sábado, 29 de marzo de 2008

Mamie Van Doren (Rowena, 1931)

Desde Dakota del sur su familia (de origen sueco) se trasladó a Iowa y, finalmente, a Los Angeles en 1942 con la pequeña Joan Lucille (así se llamaba realmente). Para ayudar en la pauperrima economía familiar Joan se puso a trabajar de acomodadora en un teatro cuando solo contaba 15 años de edad. Pronto los directores de las obras repararon en su belleza y le ofrecieron pequeños papeles, los cuales continuaron en la televisión mientras también se dedicaba a cantar en la banda de swing de Ted Fio Rito. En esta época se casó pero el matrimonio duró lo que la chica tardó en darse cuenta que el era un hombre violento. Inquieta, también participaba en concursos de belleza, y cuando ganó Miss Palm Springs 1949 ese buitre millonario llamado Howard Hughes le echó el ojo y algo más que el ojo y la contrató para alguna de las películas que estaba produciendo. Le daba papeles irrelevantes, ya que lo único que quería era tirarsela, pero por fortuna el gran pintor de pin-ups Alberto Vargas le hizo un magnífico retrato que fue portada de la revista Esquire (julio de 1951) y convirtió su rostro y su cuerpo en algo conocido. Pero aparte de como modelo parecía que sus aptitudes interpretativas no estaban a la altura, así que recaló como actriz de revista en Nueva York. Su voz en cambio era lo bastante buena como para llamar la atención del compositor Jimmy McHugh, el cual la contrató para sus excelentes musicales. En 1953 los estudios Universal necesitaban desesperadamente una chica espectacular que pudiera hacer la competencia a la Marilyn Monroe de 20th Century-Fox, y se fijaron en ella, contratandola y poniendole el nombre artístico que ahora todos conocemos. Tras unos papeles sexis sin demasiado interes (excepto "El sexo fuerte", 1955) Mamie empieza a aparecer en una serie de films, hoy de culto, sobre pandilleros, rockeros, moteros y jovenes rebeldes, con magníficas bandas sonoras de rock and roll que enlazaban muy bien con la su espíritu, su imagen real y su verdadero caracter (Mamie había evolucionado ya en sus actuaciones musicales del swing al rock and roll, llegando a grabar algun disco en este estilo). Así debemos destacar "Running Wild" (1955), sobre la lucha solitaria de un poli novato contra una pandilla de delincuentes rockeros; "Untamed youth" (1957) con banda sonora de Eddie Cochran y con Mamie haciendo de encantadora reclusa; "Enseñame a querer" (1958) haciendo la contra a Clark Gable y a su némesis Doris Day; "High school confidential" (1958) como estudiante rebelde a los sones de una banda sonora de Jerry Lee Lewis; "The beat generation" (1959) sobre el incipiente mundo de los beatniks; "Girls town" (1959) donde aparece en una escandalosa escena de desnudo en una prisión femenina; "Vice raid" (1960) como modelo viciosa; "College confidential" (1960) una secuela de "High school confidential"; o "Sex kittens go to college" (1960) cuyo título lo dice todo y donde destacan canciones suyas tan pícaras como "The bikini with no top on the top". Su imagen es todas estas películas la hacía facilmente reconocible y este estilo tan personal ha sido copiado hasta la saciedad por miles de rockeras nostálgicas de los años 50: Pelo largo rubio plátino, jerseys de cuello alto ajustados o blusas de rayas, pantalones piratas negros ceñidos o faldas de vuelo y zapatos planos. Una vez que el rock and roll no era un buen reclamo para el espectador, la carrera de Mamie comenzo un lento e inexorable declive, apareciendo en pésimas producciones de serie B en los años 60 ("Viaje al planeta de las mujeres prehistóricas" por ejemplo) y peores aun por falta de gracia en los 70. Desde entonces se ha quedado para presentar eventos nostálgicos más o menos afortunados y para aparecer como estrella invitada en alguna película o serie de televisión. En su autobiografía, publicada en 1987, reconoció haber sido amante de Steve McQueen, Elvis Presley y Johnny Rivers entre otros.


Cantando "Oobala baby" en la película "Untamed youth" (1957).