sábado, 11 de diciembre de 2010

The Castaleers (Providence, 1955 - 1960)

A principios de los años 50 algunas ciudades de la costa este de Estados Unidos crearon centros sociales juveniles con el fin de alejar a los adolescentes de la delincuencia que ya empezaba a asolar sus calles. Había deportes, bibliotecas y salas de baile y canto, todo ellos levantado con fondos privados claro, ya sabemos que allí el estado se ocupa poco. En uno de estos lugares, en el estado de Rhode Island, se conocieron un grupo de chicos de los institutos vecinos, y eligieron como actividad principal el ponerse a cantar juntos rhythm & blues, haciéndose llamar The Parakeets. Pronto prefirieron cantar bajo los puentes o en las esquinas donde hubiera mejor eco, derivaron hacía el doo-wop que a duras penas podían escuchar en las limitadas emisoras locales, y, tras un cambio en la formación, decidieron rebautizarse como The Castaleers, que aunque os suene a Los Castañuelas (que tampoco estaría mal), es una derivación mal escrita de Los Castellanos. Para ayudarles a salir adelante en el mundo de la música pensaron inmediatamente en quién para ellos eran las personas que más sabían del negocio, los hermanos Muffs, propietarios de la tienda de discos del barrio. Por suerte para ellos no se equivocaron mucho pues los Muffs, además de aceptar ser sus managers, sabían tocar el piano y componer. Alquilaron un estudio en Boston y grabaron una maqueta de cuatro canciones que les colocaron a los del modesto sello Felsted, los cuales les editaron en seguida el single "Come back" (1957). No tuvo mucha repercusión y los chicos no pudieron dejar sus recién estrenados trabajos convencionales en pos de la música. De hecho, aunque les ofrecieron unirse a una gira por Canadá, no aceptaron porque cobrarían menos que en sus empleos. Tuvieron que conformarse con actuaciones de fin de semana en su estado, aunque lograron una actuación en la televisión local y telonear a Neil Sedaka. Sus dos siguientes singles en los dos años siguientes, aunque bastante mejores y más rockeros, tampoco tuvieron repercusión a nivel estatal y otro de sus miembros, Ron Henrries se desgajó del grupo para irse a la efímera banda Dipsy & the Doodles (Henrries terminaría como concejal de la ciudad). El sustituto era Joe Hill, un miembro de sus amigos y vecinos Los 5 Dukes, pero ahora los Castaleers sonaban muy diferente pues ya tres de sus cinco miembros tenían voz de barítono, incluido Hill, elegido nuevo solista. Mientras tanto los Muffs habían creado su propia discográfica, Planet, marca que debutó con el single de sus protegidos "That´s why I cry" (1960), que en la reedición subsiguiente apareció acreditado como de Joe Hill & the Castaleers. La pobre distribución hizo que, aunque bueno, el disco fracasara estrepitosamente y el grupo de disolviera, retirándose todos sus integrantes del mundo de la música. Siguieron con sus trabajos de fotógrafo, oficinista (Hill), artista o encuestador hasta que se jubilaron y todavía siguen todos con vida excepto su solista original, Richard Jones, que murió a temprana edad en los años 70. Sobrevivió al menos a Planet Records, que solo duró hasta 1964.
Músicos: Richard Jones y Joe Hill (solista y barítono), Ron Henrries (tenor), George T. Smith Jr. y Buonaventura "Benny" Barros (barítono) y Dell Padgett (voz bajo).

"You´re my dream" (1959).