domingo, 8 de febrero de 2015

Al Urban (Gonzales, 1935 - Seguin, 2012)

Nacido en un pequeña granja tejana, empezó a tocar la guitarra en su adolescencia y formó el conjunto de música country The Daybreakers. Pronto, con un estilo que ya se iba acercando al rock & roll, consiguieron frecuentes actuaciones en el mítico saloon Log Cabin de Luling. Finalmente consiguieron grabar algunos temas en el importante estudio Gold Star, una de las grandes plataformas de lanzamiento del primer rockabilly tejano. Y es que habían evolucionado hacía este estilo, y Al, impaciente, decidió auto-editar el hillbilly "Run away" (1957) en un éfimero sello para la ocasión al que llamó (APU, siglas de su nombre completo: Alvin Peter Urban). Finalmente fueron fichados por el sello especializado en ello, Sarg. Su primer disco, "Lookín´ for money" (1957), ya acreditados como de Urban, aun tiene excesivos componentes hillbillys, pero se vendió bien, recibió excelentes críticas y Urban fue invitado a aparecer en el prestigioso festival radiado Louisiana Hayride. Urban componía compulsivamente y quería siempre registrar sus creaciones, aunque fuera a sus propias expensas, haciendo frecuentes visitas a Gold Star y compartiendo la banda de apoyo, para ahorrar costes, con otro habitual como él, la luego estrella del country George Jones. De allí salieron algunos discos más, ya de rockabilly, para Sarg, entre cuyos temas destacaría su temprano homenaje-resumen al primer rock & roll "Won´t tell you her name" (1958) y el country "Streets of memories" (1960), que le valió ser telonero de estrellas de la talla de Johnny Horton. Pero Urban no estaba contento con la gestión de Sarg, normal teniendo en cuenta que con su talento debería haberle acompañado más el éxito, y les dejó para formar su propia compañía, Fang, si bien también grabó para otras compañías independientes. Siguió actuando con tanto tesón que para mediados los años 60 ya estaba harto de la vida nocturna y decidió dedicarse casi en exclusividad a la composición. Vivió bien de ello, sobre todo cuando consiguió gran prestigio al ser varios de sus temas grabados en un álbum por Charlie Pride, consiguiendo por ello un premio Grammy en 1971. Esto le animó a volver a actuar y grabar sus temas, pero ya centrado en la música country. El siglo XXI vio llegar el reconocimiento a su labor pionera en el campo del rockabilly, apareciendo en el documental "Blue suede shoes" (2003), actuando en los principales festivales europeos del género, grabando nuevos temas con Jimmy Day, si bien su más emocionante trabajo  fue postrer álbum "I just dropped it to say goodbye" (2008), hasta su muerte a los 76 años de edad.
Músicos: Al Urban (voz y guitarra acústica), Hal Harris (guitarra) y The Daybreakers.