martes, 1 de diciembre de 2015

Peter Wynne (¿Londres?, h. 1940)

Con buena presencia y voz, fue descubierto por Larry Parnes, el gran caza-talentos del primer rock & roll británico, que lo veía como el gran candidato a ser el mayor teen-idol británico. Consiguió que fichase por discos Parlophone, que le grabaron cuatro singles con temas que en la mayoría de las ocasiones eran composiciones del propio Wynne, algo bastante inusual en estos ídolos para adolescentes, en muchas otras ocasiones pre-fabricados. Aun así, con lo que se pretendía de él, no es extraño que la mayoría de sus temas más conocidos entonces fueran melosas baladas high school como su primer single "Chapel of dreams" (1960). No es que fuera un tremendo éxito de ventas, pero al menos le sirvió para ser telonero de las más grandes estrellas del país, como Billy Fury, pero también de los mitos del rockabilly Eddie Cochran y Gene Vincent en la gira inglesa de estos de 1960, la que terminó con la trágica muerte del primero. Tras buenos temas como "I need you close again" (1961) y el medio tempo "The wall" (1962), Wynne dejó su discográfica para fichar por Polydor, que pensaba le apoyaría más pero que resultó un gran error pues allí le transformaron en un cantante conservador, en la linea de los inanes temas cinematográficos de su adorado Elvis de esos años, tal y como demuestra "I´m a fool to want you" (1964), su peor disco. El desastre musical y económico le obligó a emplearse como cantante de diversas orquestas y tardías big bands durante los años 60, principalmente para hoteles y el circuito nostálgico. Aun así grabó un disco en Columbia records, "And this is my beloved" (1967), en la misma linea pero aprovechando su excelente voz al máximo. En 1969 decidió empezar de cero en Estados Unidos usando el pseudónimo de Simon Smith, llegando a grabar en el modesto sello GWS "The hole that holds the bones" (1969). Se quedó por aquellas tierras durante la mayoría de los años 70, sobre todo por Nashville (donde llegó a actuar en televisión), actuando bastante y siendo muy bien considerado cuando se acercó a la música country, por su excelente voz. De vuelta a Inglaterra se dedicó a hacer homenajes al recién fallecido Elvis, cuya voz tanto se parecía, durante los años 80 y 90, y luego ha seguido actuando, auto-pruduciéndose un magnífico CD de rock & roll y country llamado "As time goes by" (2012), con varias versiones de Prelsey, donde da la sensación que al fin hizo lo que siempre quiso hacer.
Músicos: Peter Wynne (voz), Jerry Reed (guitarra) y The Rita Williams Singers (coros).