lunes, 9 de febrero de 2015

The Tonettes + Vince Castro (Nueva York, 1958 - 1962)

Cuando a las jóvenes hermanas hispanas Diana y Sylvia Sánchez, que vivían en su apartamento del Bronx neoyorquino, se les estropeó el televisor decidieron empezar a hacer armonías vocales para matar el rato. Cuando el técnico llegó seguían enfrasacadas en ello, haciéndolo cada vez mejor y en un estilo du-duá muy animado y rockero. Resultó que el técnico, Lou Ezzo, tenía como ilusión dedicarse a la representación de artistas, e impresionado con lo que escuchaba convenció a las chicas a grabar una maqueta. Para ello incorporaron a una compañera de clase, Josie Allen, y decidieron llamarse The Claremonts, como la calle en la que vivían. El resultado fue "Angel of romance" (1957), una grabación aficionada que sin embargo Ezzo consiguió vender (junto con sus derechos sobre Las Claremonts) al vice-presidente del teatro Apollo, Charles Merenstein (yerno del dueño, o sea, un hombre hecho a sí mismo), en esos momentos la meca del doo-wopp. Fue editada por el sello del teatro, pero cuando Merenstein formó en seguida su propia sucursal discográfica, Doe, se llevó con él a las chicas debido al inesperado interés que su canción había despertado en la ciudad. Pero con una condición, que a partir de ahora se llamasen The Tonettes (Las Flautas Dulces), un nombre mucho más feo, todo sea dicho. Su rocker du-duá "Oh! What a baby" (1958) fue todo un éxito en la costa Este estadounidense, hasta tal punto que lo reeditó a nivel nacional ABC, pero a este nivel las ventas no fueron las esperadas. Otros discos con Doe no se vendieron nada bien y Merenstein intentó probar otra cosa, permitiendo a un vecino y amigo de las Tonettes, representado por Ezzo (que fundaría un efímero sello propio llamado Twin), Vince Castro (arriba en la foto, con ellas), con las que a veces cantaba medio en broma y a las que a veces llevaba al estudio, cantar como solista con las chicas como coristas. El resultado fue el du-duá "Bong Bong", un gran éxito en la costa Este que les sirvió para aparecer en el famoso programa televisivo "American Bandstand", pero un paso atrás en la carrera de Las Tonettes pues en la edición final ni siquiera aparecían acreditadas. Se reeditó con el título "Bongo twist" (1960) en el sello hermano APT y cuando se publicó en Francia al menos se dió crédito a las chicas, eso sí, llamadas erroneamente Las Twisters. Castro grabaría los high school "Too proud to cry" (1959) y "I feel so grand" (1960), con su propia hermana Ana y con Josie a los coros. Ana trabajaba como cantante en un club local, el Star Light, cuyo propietario era a la vez dueño de discos Orchid, y fue ahí donde se editó el último de los discos citados, pero ya sin éxito, y Castro se retiró del mundo del espectáculo. Las Tonettes se refugiaron en el modesto sello Hilltop, donde grabaron "Mood indigo" (1961) sin ninguna repercusión.  Las chicas se vieron haciendo de coristas para artistas de cuarta fila, como para el rocker de Covington (Kentucky) Sonny Sheets en "Skippin´ class" (1962), poco antes de disolverse. De Sheets solo sabemos que había grabado antes un par de buenos discos de rock & roll además del citado: "Wheels" (este acompañado de gente como Floyd Terry, The Frantics y The Pirates) y "Everybody loves you baby" (1958). Josie murió muy joven, en 1969, y Sylvia en el 2013. Diana está viviendo en el sur de California y Castro sigue en Nueva York, cantando estilo crooner de vez en cuando.
No debe confundirse a estas Tonettes con el grupo de soul homónimo de los años 60 (antes llamadas The Charmels), ni con las Tonettes que hacen boogie-woogie estilo años 40 pero en el siglo XXI.
Músicos: Josie Allen, Diana Sánchez, Sylvia Sánchez, Vince Castro y Ana Castro Stone (voz), Mickey Baker (guitarra), Sammy Love (bajo), David "Panamá" Francis (batería) y Sam "The Man" Taylor (saxo).