sábado, 20 de diciembre de 2014

The Casinos (Cincinnati, 1959 - 1973)

Su historia debemos comenzarla en los hermanos Hughes, Glenn, Gene y Norman, que gustaban de cantar du-duá en las calles de su barrio de Over-the Rhine, en Ohio, entonces no la degradada pocilga que es ahora. Luego, junto a unos amigotes del instituto, formaron una banda, pero cuando Gene se enroló en el ejército al cumplir los 17 años todo se fue al traste momentaneamente, ya que él era el solista y alma de la formación.  Se licenció por problemas médicos y regresó en 1958 para formar, de nuevo junto a Glenn y otros amigos, entre los que destacaba J.T. Sears como nuevo solista, la banda de doo-wop Los Capris. Pero, tras enterarse de que ya había unos llamados así, se rebautizaron como The Casino´s. Aunque a principios de los años 60 su ciudad contaba con algunas de las mejores discográficas del país, no podían, en principio, ser tan ambiciosos, y su primer single, "Do you recall" (1962), fue el primero y último de la efímera compañía independiente Name. La ausencia de ventas era solo un tropiezo, y seguros de este su tema emblemático, se fueron a la capital del estado, Columbus, donde había un sello especializado en du-duá, Olimpic. Estos accedieron a editársela de nuevo pero con la condición de que al fin tuvieran acompañamiento instrumental de fondo. Así lo hicieron, y acreditados como The Casinos (sin la apóstrofe), pero aunque comercialmente la cosa fue mejor no se puede decir tampoco que fuera un gran éxito. Y entonces murió Sears muy joven en accidente de coche, teniendo que ponerse Gene de nuevo como solista, alternando con un nuevo fichaje, Ken Brady. Fueron entonces a discos Terry, donde editaron un par de singles bastante buenos, donde cabe destacar su doo-wop más rockero, "That´s the way" (1963). Sin embargo las ventas no les daban para vivir, y tuvieron que seguir actuando en fiestas de todo pelo, ya establecidos de vuelta en Cincinnati, y, a partir de ahora también haciendo los coros para grabaciones de otros artistas de tercera fila, como el vaquero Jimmy Hibbard ("Hand her over"), ex-integrante del conjnto country-religioso The Hibbard Quartette, o el cantante de rockabilly Boyd Ingram ("When I flirt"). Tras empezar a tocar ellos mismos los instrumentos que acompañaban sus voces y con Brady, dejando la banda, ficharon por el sello Fraternity que les editó otra serie de buenos singles, como "She´s out of sight" (1965), que fue un éxito regional. Paralelamente Gene editó un disco en solitario, "Peggy", soso y sin éxito. Tras incorporar al jovencísimo ex-organista de Los Ramrods, Bob Armstrong Jr. (hijo ya de uno de los Casinos), su sonido ganó en cierto misterio romántico, consiguiendo con su sentida versión de la balada du-duá "Then you can tell me goodbye" (1967) un sorprendente número seis en la listas de éxitos nacionales. O quizá no tanto si tenemos en cuenta que la gente empezaba a estar cansada de tanta psicodelia a la que ellos nunca se plegaron. Pero este tardío y anacrónico éxito del du-duá, que les llevó a ser teloneros de los Beach Boys, era más una rareza exótica que una regla, y los chicos debieron diversificar su estilo, atreviéndose incluso con el rock instrumental en "Casinos having fun" (1969), acreditándose durante todos estos años 60 con o sin la consabida apóstrofe alternativamente. Ahora que sabían tocar bien y sin Armstrong (que decidió volcarse en la empresa eléctrica familiar) empezaron a eliminar los coros pues consideraban le daba un toque pasado de moda, y aparecieron acreditados en ocasiones como Gene Hughes & the Casinos. Fraternity confió en ellos, su mejor baza, incondicionalmente, y siguieron grabando con bastante fidelidad al rock & roll a pesar de los tiempos que corrían, como demuestran "I just want to stay here" (1970) o "The old saloon" (1972). Tras separarse, Hughes se convirtió en productor de música country, e instalándose en Nashville, e incluso abrió su propio sello independiente, hasta que un grave accidente de coche lo envió a la tumba en el año 2004, a los 67 de edad. Mientras, otros dos se reunieron con Armstrong para volver a tocar juntos o haciendo acompañamientos a otros artistas que se negaban a abandonar el R&R como Carl Edmonson. Finalmente Armstrong les dejó de forma definitiva pues se le acumulaban los proyectos para iluminar famosos puentes de Estados Unidos durante los años 80, algo que le hizo millonario. Los Casinos se reunieron para una serie de conciertos nostálgicos ya en el siglo XXI, con Brady de vuelta para sustituir a Hughes, que les llevó incluso a actuar en televisión, contando con la presencia estelar del ricacho Armstrong a los teclados a pesar de que le habían tenido que amputar un pulgar a causa de un tumor. Precisamente de cáncer murió poco después, en 2012, a los 67 años de edad.
Músicos: Gene Hughes, Glenn Hughes, J.T. Sears, Roger West, Ray White, Pete Bolton, Mickey Denton, Bob Armstrong, Norman Hughes y Ken Brady (voz), Bob Armstrong Jr. (teclados), The Saturns y The Vikings.