lunes, 16 de febrero de 2009

Esquerita (Greenville, 1935 - Nueva York, 1986)

Nacido en el estadounidense estado de carolina del Sur, su verdadero nombre era Steven Quincy Reeder Junior, luego abreviado a Eskew Reeder y finalmente reducido al equivalente fonético en inglés de Esquerita. En el instituto, siendo un adolescente, se dió cuenta cueles serían las dos pasiones de su vida: la música y los hombres. En cuanto a su homosexualidad había estado latente bajo una apariencia de excentricidad y de ganas de llamar la atención. En cuanto a su talento musical lo encontró cuando empezó a tocar el organo en la iglesia y, de forma autodidacta, se convirtió pronto en un instrumentista de primera y en un cantante de segunda formando el grupo de gospel los Heavenly Echoes. Pronto, dada sus dotes para el espéctaculo y su tendencia al salvajismo en todas sus formas, el gospel se le quedó pequeño y poco a poco se fue acercando al rock and roll, tocando el piano de una forma tan brutal como nunca se había visto hasta entonces. A la vez su imagen se tornó cada vez más hiperbólica, siendo una especie de rocker del espacio, con ropas chillonas, gafas futuristas y un tupé que llegaba al cielo. De esta forma llamó la atención de otro joven gay negro que por esos tiempos intentaba abrirse camino en el mundo del rock and roll, se llamaba Little Richard. Esquerita enseñó a Richard a tocar el piano a ritmo de rock, a hacer diversas cucasmonas con los instrumentos (si, me refiero al piano y a sus penes) y a pegar esos grititos tan característicos al final de cada estrofa. También Richard copió la estética de su maestro, gustando desde entonces de los tupés grandes y los trajes llamativos (bueno, llamativos es poco). El caso es que al final Richard triunfó mientras que Esquerita ni siquiera conseguía grabar ninguna de sus canciones. No fue hasta 1958 que el ex-Blue Cap (el grupo de Gene Vincent) Paul Peek lo llevó a los estudios de grabación de National como pianista de acompañamiento y, juntos, compusieron "The Rock-around". Peek le recomendó a Capitol Records que le grabaron algunos singles que son algunos de los más desenfrenados del rockabilly de los años 50. En 1959 le editaron un album con algunos músicos de acompañamiento tales como un principiante Jimmy Hendrix o los Jordanaries, los coros de Elvis y que llevaba grandes canciones como "Rockin´ the joint" o "Hey Miss Lucy". A principios de los años 60 el rock and roll más clásico estaba de capa caida y Esquerita se sumió en una etapa oscura, refugiandose más en los enculamientos que en otra cosa. En 1968, para intentar volver al mundo musical, se cambió el nombre a El Magnífico Malochi, llegando a firmar por discos Brunswick, pero su tiempo había pasado y fracasó. Durante los años 70 se perdió en los clubs gays para negros y en infectos tugurios de Nueva York, actuando bajo el nombre de Fabulash, en shows patéticos mezcla de travestismo, rock and roll y recuerdos de momentos mejores al modo de las folkloricas acabadas. Cuando el SIDA apareció con fuerza a principios de los años 80 todos aquellos clubs, diezmada y asustada su clientela, hubieron de cerrar y Esquerita tuvo que dedicarse a gorrilla de aparcamiento o a limpiaparabrisas en los semáforos, eso si, llevaba el mismo aspecto deslumbrante que en su juventud. Corroido por el SIDA, murió olvidado de todos en un asqueroso callejón de Harlem uno de los más influyentes artistas dle rock and roll.
Músicos: Esquerita (voz, piano y organo), Lynn August (batería), Jimmy Hendrix (guitarra) y Los Jordanaries (coros).


"Rockin the joint"

No hay comentarios: