domingo, 28 de septiembre de 2014

The Robins (Los Angeles, 1949 - 1961)

Su historia comienza cuando tres chicos, Ty Terrell y los hermanos Billy y Roy Richard, traban amistad en el instituto californiano al que asisten en Alameda, unidos por su origen (emigrantes del profundo sur) y por unos gustos musicales comunes. Deciden formar un grupo de rhythm & blues vocal, The A-Sharp Trio, en 1945, y solo dos años después ya quedaron segundos en un consurso organizado por Johnny Otis en su propio club angelino del barrio de Watts. Les ganó el virtuoso guitarrista Pete Lewis, pero al igual que este también fueron fichados por Otis para trabajar en el local de forma fija. Poco después Otis descubrió que uno de sus trabajadores (portero, limpiador, ...), Bobby Nunn, también un muchacho sureño, tenía gran talento como cantante de blues, y le reservó otra actuación semanal. Finalmente decidió integrarlo en el trió A-Sharp, rebautizándoles como The 4 Bluebirds. Les dio la oportunidad de cantar la cara B, "Baby done told me" (1949) en uno de sus singles, una estupenda plataforma de lanzamiento que sin embargo no serviría de mucho publicitariamente cuando en seguida los chicos se cambiaron el nombre a The Robins. Como tales grabaron un par de singles de blues con el sello Aladdin que pasaron bastante desapercibidos, a la par que ya por entonces Nunn empezaba a buscarse la vida como cantante solista, llegando a grabar un single, que tampoco llegó a nada. Pero un día un caza-talentos fichó a todo el elenco del club (The Robins, Little Esther y la orquesta de Otis) para una serie de grabaciones. Así es como el sello Savoy compró algunas de ellas, editándolas de manera algo caótica, pues en la cara A a lo mejor iba un tema de Little Esther u Otis (con Los Robins a los coros), y en la B Los Robins (con la Orquesta de Otis de acompañamiento) o viceversa. Aun así debemos destacar en esta confusa época los pre-rocker temas "If it´s so baby", que llegó al número diez de las listas de R&B, y su tema a medias con Little Esther, "Double crossin´ blues", un gran éxito entre la comunidad negra que hacia veladas referencias sexuales escondidas tras el argot racial de entonces y que alcanzó el número uno en R&B. Hicieron los coros a otro de los chicos de Otis, Mel Walker, en su "Cry baby" (1950), si bien aparecían acreditados aquí como Los Bluenotes. Esto fue otro de los trucos de Otis, que acababa de despedir a los Robins e iba a salir de gira con unos Bluenotes a los que quería promocionar d eesta forma. Para liar más las cosas, tras editar un par de discos de gospel, Nunn hizo algún disco más en solitario, grabaron junto a Maggie Hathaway (intentando repetir, sin lograrlo, el sonido alcanzado con Little Esther) y junto a Mickey Champion, acreditados para esta ocasión por asuntos contractuales como Los Nic Nacs. Tras algún disco más, entre los que debemos destacar "That´s what the good book says" (1951) por ser la primera composición de los genios Leiber & Stoller, llegó al hora de ir a la mili, pero para entonces ya se habían convertido en unos buenos chungos (Billy Richard, por ejemplo, ejercía a tiempo parcial de chulo en el importante burdel que regía su mujer) y el ejército se los quitó de en medio en seguida. Esto, junto a que parece ser que alguno de ellos dio con los huesos en la cárcel unos meses, significó un parón en la carrera de Los Robins y solo Nunn seguía centrado, haciendo nuevos duetos con Little Esther. Cuando Los Robins se liberaron de la mayoría de sus problemas volvieron al trabajo, reforzando sus filas con Grady Chapman por si volvía a faltar uno de ellos, y este mejoró sustancialmente el sonido del grupo. Con un nuevo manager consiguieron fichar por la poderosa RCA, y en seguida editaron algunos muy buenos temas de rock & roll como "All night baby" (1953). Pero las esperanzas en ventas no se cumplieron y RCA prescindió de ellos, yendo los chicos a discos Crown, que les editó el single "Sacroiliac Swing" (1954), acreditándoles, con una caradura pasmosa, como The Drifters, pensando tener un superventas aprovechando que los verdaderos Drifters eran los números uno en el mundo del doo-wop en esos momentos. Estos, como el disco fue un fracaso, no se molestaron ni en demandarles. En estas Chapman entró en la cárcel por robo, siendo sustituido por el cantante de la orquesta de Otis, Carl Gardner. En esos momentos Nunn se negó a ser el cantante solista de "Riot in cell block number 9" (una canción carcelaria), y de "Framed" (sobre el miedo de los negros a la justicia blanca) que para ellos habían escrito Leiber & Stoller, porque decía que alimentaba aun más el prototipo injusto del negro delincuente, pero visto lo visto entre sus compañeros no parecía más que una inteligente humorística a su situación ya hecha pública (anteriormente ya habían grabado la inferior pero no mala "Ten days in jail", diez días en la cárcel) y a la más grave de su compañera Little Esther, ahora una adicta a la heroina arrestada por prostitución. Así fue, pues fueron éxitos que les llevaron a la televisión nacional, a hacer multitudinarias giras teloneando a grandes estrellas como Los Platters, e incluso a protagonizar un cortometraje. Chapman salió de la cárcel y formó el grupo Grady Chapman & the Suedes, que durante un tiempo se rumoreó que eran los Robins, un truco para vender más del single editado, aunque en realidad eran unos amigos locales que hasta entonces se habían conocido con el gracioso nombre de The Sophis-Ti-Cats. Luego se volvió a unir a Los Robins y es ahora como sexteto que graban sus más divertidos du-duás, como "Smokey Joe´s Cafe" o su irrespetuosa y genial versión del "I love Paris" (1955) de Cole Porter. Después de que Terrell y Nunn hiciesen los coros para algunos discos de Bobby Day, empezaron los problemas de verdad entre ellos cuando se descubrio que Terrell había registrado el nombre de The Robins para sí. Nunn y Gardner les dejaron casi de inmediato para formar el célebre grupo de doo-wop humorístico The Coasters (veanse), siendo reemplazados por el solista de Los Dootones, H.B. Barnum. Los remozados Robins fueron cogidos bajo el ala promocional de las giras de estrellas del rock & roll de Alan Freed, y por eso les fue bien en Nueva York con "Cherry lips" (1956). También editaron el álbum "Rock and Roll" (1957), aunque parecían al borde de la desintegración cuando Chapman, Barnum y Roy empezaron a editar en paralelo algunos discos en solitario. Efectivamente, tras la estupenda "Pretty little dolly" (1958), Chapman les deja definitivamente, siendo sustituido por Bobby Sheen, uno de los tardíos Johnnys del dúo Marvin & Johnny y ex-integrante de Los Blue Jeans (donde se hacía llamar Bob B. Soxx). Luego se van Barnum y Terrell, para formar The Dyna-Sores junto a algún miembro de Los Charges, dejando a los hermanos Richard como únicos miembros originales. El sonido de los Robins de los últimos años ya no contaba con el talento compositivo de Leiber & Stoller (que se habían ido con Los Coasters) y basculó entre el soul y el slow-rock antes de que la banda se disolviera a principios de los 60. Sheen volvió al dúo Marvin & Johnny llevándose con él, como coros, a los hermanos Richard, pero luego se unieron a Nunn y Chapman para formar unos sucedaneos de los Coasters, especie de timo en el que se mantuvieron hasta los años 80. Roy había muerto en 1978, a los 53 años de edad; Nunn lo hizó en 1986 de un infarto, con 61; Sheen en el 2000, Billy, que se había hecho enterrador, en 2007; y Gardner en 2011. Terrell, Barnum y Chapman aun hacen algunas actuaciones como The Robins de vez en cuando.
Existieron también unos The Robbins, contemporaneos de estos, que editaron el único single de la efímera discográfica de Ohio, Cashmere, "I want to sing again", y luego se disolvieron.
Músicos: "Ty" Terrell Leonard (tenor), Roy Richard (barítono), Billy Richard, Grady Chapman, Carl Gardner y Bobby Sheen (2º tenor), Ulysses "Bobby" Nunn y Hidle Brown "H.B." Barnum (voz bajo y barítono), Chuck Norris (guitarra), Jesse Sailes (batería), Mike Stoller (piano), Ralph Hamilton (bajo), Big Jay McNeely, Bobby McNeely, Maxwell Davis y Gil Bernal (saxo) y la Johnny Otis Orchestra. "Riot in cell block number 9" (1954). ¡Disturbios en la novena galería!