domingo, 15 de febrero de 2009

"Oh my soul!" (Charles White, 1984)

Charles White, conocido en el mundillo literario como Dr. Rock pues ya había escrito la biografía de Jerry Lee Lewis y otros rockeros, consiguió convencer a Little Richard para que le autorizara a escribir la historia de su vida. White habló con familiares, colegas y amigos del Melocotón de Georgia y llegó a trabar verdadera amistad con el cantante, sacándole información inconfesable y llegando a bailar como artista invitado durante una de sus actuaciones. Sin embargo, todos esos años de investigación no están reflejados en un trabajo literario como tal. White se limita a hilar y a comentar las declaraciones de Richard y sus allegados que, como tales y casi de forma literal, aparecen en el libro. La obra, cuyo título hace referencia a una de las más canciones de Ricardito, se centra no solo en su carrera musical sino que hace mucho hincapie en su escabrosa vida sexual, dando detalles bastante pornográficos creo que con el fin de atraer a la prensa sensacionalista y algo de publicidad extra. De todos modos Richard es bastante respetuoso y se niega a dar nombres de personas implicadas en sus orgias que aun esten vivas (sin embargo cuenta una anécdota junto a Buddy Holly bastante asquerosa). Tambien se centra mucho en su faceta religiosa llegando a dedicar un capítulo entero a transcribir uno de sus sermones contra la homosexualidad y el rock. Aun así es un libro jugoso y pringoso que nos abre las puertas de los intríngulis del mundo del rock and roll durante las últimas 6 décadas y que se lee con la misma facilidad y simpatía que asco.

Little Richard, en una de sus etapas más enloquecidas, habla de sus problemas con su pupilo Jimmy Hendrix.