miércoles, 13 de enero de 2010

Bobby Marchan (Youngstown, 1930 - Nueva Orleans, 1999)

Si creíais que Little Richar o Esquerita eran lo más afeminado de los comienzos del rock & roll es porque no conocíais a este pájaro. Su verdadero nombre era Oscar James Gibson y nació en Ohio. Ya desde pequeño se sintió fascinado por los espectáculos humorísticos que se ofrecían en fiestas de la comunidad negra en los que aparecían hombres vestidos de mujer cantando y haciendo chistes obscenos. Así que, falto de cualquier tipo de vergüenza, empezó a travestirse ya en su adolescencia para cantar en algunos clubs de su localidad, generalmente picaruelas canciones de rhythm & blues. Pronto organizó su propio espéctaculo travestidos, el Powder Box Revue, que era lo bastante bueno para que les contrataran nada menos que en Nueva Orleans en 1953, en aquel entonces cuna emergente de nuevos y refrescantes sonidos. Enamorado de la ciudad Bobby Marchan, como ya se hacia llamar, no solo mejoró su show haciéndolo más serio y respetable sino que dió a su estilo musical un ritmo más alegre que dreivaría lentamente hacia un incipiente rock & roll. Descubierto en el club Tijuana por el presidente de discos Aladdin, Eddie Meisner, su single de debut, "Have mercy" (1954) todavía está enmarcado dentro del sonido New Orleans con resabios de rhythm & blues. Poco después el jefe del sello Ace, Johnny Vincent, le fichó después de ver su espectáculo pensando que era una mujer (evidentemente necesitaba gafas) y, no sabemos si le sacó de su error o no, pero el caso es que su single con él, acreditado como Bobby Fields (en inglés los diminutivos estilo Bobby son ambigüos genericamente y bien podrían pertenecer a una mujer), "Give a helping hand" (1955) era un estimulante tema que estaba cerca de la linea de algunos de los rocks más suaves de gente como Little Richard o Fats Domino. Al año siguiente arrasó en Lousiana con su híbrido rockero "Chickee wah wah" y, decidido a conquistar el mercado nacional, se unió a la banda de Huey "Piano" Smith, The Clowns (Los Payasos) triunfando con ellos en sus más famosos temas d erock & roll ("Rockin pneumonia and the boogie-woogie flu", por ejemplo) y actuando la mayoria de las veces vestido de mujer amparado en el tono humorístico del conjunto. Dejó los Clowns en 1959 y retomó su carrera en solitario, triunfando con sensacionales temas como "Snoopin´& accusin´" y, sobre todo, "There is something in your mind" (1960), una balada que llegó al número uno de las listas de rhytm & blues y que, de alguna manera, anticipaba la llegada del soul. A este estilo derivó de forma natural Marchan durante los primeros años 60 aunque la verdad es que no tuvo demasiado éxito en este campo. ¿Quizá influyó el que todavía a estas alturas no dudase en vestirse de mujer en medio de una actuación? Puede ser que eso le perjudicase en un género tan poco dado a ambigüedades sexuales como es el soul pero si le convirtió en precedente, padre e influencia del otro nuevo estilo que estaba por llegar: el glam. Fuera de su reconocido caracter pionero en el campo de la transexualidad musical Marchan languideció sin éxito durante los años 70 y 80 y se dedicó a actuar en falda en clubs, a hacer música disco (convirtiéndose en un icono gay en Nueva Orleans) y después a crear una compañía que promovía el hip-hop. Pobre, para colmo poco después le diagnosticaron un cáncer que se lo llevó al cielo de los travestis cuando contaba 69 años.
Músicos: Bobby Marchan (voz) y Los Tick Tocks.

"Chickee wah wah"