martes, 3 de febrero de 2009

Chan Romero (Billings, 1941)

Era de padre medio español y medio apache y de madre medio irlandesa y medio cherokee, uniendoles a ambos la miseria en la que vivían por lo que emigraron a Montana para trabajar como jornaleros en el campo. Allí nació Robert Lee (nombre que le pusieron en honor del general sudista), al que su abuelo español llamaba Chano porque siempre iba desnudo y descalzo (en Méjico se usaba mucho para designar a este tipo de pilluelos de la calle, al igual que Chavo), apodo con el que se quedó algo acortado. Trabajando también de aparcero la vida de Chan cambió para siempre cuando escuchó a un debutante Elvis en la radio en 1955. Empezó a componer canciones de rock and roll acompañado por su vieja guitarra española y, decidido a comerse el mundo, se marchó a Los Angeles donde tenía un tio. Este, en 1958, le presentó al representante discográfico Sonny Bono (luego conocido por sus duos con Cher) cuando escuchó la canción de rockabilly que había compuesto su sobrino: "Hippy hippy shake". Pero Bono quedó más impresionado con otro tema, "My little Ruby", y le dijo que si lo pulía lo suficiente se lo grabaría. Chan volvió a Montana a terminar sus estudios y a formar una banda de rock and roll con la que poder mejorar su técnica y su puesta en escena. Allí pudo oir por radio a una nueva estrella con un sonido de rock and roll mestizo muy parecido al suyo, era Ritchie Valens. Valens se le había adelantado pero moría poco despues en accidente avión y su plaza como lider del exótico rock and roll hispano quedaba vacante. Así pues Bob Keane (manager de Valens) y Del-Fi Records (el sello de Valens) se hicieron con sus servicios para sustituir al malogrado genio. Cuando se lo llevaron a Los Angeles le presentaron a la madre de Valens que, en un increible giro del destino, le adoptó como si fuera realmente el sustituto de su hijo muerto también en la vida privada. Romero dormía incluso en la cama del fallecido y al poco empezó de verdad a sentirse parte de la familia Valenzuela (recordemos, verdadero apellido de Ritchie). En seguida se le editó su composición "The hippy hippy shake", en 1959, que se vendió bien pero que dejó claro que no era Valens. El caso es que, además, pareció que la vena compositiva de Romero se secó ahí y quedó practicamente olvidado hasta que, en 1964, Los Swingin´ Blue Jeans versionearon el "Hippy hippy shake" con éxito mundial. Reconocido como el verdadero autor de la canción llevó a cabo una gira mundial teloneando a los entonces números uno Beach Boys o como miembro de Los Crickets. Tras un nuevo y larguísimo semi-retiro volvió a los escenarios en los años 90, azuzado por todos los fans del rockabilly, sobre todo europeos. Ahora, en el siglo XXI, se ha atrevido a componer de nuevo y a editar nuevos discos con aquel característico rock and roll chicano tan fresco y divertido.
Música: Chan Romero (voz y guitarra), Andy Tesso (guitarra), John Pérez (batería), Willie Mondragón ( bajo) y Louie Durazo (piano).

No hay comentarios: