viernes, 4 de diciembre de 2009

The Penguins (Los Ángeles, 1953 - 1963)

Curtis Williams, ex-miembro de los Hollywood Flames, y su amigo Claveland Duncan reclutaron cada uno un amigo, Dexter Tisby y Bruce Tate, para formar otro gupo de doo-wop. Se bautizaron como The Penguins porque fumaban cigarrillos marca Kool, cuyo símbolo en la cajetilla era un pingüino en aquel entonces. Participando en cualquier concurso que se convocase llamaron la atención de Dootsie Williams, propietario del modesto sello Dootone, al que impresionó que unos chavales tan jóvenes se compusieran sus propias canciones. Les editó "No there ain´t no news today" (1954), que curiosamente llevaba en la cara B un tema del propio Dootsie y su orquesta, quizá sus intenciones ocultas era auto-promocionarse. Era un buen tema pero fue su segundo single el que les inmortalizaría, no por la cara A "Hey señorita" sino por la B, "Earth angel", una canción que ya le rondaba por la cabeza a Curtis de su época en los Flames que se convirtió en un éxito nacional, primer puesto en las listas de rhythm & blues y octavo en las generales (la versión que inmediatamente hicieron Los Crew Cuts llegó al tercero) y les permitió salir de gira con los más grandes del du-duá de la época. Pero, como tantas veces hemos visto en la historia del rock, en el mejor momento del grupo surgió el escándalo. Tate robó un coche (no se sabe muy bien porqué, pues ellos tenían uno similar) y atropelló a una transeunte, matándola, aunque pudo seguir con el grupo mientras estaba a la espera de juicio. Al resto de los chicos los fichó Buck Ram, de discos Mercury, justo a tiempo pues Dootsie estaba planeando hacerles los artífices de un nuevo ridículo baile que imitaba los torpes movimientos del pingüino (no sabemos si con los pantalones bajados). De todas formas allí no les iría mejor, Ram se centró en sus nuevos pupilos, Los Platters, desentendiéndose casi completamente de ellos aunque les consiguió un actuación en televisión y una gira con el show de Alan Freed. Precisamente durante esta gira Tate se derrumbó completamente y dijo que no podía continuar, completamente carcomido por los remordimientos. Tras ser sustituido por uno de Los Meadowlarks los problemas se agudizaron al reclamar Dootsie daños y perjuicios a Mercury por robarles a los Penguins y al reclamar Jesse Belvin ser el autor de "Earth angel" pues se parecía a su "Dream girl" y además había ayudado en los arreglos. La resolución judicial declaró a Belvin y a Dootsie co-autores de la canción, con la monumental perdida de royalties que ello representaba para Curtis y Mercury. Tras muchas giras, singles sin éxito y regrabaciones del tema que les hizo famosos, los chicos firmaron por Atlantic donde no les fue del todo mal con su aburrido "Pledge of love" (1957) pero de nuevo surgieron los problemas con la ley al ser encerrado Curtis por denegación de auxilio, el cual cuando salió volvió a los Hollywood Flames. Duncan decidió entonces formar un éfimero grupo paralelo, Cleve Duncan & the Radiants (1959) y ya, con el conjunto original muy dañado y obsoleto, hicieron intentos desesperados por volver a los primeros puestos durante los años 60, como apuntarse a la moda del twist o incluir a chicas (provenientes de Las Radiants), pero todo fue en vano y se disolvieron. A finales de esa década Duncan volvió a la carga con Cleve Duncan & the Fabulous Pinguins, con algún ex-miembro de Los Delcos, sucedaneo musical con los que aún recorre los festivales nostálgicos estadounidenses. Músicos: Claveland Duncan (solista), Curtis Williams (voz bajo, barítono y piano), Dexter Tisby, Teddy Harper y Walter Saulsberry (tenor), Bruce Tate (barítono), Randy Jones y Ray Brewster (voz bajo), Vera Walker (soprano), The King Sisters (coros) y Dootsie Williams (violín y trompeta) & his Orchestra.


"Earth angel".