domingo, 24 de julio de 2016

Ernie Chaffin (Water Valley, 1928 - Hattiesburg, 1997)

Nacido en el norteamericano estado de Mississippi, cerca de Tupelo, se aficionó de tal modo a la música country, gracias a la radio, que a los 16 años ya dejó su casa para buscar fortuna en ese campo. Se instaló en Gulfport, cerca de las más importantes ciudades costeras sureñas, donde se requerían cantantes constantemente. En la próxima Biloxi conoció al cantante y compositor "Pee Wee" Maddux, con el que trabó amistad, consiguiendo llevarselo a Nashville y empezando juntos a componer algunos buenos temas country. Esto y su personal voz le valió que los de discos Decca le ofrecieran un contrato, el cual Chaffin rechazó por no gustarle la actitud prepotente de su directivo Paul Cohen. Con el tiempo fue ampliando su repertorio hacia el western-swing, fichó por discos Hickory al gustarle esta vez en cambio la actitud sincera y relajada de sus jefes, y allí grabó un par de buenos singles, entre los cuales destaca el tema "Get me on your mind" (1955). Luego,  y de forma inevitable, evolucionó hacia el rockabilly, lo cual es un apunte en su primer disco, "Stop, look & listen song" (1956), para el modesto sello Fine. Sam Phillips, dueño de la ya triunfante discográfica Sun, de Memphis, vio en Chaffin un artista valido tanto para el mercado country como para el rocker, como sus más valiosos descubrimientos, y decidió ficharle. Su primer single con Sun, "Feelin´ low" (1957), demuestra a las claras lo que quiero decir, con una cálida fuerza vocal y un sonido hipnótico muy en la linea Sun. Se vendió bastante bien en el Noroeste del país, lo que impulsó a Phillips a grabarle tres singles más, aunque ahora claramente enfocados al country. "(Nothing can change) My love for you" (1958) y "Don´t ever leave me" (1959) demostraban lo que Phillips pensaba, que Chaffin, con la ayuda de las canciones de Maddux, podía haber sido una super-estrella de la música country, pero la filosofía vital de este iba en contradicción con sus esperanzas. Para Chaffin "primero estaba el Señor, luego mi familia y por último mi carrera", algo comercialmente suicida pero que le trajo paz mental, al contrario que tantos colegas con la preferencias opuestas que se quedaron por el camino. Así que se volvió a Biloxi, a trabajar con más tranquilidad y alejado del ajetreo y "el vicio" de Memphis, y allí grabó el modesto "Phantom rider" (1960) en el sello local River. Desde entonces, como era de esperar, su carrera cayó en barrena y se dedicó a tocar localmente y a trabajar en su granja, dejando grabadas desde los años 70 solo algunas cintas de cassette. Precisamente en su granja falleció como consecuencia de un accidente de tractor cuando tenía 69 años. Su compañero de fatigas durante tanto tiempo, Maddux, se había suicidado cuatro años antes.
Músicos: Ernie Chaffin (voz y guitarra acústica), Pee Wee Maddux (violín) y Ernie Harvey (steel guitar).