domingo, 15 de julio de 2012

Tab Hunter (Nueva York, 1931)

Hijo de unos emigrantes alemanes, el pequeño Arthur Kelm, que tal era su verdadero nombre, tuvo que soportar los maltratos de su padre hasta que su madre decidió divorciarse. Así pues emigró a California con él y con su hermano, retomando su apellido de soltera Hunter y poniéndoselo a sus vástagos también. Allí destacó Arthur en patinaje artístico y como jinete, deslumbrando siempre por su impresionante físico. Falsificó su fecha de nacimiento para enrolarse en los guardacostas cuando solo tenía quince años, ganándose entre sus compañeros el apodo de "Hollywood" porque no paraba de ver películas. Arthur se convirtió en el único soporte económico de su familia cuando su madre fue ingresada en un manicomio, muriendo no mucho despúes. Finalmente vio cumplido su sueño de trabajar en Hollywood gracias a sus habilidades y a su físico, consiguiendo primero un pequeño papel en el film "The lawless" (1950) y luego como protagonista ya en "La isla del deseo" (1952). Para entonces ya había adquirido su nombre artístico de Tab, y fue reclamado para algunas otras peliculillas sin importancia en las que lucir su atractivo, generalmente desnudo de cintura para arriba para alegría de chucas púberes y de Terenci Moix. Tras su mayor éxito con "Más allá de las lágrimas" (1955) Tab fue arrestado por conducta desordenada convirtiéndose en uno más de los jóvenes actores rebeldes de Hollywood amantes del rock and roll. No se pudo ocultar su encarcelamiento temporal ya que su manager ya había agotado los favores de este tipo por parte de la prensa rosa ya que se estaba silenciando la verdadera orientación sexual de otro de su representados, Rock Hudson (también pagó el pato otro de ellos, Rory Calhoun, que hubo de hacer público su largo historial delictivo). Pero al contrario de lo que se pensó ello le hizo aun más popular entre los adolescentes y Tab Hunter no solo consiguió buenos contratos para cine y televisión sino que se pasó a la música con éxito haciendo un rock and roll típico para jovencitas, convirtiéndose inmediatamente en un teen idol, como no podía ser de otra forma y triunfando con el tema high school "Young love" (1957), que llegó al número uno de las listas estadounidenses manteniéndose seis semanas en ese puesto, record hasta la fecha. Hasta tal punto se apoyó su carrera artística desde los más altos niveles (buscando un rival para Elvis, aunque en versión más babosa) que se creo exclusivamente para él la división discográfica de la productora de cine Warner Brothers. Pero las expectativas no se cunplieron pues, si exceptuamos su tema "Ninety nine ways", el éxito no volvió a sonreirle a nivel masivo. Volvió a centrarse en el cine, destacando el musical "Malditos yanquis" (1958) y el sensacional western "Llegaron a Cordura" (1959). La cima de su fama llegaría con su programa de televisión "The Tab Hunter show" (1960), pero los problemas empezaron en seguida cuando un vecino pestoso, resentido porque Tab siempre rechazaba sus invitaciones a cenar, le denunció diciendo que su perro le había mordido. Por supuesto Tab fue absuelto pero pasó once horribles días en prisión que le marcaron profundamente. Esto le impulso a dejar la serie tras solo una temporada y pasarse ahora a las comedias playeras repletas de música surf como "Operación bikini" (1963) o "Ride the wild surf" (1964), nuevas oportunidades de lucir su físico y su voz. Pasada la época surfera su estrella empezó a decaer por lo que aceptó la oferta de irse a Europa a rodar speguetti-westerns de baja calidad a finales de los años 60. Agotado también este filón volvió a Estados Unidos para trabajar en las míticas series televisivas de los años 70, aunque aun consiguió un papel en una buena película, "El juez de la horca" (1972). En el revivalismo de los años 80 es requerido como uno de los actores-cantantes pioneros del rock and roll para films en cierta medida reivindicadores del género y la época, como "Polyester" (1981) y la horrible "Grease 2" (1982), donde canta una canción. Luego continuó actuando con más pena que gloria hasta su retiro a finales de esa década. En 2007 publicó una suculenta y bien escrita autobiografía donde se confirmaba lo que todos sospechábamos, que era homosexual y que sus supuestos romances con actrices como Natalie Wood no eran sino apaños publicitarios. Uno de sus novios fue Anthony Perkins. "Young love".