miércoles, 30 de septiembre de 2009

Johnny Otis (Vallejo, 1921 -Los Angeles, 2012)

De ascendencia griega de buena familia (su hermano llegaría a ser embajador), su verdadero apellido es Veliotes, John aprendió desde muy niño a tocar el xilofón y, más adelante, el piano y la batería. Con este curriculúm no es de extrañar que fuese fichado por los West Oakland House Rockers con tan solo 18 años, y despues fuese pasando por las mejores bandas del territorio (incluyendo la de Count Bassie) llegando a tocar hasta en los casinos de Las Vegas. Así es como acabó en la big band de Lloyd Hunter, Los Serenaders, para cubrir una vacante de batería a finales de los años 30 y como tocó para los Ink Spots. El swing y el boogie-woogie eran los estilos de moda y Johnny destacó como uno de sus mejores baquetas, ganándose tal reputación que para 1945 ya había fundado su propia orquesta, la Otis Love Band, la cual también hacía música de jazz y rhythm & blues llegando a contar como cantante con Wynonie Harris y con la que grabó el single "Harlem serenade" (1946). Pero en esos años nada era suficiente para destacar pues sensacionales big bands aparecían aqui y allá por lo que Otis, que ya adquirió su nombre de guerra, fundó un club en Los Ángeles, el en seguida famoso Barrelhouse. Redujo el tamaño de su orquesta, introdujo coros (los que luego serían Los Coasters) y jovenes promesas como cantantes en pareja, como fue el afortunado caso de Mel Walker y Little Esther, empezando su legendaria intuición para cazar nuevos talentos, cogiéndolos muchas veces de los concursos de aficionados que organizaba en el Barrelhouse. Ahora el éxito le llegó a espuertas gracias a su mezcla de swing y rhythm & blues que le convertía en un pionero del proto-rock and roll, "Mistrustin´ blues" y "Cupid boogie" (1950), duetos de Walker y Little Esther, llegaron al número uno de las listas r&b estadounidenses, "Rockin´ blues" (1951) al número dos y "Call operator 210" (1952) al cuatro, cantadas por Walker. Pero cuando detuvieron a este por tráfico de narcóticos y fue puesto entre rejas (murió joven al poco de salir de prisión) los éxitos con Little Esther en solitario fueron menores y Otis debía buscar un sustituto que le hiciera las réplicas a la pequeña Esther. El elegido fue el joven Junior Ryder y lo hicieron bien en "Sad story" (1953) pero al fin y al cabo no era más que un segundón en la banda (por entonces Otis ya había descubierto e incorporado a Big Mama Thornton, a quién produjo el legendario single "Hound dog" en 1952) y además era muy joven para soportar las infernales giras por todo el país, así que dejó el grupo para formar el dúo de doo-wop Sugar & Spice y, poco más tarde lo haría Esther, la cual se convertiría en una adicta a la heroina que la llevaría a la tumba siendo aun joven. El nuevo descubrimiento de Otis sería Etta James, la cantante de un grupo de du-duá aficionado llamado Las Peaches, a la que en seguida incorporó a su banda y le grabó su composición "The wallflower" (1955), un nuevo número uno para el ya famoso y rico director, músico, cazatalentos, manager, pincha-discos, compositor y productor Johnny Otis. El acercamiento, poco a poco al incipiente rock and roll era ya evidente, sobre todo teniendo en cuenta que también había cazado a un joven y salvaje pianista llamado Little Richard que parecía querer llevar en volandas a toda la Big Band. Por desgracia tenía un caracter muy fuerte y quería llevar a sus chicos con una disciplina casi militar, algo insoportable para unos jovenes inquietos, y uno por uno se le iban yendo, como ocurrió con Etta y con Richard que comenzaron unas gloriosas carreras en solitario. No importaba, los de discos King se dieron cuenta que necesitaban un cazatalentos como él y le ficharon por una cantidad astronómica para ese cargo en esa época. Pero no se equivocaron, en pocos meses incorporó a la nómina de King nada menos que a Jackie Wilson y Hank Ballard. Pero no dejó la banda, aunque ahora debía ser él el cantante, y con su tema "Willie and the hand jive" (1958) llegó al número uno de las listas generales en Estados Unidos y obtuvo su propio programa de televisión. Habría sido el principio de otra gran estrella del rock and roll pero, por desgracia se metió en una fracasada carrera política y despues pasó una crisis religiosa que le convirtió en pastor y le tuvo en el limbo durante casi toda la década de los 60. Saliendo de esas convicciones por las bravas editó, bajo el pseudónimo de Snatch & the Poontags, un álbum medio psicodélico con letras casi pornográficas en 1969, por lo que, algo anacrónico él, participó en el festival de Monterrey de 1970 acompañado a las voces por una bastante colocada y acabada Little Esther, en uno de sus últimos estertores. Con el cerebro hecho un lio volvió a la política y a sus negocios millonarios (fundó un sello discográfico), grabando solo un disco en esta época, el un poco pasado "The new Johnny Otis Show"" (1981), hasta que en los años 90 se compró una granja en California, estado donde montó una cafetería, un programa de radio, un estudio de dibujo (si, también diseña el tio) y una nueva iglesia en la que solía cantar en el coro gospel con sus hijos. Dejó el programa de radio en 2006 y no mucho después falleció muy anciano como consecuencia de sus múltiples achaques. Solo tres días después le seguía al otro mundo su antigua pupila Etta James.
Músicos: Johnny Otis (voz, piano, vibráfono y batería), Charles Brown y Little Richard (piano), Wynonie Harris, Little Esther Phillips, Mel Walker, Junior Ryder, Big Mama Thornton y Etta James (voz), Bardu Alí (guitarra), Big Jay McNeely (saxo) y The Robins (coros)

"Willie & the hand jive"

No hay comentarios: