sábado, 22 de septiembre de 2012

The Tokens (Nueva York, 1960 - 1973)

Un grupo de compañeros de un instituto del barrio de Brooklyn, entre los que estaban Neil Sedaka, Hank Medress y Cynthia Zolotin, formaron una banda de du-duá llamada The Linc-Tones que pronto consiguió grabar un single, "While a dream" (1956), un simpatíco doo-wop. Pero Sedaka se marchó para comenzar su tremenda carrera en solitario, y poco después Zolotin también les dejó, desintegrando prácticamente la banda. Medress y el único compañero que le seguía, Jay Siegel, formaron entonces Darrell & the Oxfords con cantantes ocasionales, consiguiendo grabar otro sencillo, la balada "Picture in my wallet" (1959). Decidiendo dejar de lado el du-duá puro Medress y Siegel reclutaron músicos que no solo aportaran voces, los geniales hermanos Margo (uno de los cuales, Mitch, solo tenía trece años) y Joe Venneri, pasando a llamarse ahora The Tokens, un nombre que ya habían manejado en alguna ocasión puntual (incluso Sedaka había editado un disco acreditado como Neil Sedaka & the Tokens & Coins, en 1958). Su sonido era ahora más fresco y original y los resultados se mostraron en seguida cuando su single "Tonight I fell in love" (1961) llegó al número quince de las listas. Pero nada como el bombazo que supuso su genial versión doo-wop del "The lion sleeps tonight", de Linda Solomon, paradigma del salvajismo selvático del rock and roll. Fue un número uno de las listas de éxitos que repuntó su popularidad muchos años después, ya en el siglo XXI gracias a su aparición como momento culminante de sketchs humorísticos (en los que inevitablemente siempre salía un mono) en cine y televisión. El caso es que en 1961 ya habían vendido un millón de copias y conseguido un disco de oro con el tema. Por desgracia no consiguieron otro logro semejante y en los años siguientes (aunque siguieron colocando algunos temas en las listas) sus canciones derivaron hacía el pop blando. El lado amable de esta etapa es que crearon una compañía de discos propia y como productores ayudaron mucho en las carreras de grandes grupos, como Las Chiffons. Pero los años 70 traerían las primeras fricciones en la banda, sobre todo a raiz de que Siegel regrabará por su cuenta, junto a Robert John, "The lion sleeps tonight". En consecuencia Medress se fue para dedicarse a la producción en exclusiva (de gente como Tony Orlando) y Los Tokens se disolvieron, formando Siegel y los Margo la banda Cross Country, a la cual le fue bastante bien con su "In the midnight hour". Los Tokens se reunieron en 1975 para algunos conciertos y apariciones televisivas, y en 1978 para grabar "Victim of gravity", un buen du-duá revivalista (muy instructivo también) que tenía un proto-videoclip de lo más rockero. Pero esta unión no duró mucho y se separaron nuevamente, formando ahora Siegel unos Tokens propios (con antiguos componentes del grupo soul Jay & the Americans o Los Mystics),mientras que los Margo hacían lo propio con otros miembros de su familia, entre los que estaban algunos de sus hijos. Como consecuencia de ello ha habido problemas legales entre ambas bandas sobre quién tiene el derecho legítimo y exclusivo a usar el nombre de Tokens, que aun no se han resuelto. Mientras, Mitch Margo lo compagina con otras actividades, como su carrera en solitario, sus inventos de aplicaciones educativas en internet u obras de arte. Por su parte Medress llegó a presidente de EMI en Canadá y luego se convirtió en accionista millonario y director de varias empresas hasta su muerte como consecuencia de un cáncer de pulmón en el año 2007, a la edad de 68 años.
Músicos: Jay Siegel (solista), Mitch Margo (tenor, bajo y piano), Phil Margo (barítono), Hank Medress (2º tenor) y Joe Venneri (guitarra)
 
The Lion sleeps tonight. Saltaros el prólogo.

2 comentarios:

Sebas dijo...

Genial entrada, y menudo lío con la autoría de "The lion sleeps tonight"... Sin duda son uno de mis grupos favoritos de este corte, "Tonight I fell in love" es uno de mi imprescindibles, como "Tonight I Met A Angel"...unas armonías vocales muy vivaces!

Jesus el Rocker dijo...

Gracias Sebas, una alegría verte de nuevo por aquí. Pues el otro día encontré un vinilo de uno de los sucedaneos Tokens de los ochenta y, bueno, aunque siguen siendo simpáticos, no les llegan ni a la altura del betún. Un abrazo.