sábado, 7 de febrero de 2015

Westwood Records (Jackson, 1959 - 1963)

Charles F. Roach era un residente de Jackson (Tennessee), gran aficionado al rockabilly, cosa nada extrala si tenemos en cuenta la gran tradición al género en la localidad, que perdura hasta hoy. No en vano de allí es Carl Perkins y allí está el Salón de la Fama del Rockabilly. Un buen dia, ya que conocía varios cantantes rockers de la zona que no podían dar a conocer su música, decidió fundar su propio sello discográfico independiente, especializado exclusivamente en rockabilly, llamándolo Hill Crest. Este no tiene nada que ver con el Hillcrest la subsidiaria de discos Jim-Sim que poco después fundó Ralph Raper en Cornelia (Georgia), y que tan solo editó el disco de rock & roll "Lit it up", de Joe Moon & the Stars of Note. El de Roach realmente tampoco duró mucho, pues tras grabarse él mismo un disco, hacer un single compartido a Tony Snider y Mikie Caradine ("It´s you" / "Don´t ever take your love from me") y otro a Billy Wayne, pasó a rebautizar la empresa como Westwood. El esfuerzo económico de Roach es doblemente meritorio si tenemos en cuenta que el género ya empezaba a mostrar síntomas de debilidad, pero amor a la música manda, y realmente sus inversiones estaban restringidas a alquilar estudios de grabación (no tenía propio), un teléfono en su garaje (125 de la calle Taylor) y pagar a la empresa Rite para que le imprimiese los vinilos y las galletas (por supuesto el modelo más económico, sin logótipo ni diseño) en tiradas ínfimas. Este pequeño número de ejemplares es el que ha hecho que los pocos discos Westwood que pueden encontrarse cuesten una fortuna. El primer disco editado fue "Boogie woogie country girl" (1959), de un tal N.A. Stephenson, un rockero que hizo estas buenas grabaciones pero que se retiró pronto de la vista, y de él solo sabemos que iba acompañado de una banda llamada The Four Kings y que falleció en 2006. Luego Roach reeditó el disco de Snider y Caradine de Hill Crest sin que tampoco esta vez tuviese apenas repercusión. Tony Snider & the Teen Kings (posiblemente algunos de los Four Kings de Stephenson) cambiarían su nombre a Tony Snider & the Thunderbolts y aun grabarían el excelente "They call it Puppy Love" (1960) allí, más otros temas que quedaron inéditos y que hubieran merecido mejor suerte. De Caradine, en cambio, nunca más se supo. Se editó a Bobby Hardin, acompañado de un grupo llamado The Night Riders, cantando "Getting better", un tema muy en al estilo de Johnny Cash, y luego las mejores piezas, de Joe Rickman y Larry Brinkley, pero sin repercusión, y la empresa finalmente cerró. Habían grabado allí también, aunque sin que sus canciones vieran la luz en su momento, Curley Griffin y Lynn Pratt.