miércoles, 11 de febrero de 2015

Billy Sandlin (Williston, h. 1940 - Ocala, 1973)

Nacido en una pequeña granja de Florida (Estados Unidos), Billy demostró desde pequeño grandes dotes musicales, hasta tal punto que durante su adolescencia ya era un profesional de la música, actuando en locales de los alrededores cantando versiones de rock & roll. Finalmente fue descubierto por Tom Markham y Tom Rose, impresionados tanto por su forma de actuar como por su apariencia (era un tipo enorme), propietarios de los estudios Magnum, en la cercana Jacksonville, que le grabaron el rockabilly "She´s mean" (1959), grabado con el verdadero eco de un tanque de agua y editado sin mucha tirada por su sello propio, Vim. Evidentemente no fue un gran éxito, pero se aireó bien en las radios del Sur y los de discos Gala, de Georgia, le ficharon, reeditándole el discos de forma inmediata con algo más de tirada. Por desgracia el siguiente single con Gala, "Teenage dream" (1960), es ya una balada high-school sin mordiente. Evidentemente la empresa quería convertirle en un teen-idol al uso de la época, pero sus esperanzas se verían truncadas cuando en esos momentos el chico fue llamado a filas. Le tocó hacer el servicio militar en las Fuerzas Aéreas estacionadas en Frankfurt (República Federal Alemana), pero no fue una mili dura ni mucho menos. Hizo numerosas actuaciones para entretener a los soldados e incluso reclutó allí su propio grupo alemán para tocar en clubs de la ciudad, Los King-Beats. Con ellos grabó en un magnetófono unas cuantas cintas de rock & roll, las cuales envió a América a ver si alguien las editaba. Sorprendentemente, desde la distancia, así fue, y así es como vio la luz el magnífico y fresco "My little twisting baby" (1963), entre otros temas, con sus amigos germanos acreditados en América Los Strangers (para su sorpresa y frustración cuando vieron el disco). Los chicos no podían promocionarse como debían desde Alemania, y cuando Sandlin se licenció y volvió a casa se dio cuenta que habían pasado desapercibidos. No por ello se iba a desanimar, cantando con frecuencia en clubs nocturnos y llegando otros buenos discos, como los high school "You´ll always have someone" (1965) o "Poor rich girl" (1966), y ya a principios de los años 70 su dueto con Barry Winslow (líder del conjunto local The Royal Guardsmen, antes llamados The Posemen) "Seen a rainbow lately". Pero una noche que conducía con su mujer al lado, rumbo a casa, les mató un conductor borracho de 23 años al que perseguía la policía a 160 km/h. El tiparraco, un tal Gary Lee Price, estuvo semanas en el hospital pero se recuperó y se tiró una larga temporada entre rejas. Toda una pena (lo de Sandlin, lo de Price ninguna), no solo por su extrema juventud, sino porque fue un rocker irreductible y de talento al que de haber vivido se le habrían reconocidos sus aportaciones en la actualidad.
Músicos: Billy Sandlin (voz), The King-Beats, The Bluenotes, The Embers y The Interns.