inolvidables que ni los pitidos de la censura tapando los tacos pudieron borrar (la canción "A boy named Sue", que llegó al número uno también, hacía burla de un juez que había encerrado a muchos de los allí presentes, mientras que "Folsom prison blues" enfurecía al alcaide a la vez que enaltecía a los reos con su dura letra sobre un preso sin remordimientos: "Disparé a un hombre en Reno solo para verle morir"). Cash consiguió su propio show en televisión, colaboró con Bob Dylan, fue invitado a ir a la Casa Blanca y co-protagonizó la película "El gran duelo" junto a Kirk Douglas. Los éxitos seguian llegando: "Sunday morning coming down" (1970), "Flesh and blood", "Man in black" (1971)... Entonces se volcó un poco más en la religión que tanto le había ayudado, emigrando a Tierra Santa, donde incluso grabó una película y un disco junto a Kris Kristofferson. Fundó su propio estudio de grabación y volvió a llegar a lo más alto de las listas country con "One piece on a time" (1976), aunque nunca abandonaría el rock & roll e incluso el rockabilly como su estupendo álbum "Rockabilly blues" (1980). En 1986 firmó por Mercury records grabando junto a otros artistas temas muy buenos (incluyendo una revisitación de El Cuarteto del Millón de Dólares llamada Class of 55, pero con Roy Orbison sustituyendo a Elvis), como cuando formó el supergrupo The Highwaymen, junto a Kris Kristofferson y Waylon Jennings. Por desgracia tuvo problemas de salud que le hicieron volver a las drogas, y aunque no de la forma convulsiva de antaño fue suficiente para que su fiel compañero Grant le dejase de forma definitiva (para formar el grupo The Statler Brothers). Esto y la irrupción de la oleada de cantantes del llamado Nuevo Country le dejó en segundo plano, aunque siempre visto como el mito al que todos estos adoraban. Sus problemas de salud se agudizaron en los años 90 por el parkinson y la diabetes, lo cual no le impidió recibir valiosos homenajes e incluso ganar algun Grammy por un par de innovadores álbumes., destacando entre ellos la emotiva canción de despedida "Hurt". En mayo de 2003 moría June Carter de una enfermedad cardiaca. Destrozado por la perdida, Johnny le seguiría solo cuatro meses más tarde y en seguida la hija de June, Rosey (de 45 años), también cantante, perecería al dormir dentro de un autobús calentado con estufas de monóxido de carbono. Grant murió en el año 2011. La hija de Johnny, Rosanne había seguido los pasos del padre con cierto éxito un tiempo, destacando el tema "My baby thinks he´s a train" (1981), que llegó al número uno de las listas country, pero también en una vida autodestructiva que la llevó a cometer el mismo error de caer en el infierno de las drogas duras. La influencia de Cash en el mundo de la música ha sido enorme, no solo al dar un caracter más abierto al country, ni más enraizado en la música americana al rock and roll, sino que artistas del folk, del punk e incluso del rap reconocen su mérito e intentan imitarle, ya sea en su ritmo o en su actitud. En 2005 se estrenó una buena película sobre su vida llamada "En la cuerda floja", con colaboración en el guión de su hijo John que le devolvió a la actualidad. Rosanne se recuperó parcialmente de sus adicciones y de una grave enfermedad cerebral y editó el disco homenaje a Cash "The list" (2009), conteniendo versiones de las canciones que su padre consideraba fundamentales en la Historia de la música norteamericana.
Músicos: Johnny Cash (voz y guitarra acústica), Luther Perkins, Pete Wade, Billy Sanford, Mark Howard, Jim Soldi, Bob Wootton, Kerry Marx, Billy Grammer, Eddy Shaver, Jerry Hensley, Cliff Parker, Dave Edmunds y Randy Scruggs (guitarra), Marshall Grant, Floyd Chance, Roy Huskey Jr. y Steve Logan (contrabajo), Red Kernodle y Lloyd Green (steel guitar), W. S. Holland, Jerry Carrigan, Kenny Malone, Jody Maphis, Steve Ferrone, Larrie Londin, Pete Thomas y Curt Bisquera (batería), Dave Kirby, David R. Ferguson, Linday Buckingham, Tom Petty, John Carter Cash, Martin Belmont y Smokey Hormel (guitarra acústica), Earl Poole Ball (piano), Terry McMillan (armónica),  Joe Allen (bajo y guitarra), Bobby Thompson (banjo y guitarra acústica), Mark Howard y Janie Hartford (mandolina), Joe Osborn, Nick Lowe y Jimmy Tittle (bajo), Marty Stuart y Mike Campbell (guitarra, bajo y mandolina), Jack Clement y Jerry Hensley (guitarra acústica, dobro y ukelele), Jack Hale Jr., Bob Lewin y Charles Cochran (vientos), Rex Peer e Irv Kane (trombón), George Cunningham y Don Sheffield (trompeta), Joey Miskulin, Shane Keister y Benmont Tench (teclados), Mark O´Connor (violín), Bob Johnston (guitarra acústica, flauta, mandolina y banjo), Howie Epstein (bajo y guitarra acústica), Mick Fleetwood y Juliet Prater (percusión), Mother Maybelle (auto-harp), June Carter (lira y coros), The Wilburn Brothers (guitarra acústica y coros) y Cyd Mosteller, Anita Carter, Statler Brothers, John Prine, Debra Dekelaita, Claude L. Hill, J. Niles Clement, David R. Ferguson,  Pat McLaughlin, Bill Maresh, Jim Dant, Suzanne Sherwin, Jay Patten y Flea (coros).



"Ring of fire" en televisión en 1963.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

El padre de Johnny Cash jamás, nunca, montó un aserradero. El aserradero en que ocurrió el accidente que costó la vida al hermano mayor sucedió en el taller del colegio; donde había una sierra de mesa y él iba a trabajar para ayudar en la maltrecha economía familiar. Dato sacado de las siguientes fuentes: CASH, LA AUTOBIOGRAFÍA DE JOHNNY CASH, pag.40 (editado en España por Globalrhythm, prólogo de Ignacio Juliá) MAN IN BLACK, pag.39 (editado en España por Ediciones Acuarela, prólogo por Javier Lucini) Además. en la película "En la cuerda floja", basada en estos dos libros, se ve claramente que va a trabajar por cuenta ajena, no se vé en ningún momento que sea un aserradero del padre. ¿De que fuente has sacado los datos de esta entrada?

Jesus el Rocker dijo...

Muchas gracias de todo corazón por la aclaración. Sigue colaborando por favor. Ah, la información me la había sacado del ojete.

Anónimo dijo...

Eso no tienes que jurarlo, chaval. Tanto error y tan mal escrito sólo tiene un origen.

Jesus el Rocker dijo...

Se que es importantísimo que el padre tuviera un aserradero o trabajar en él. Pido perdón a todos aquellos que hayan añquilado uno en vez de ser dueños y que hayan podido sentir ofendidos.

Anónimo dijo...

Por supuesto que es importantísimo. Cuando se escribe sobre algo o alguien hay que ser certero, minucioso y totalmente riguroso. Y ante todo no faltar a la verdad.

Anónimo dijo...

Hola. En primer lugar felicitarte por tu blog, me parece muy completo y útil y los pequeños fallos que pueda haber se corrijen mediante comentarios. Si, el accidente fue en otra serrería pero de todas formas ten cuidado con los comentarios que dejas pasar y con la educación de quién los hace porque he visto más sólidos que el tuyo caer porque algún aburrido maniático la toma con él, como parece el caso y aunque veo que los sorteas con buen humor lo cual lo hace todo bastante entretenido... ¿No es posible evitar que salgan algunos de esos comentarios? No es solo un consejo sino una curiosidad.
Un abrazo.
JACK

Jesus el Rocker dijo...

Gracias Jack. Bueno, en primer lugar decirte que si se puede evitar que un comentario fuera de tono aparezca pero yo estoy en contra de cualquier tipo de censura a no ser que pongan tacos muy brutales porque entonces algunos ordenadores no podrían acceder a mi página al tener un sistema de control para niños y funcionarios salidos. Además este muchacho parece bastante inofensivo, de momento solo le ha dado por los aserraderos y por Loquillo (ver sección) tal y como le podía haber dado por las desmotadoras de algodón y por Ortega Cano.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, bueno..."Los pequeños fallos se corrigen mediante comentarios". Pero, ¿No es eso lo que se h hecho, señalar los fallos?. Otro que usa la palabra "educación". De modo que, una vez más: ¿Me podrían indicar donde he sido maleducado o he faltado al respeto? Diganme "aquí, aquí y aquí". Pruebas, sñores, pruebas. Pero bueno, qué se la va a hacer a quien, cuando se vé que no tiene argumentos, sugiere que se use la censura. Pero claro, en el país de la chapuza y la falta de rigor, cuando uno sabe de lo que habla, aporta datos y dice "mire usted, en esto, esto y esto usted se equivoca y aquí están las pruebas" pues es el malo. Y ahora me dices que no, "Jesus el rocker". Por cierto, sí que soy inofensivo; pero creo que menos que tú, que tienes un blog donde haces unos dibujitos de cuando eres joven. Inofensivo. Y tienes razón, me ha dado or Loquillo. Ahí tienes toda la razón, por eso sé bastante sobre él, lo suficiente para decirte en lo que has escrito sobre él que no sabes nada. Y aún así escribes. Y todo esto, dicho con la máxma educación.

Anónimo dijo...

Y añado algo más, para que se vea lo que el amigo "Jesús el rocker" sabe de lo que habla (escribe): hace una entrada sobre La Frontera; y para terminar va y dice que el cantante, Javier Andreu, escribió un LIBRO DE CUENTOS que él aún no ha leído. A lo que alguien le dice que es normal que no lo haya leído; y es que resulta que no escríbió un LIBRO DE CUENTOS, sino que sacó un disco en solitario llamado LIBRO DE CUENTOS. ¿Soy un mal educado por decir esto? Si alguien escribe sobre personas, acontecimientos, etc aporta datos incorrectos ¿Hacemos mal en decir que eso no es así? Nada, amigo, para que no te enfades: eres el mejor; eres un hacha. Los que te contradicen son unos maleducados y tú, solo tú, sabes de esto del rock. ¿Contento?

Anónimo dijo...

Oye gilipollas, este blog no trata sobre ti (eso parece creerse, seguramente este loco o simplemente es tonto) asi que pon tu comentario y tu corrección y déjate de sarcasmos y gilipolleces y emplea mejor tu tiempo en hacerte una paja pensando en el tal Jesus el Rocker ya que pareces tan obsesionado con él.
RAQUEL ROT

Jesus el Rocker dijo...

Tranquilidad y que no cunda el pánico. Vayamos por partes: Primero y por favor, no seamos groseras. Segundo, aunque no sea esta la entrada de La Frontera nuestro aburrido amigo tiene razón, el Libro de cuentos de Andreu es un disco y tercero, tiene todo mi permiso para masturbarse viendo mis dibujitos de cuando era pequeño si eso le hace feliz, cosas más raras he visto.
Un beso a Raquel y un abrazo a Anónimo... pero ya está, ¿eh? que luego...

Anónimo dijo...

¿Gilipollas? ¿Una paja? Uuumm, toda una señorita con clase y estilo, sí señor. Que dice que estoy obsesionado con el autor de este blog, cuando ella, sin conocerme y sin haberla llamado para nada, se dirige a mí, me insulta y me dice lo que debo hacer. Je, je, y el obsesivo soy yo. Ja, ja, ja, ja...

Anónimo dijo...

¿Gilipollas? ¿Una paja? Uuumm, toda una señorita con clase y estilo, sí señor. Que dice que estoy obsesionado con el autor de este blog, cuando ella, sin conocerme y sin haberla llamado para nada, se dirige a mí, me insulta y me dice lo que debo hacer. Je, je, y el obsesivo soy yo. Ja, ja, ja, ja...

Anónimo dijo...

Y el autor de esto, que me dice no se qué de que me haga pajas cn sus dibujitos o yo que sé lo que este señor se dedica en su intimidad y se cree que todos somos como él. Si yo lo único que he hecho en este blog es corregir una serie de errores que el autor ha cometido. Pero en ese país que huele a caspa y cutrerío; lo que se lleva es la chapuza y el hablar y escribir sin saber. Y si señalas los errores y los fallos los señores van y se enfadan. Pues nada, oiga. Que usted estará acostumbrado a las palmadas en la espalda y al "qué guay eres, tío" Pero que si usted no sabe y se equivoca en el mundo real a usted se lo van a decir en su cara. Que sus colegas le reíran las gracias, el resto no . No te jode.

Anónimo dijo...

El que se pica...

Anónimo dijo...

A este tio se nota que no está acostumbrado a las palmadas en la espalda. Bueno, cambiando de tema y sin hacer mucho caso al tonto ese, ¿Podríais decirme quién es Raquel Rot? Que graciosa.

Anónimo dijo...

Nota para los cortos y los lentos: cuando se habla de palmaditas en la espalda, evidentemente se refiere a aquelos que sin merecer elogios por que no saben o no valen pretenden hacerse acreedores de dichos elogios. Eso hay que ganárselo, amigos. ¿Comprendes ahora, estúpido? Johnny Walker

Jesus el Rocker dijo...

¡¿Mandee?!